Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 5 de febrero de 2008

De Rusia con amor

Como testimonio dejo esta foto, bastante mala, pero no tengo otra: ya nos comimos el dulce.
:P

Los habitantes del cono sur de América hemos pensado --y algunos hasta se han disputado-- tener el honor de ser los inventores, o al menos popularizadores, del dulce de leche, como Argentina y Uruguay ( en orden alfabético). En Chile le llamamos simplemente "manjar". Me parece que no es tan así, pues acá, en el sur de Alemania, hemos debido recurrir a un supermercadito ruso (!) llamado Kalinka, en que había tarros de leche condensada azucarada, como ingrediente para hacer el postre suspiro limeno, con receta de Nestlé, obviamente, pues la receta original peruana es para masoquistas. También compramos manjar hecho, como en casa, algo quemadito, rico!!!! mmmmhhh* (relamidos)

En nuestros países prácticamente no hay nada en repostería que no lleve este ingrediente en alguna de sus formas y si viajas a visitar a cualquiera de nosotros en cualquier punto del mundo, si te caben dentro de tus veinte kilos unos tarros de esta delicia, pues llévalos. Quedarás como rey.




16 comentarios:

j.a.varela dijo...

Hummm! Creo que como el Conaprole no hay.

Pinchen acá:
http://siuvers.blogspot.com/search?q=conaprole

De todas maneras igual se puede comer el de la Serenísima.

j.a.varela

El Peruano Dorado dijo...

Te invitamos a conocernos. Somos un par de tipos dedicados a defender la vida y obra de un escritor peruano fracasado. Estamos en http://ferrantekramer.blogspot.com/. Date una vuelta, y quizás te rías un rato con sus patéticas historias.

Patricio

anamorgana dijo...

Rico, rico, un manjar que ya no puedo comer.Una pena.Saludos
anamorgana

ojo humano dijo...

El manjar es como la palabra, un deleite a nuestros sentidos. Pero que engorda...uy, sí y este verano queremos lucir en la playa (todavía estoy pegada en Santiago) aunque sea un pareo asiático. Así es que hoy... paso.

Un beso

José Lucho dijo...

Muchas gracias por tu comentario en Vía Chocolatada, la verdad es que nunca pensé que alguién leería mi historia (como hace tanto que no escribo)

Bueno, la idea de esa publicación y de las muchas que escribiré es solo para crear conciencia, es un estimulo para pensar en lo que somos, para descubrir que la vida está hecha para ideales grandes.

Que no nos conformemos con lo que pasa, que no nos acostumbremos a la injusticia y la falta de humanidad, que sepamos quienes somos para así construir concientemente nuestro futuro.

Con respecto a tu entrada, jeje, el manjar es uno de mis dulces favoritos, el pan con majar me mata, pero los que se venden ahora e los supermercados no son tan buenos como los de antaño, se extrañan.

En fin, que estés bien, y muchas gracias por escribir!

José



http://viachocolatada.blogspot.com

Marta Salazar dijo...

Monoko antes costaba menos de la mitad del precio de la leche condensada azucarada alemana...

hasta que los Kalinkas se percataron de ello y la subieron al mismo precio que "La Lecherita",

estos rusos, son más buenos para hacer negocios!

cuidado con las explosiones! A mí me explotó una vez, tuve que pintar (yo sola -era feriado- la cocina y en tiempo record)!

Saludos y cuídense! del frío y del viento!

Waipu Carolina dijo...

Hola,
Paso a saludarte desde tarragona y espero seguir en contacto.
Estás fuera de tu tierra?
Yo soy venezolana y ya ves...vivo en Cataluña.
Un beso

Alemamá dijo...

Así es que Kalinka era más que el local de acá, es una cadena.

Miraba a las dependientas con admiración por haber logrado hacer algo así, tan de nicho, con tanto en contra, como la de annos que estuvieron bajo el yugo comunista.

Por lo visto las leyes del mercado no se olvidan ni bajo los regímenes más terribles. Por algo son LEYES, digo yo: aunque patalees, ahí están, porfiaditas, como la ley de Dios, inamovibles.

Saludos, Marta

Peque dijo...

No recibiste mi otro comentario?..
Peque.
Lo que te comentaba era lo rico del manjar y que acá hemos encontrado dulce de leche, así que ellos ya no encargan más manjar cuando alguien viene...
Un abrazo

Irantzu dijo...

A mí me parece irrisorio que los alemanes no exporten manjar alegando que "es ist zu süss", o sea, que es muy dulce... ¡¡¡si son los reyes de las cosas ricas dulces!!!
Harían maravillas con el manjar... algún día lo harán! :)

hna josefina dijo...

¡Perdón!
Yo el manjar lo conozco sólo de nombre, y seguro me pierdo mucho, pero no me digan que es igual el dulce que se hace con la leche condensada y el dulce de leche.
¡De ninguna manera!
Es como decir que esos caramelos de leche que hay en Europa son de dulce de leche...
Serán muy ricos, y acepto que parecidos, pero no es lo mismo.
No tengo nada que quejarme del dulce de leche -este sí- Conaprole.

Onlymary dijo...

Genial el post...jajaa

Por cierto,,ya estamos en el 2009??
(O es que veo mal la fecha de
la entrada?)

Un abrazo,Alemamá


Maryluz

Alemamá dijo...

Hermana Jo, la verdad es que no es igual a lo que Uds llaman dulce de leche; tampoco a lo que mi madre hace y que llama manjar blanco, pues no se dora casi nada, pero tiene su monumento propio por los múltiples usos que le damos. Es como el Nescafé: no es café ortodoxo, pero es como una nueva especie de aditivo estimulante para el desayuno y otros gratos momentos.

Un dulce saludo.
****
Irantzu: mi yerno no lo soporta mucho, así es que puedes comprender que nos "morimos de tristeza"....( sonrisas hipócritas por detrás, jeje) tampoco una alemana que estuvo de intercambio en Chile por un anno en mi casa. No comprendía nuestro mediterráneo gusto por algo tan empalagoso, pero algún día, con tantos intercambios culturales, cómo sabes si encontramos en cada Aldi o Lidl varias marcas de la delicia.
***
Maryluz: NO!!! es que cuando dejo algo en borrador o pannales, le pongo un anno adelantado para que me queden a la vista, pero a veces (muy seguido) se me olvida cambiarlo de "regreso al pasado, nena" ya lo arreglo...

Umma1 dijo...

Qué rico el dulce de leche, por Dios.

Qué manjar.

Recomiendo, si se consigue en Chile el: Chimbote...

mmmmm...
Lástima que engorde tanto,.. buahhh

Lluvia dijo...

¿cómo me vas a molestar? Todo lo contrario, un tremendo honor recibir comentarios tuyos!!!! y de ese calibre, gracias de corazón por tus palabras.
Ahora te dejo mil sonrisas azucaradas desde el Mediterráneo.
ANA

pon dijo...

Ahh qué raro que en Alemania no se encuentra facilmente dulce de leche, aquí en Madrid ya está en casi todos los supermercados y ultramarinos. Un amiga mía lo hacía calentando al baño maría una lata de leche condensada, pero una argentino amigo de años más tarde lo hacía con vainilla y algo más, secreto de familia. A mi me encanta el dulce de leche: untado en pan, en tostada, en galeta, a cucharadas......y por supuesto en alfajores!!!!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas