Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 24 de junio de 2009

En todas partes los políticos son parecidos

Que la clase política está desprestigiada donde quieras que vayas o de donde leas es un hecho. Que no lo lamentamos lo suficiente, es otro hecho, pues no les exigimos probidad, y así vamos teniendo los políticos que nos merecemos, por buscar nosotros nuestro propio provecho y acomodo al elegirlos a ellos, que andan buscando el suyo en proporción importante .

Yo lo siento en el fondo del alma porque si hay una actividad en que se puede hacer el bien y engrandecer el mundo es la política, pero uno constata todos los días que los que la ejercen no son precisamente los que la honran.

Sé perfectamente que hay muchos que abnegadamente laboran por el bien común, pero hoy quiero copiar acá unos versos que me mandaron sobre el tema. y no hablan de esas excepciones. Reconozco que los publicaré también por un asunto de enojo con los candidatos que supuestamente estarían representando mis valores cristianos el la futura presidencia del país y que al primer viento desfavorable con tufillo a encuesta prestigiosa lo primero que hacen es claudicar de sus creencias, que en otras brisas diferentes han prometido cautelar.

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta.

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche.

Hijo mío, por favor,
que España* entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso.
Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.
Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.
En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.
Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.
Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.
Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía el dolor de cabeza
que produce el Parlamento! .....

* España o Chile, da igual...

Post scriptum:
Puse como comentario a mi entrada por qué digo lo que dije, para no recargar el post; como pienso que no está de más aclararlo, dejaré dicha acotación acá, como una colita:

"Me refiero a los "presidenciables" Frei y Piñera, ambos declarados católicos, pero a la hora de los "quiubo" se alinean contra lo que han prometido defender en otros momentos, como la institución familiar y la vida del nonato, y no es cosa de dogma, es cosa de nuestra Constitución y respeto a las instituciones del Estado que han actuado en derecho al protegerlas a ambas con sus fallos. Como leí por ahí, uno termina votando obligado por el menos malo. Estoy muy desencantada."



7 comentarios:

AleMamá dijo...

Me refiero a los "presidenciables" Frei y Piñera, ambos declarados católicos, pero a la hora de los "quiubo" se alinean contra lo que han prometido defender en otros momentos, como la institución familiar y la vida del nonato, y no es cosa de dogma, es cosa de nuestra Constitución y respeto a las instituciones del Estado que han actuado en derecho al protegerlas a ambas con sus fallos. Como leí por ahí, uno termina votando obligado por el menos malo. Estoy muy desencantada.

misideascotidianas dijo...

Ja,ja, Alemamá. Siento tu enojo, pero ya ves que en el fondo, todos somos iguales.
Besos a Chile.

Luisa

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

Buenísima la poesía. ¿Es tuya? Me hizo reir y pensar, al mismo tiempo.

Me gustaría que aclararas qué es, exactamente, lo que te indignó. ¿Es posible que fuera el debate sobre la píldora del día después, como denunciaba el blog de un chico chileno, el otro día? ¿O es un problema más general?

Ojalá, si vais a tener elecciones, escribas de vez en cuando sobre ello. Es un tema que me interesa mucho, ya lo sabes.

Natalio Ruiz dijo...

Agregue Argentina también. Es más, como charlábamos con Fernando, debe agradecer que todavía sus políticos son bastante más serios que los nuestros.

Y Fernando, la poesía es Española y muy vieja.... Como para que vea que allí también tienen sus problemas desde hace tiempo :-)

Respetos.

Natalio

silvi dijo...

Hola Ale,muy buen día.!
Tienes toda la razón,si hay una actividad en la que se puede hacer el bien es la política.
Pero la mayoría sólo la ejerce para tener poder y enriquecerse.
Aquí ,como sabrás,el domingo hay elecciones para diputados y senadores.Conclusión:ideas claras,propuestas contundentes pocas .Promesas muchas(como siempre),agresiones y violencia entre los candidatos ,moneda corriente.
Cuando vuelvan a respetarse los valores,la política será lo que tiene que ser.
Votar es obligatorio,trataré de votar al más sano.
Querida Ale confiemos que Dios los ilumine para que hagan el bien (por lo menos lo intenten).

Cariños y mi mejor sonrisa.

Gabriela dijo...

Pues parece que el mal es generalizado, sobre todo en un momento en que está de moda la pandemia.
Lo de votar por el menos malo ya se ha hecho costumbre por acá en el Perú. Y lo peor es que cada vez, el menos malo es más malo que el anterior.
Saludos.

AleMamá dijo...

Fernando: Natalio tiene razón....claro que el que me lo ha mandado se ha pasado de rosca, pues me pone que ¡es de fray Junípero Sierra!, misionero franciscano evangelizador y fundador de California.... no, en la época del santo fraile en España había Reyes y Cortes; no congresos ni parlamentarios, pero igual, creo que es muy conocida.

Saludos a ambos.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas