Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 25 de junio de 2009

Inesperado encuentro con un ídolo


No puedes saber como reaccionarás ante una cosa absolutamente especial, que te colma de alegría y que no esperabas de ningún modo. Esto lo experimentó ayer mi hijo Felipe, al ir a pasear al club de Polo de Santiago y encontrarse cara a cara, al lado, cosa de estirar la mano para dársela a su admirado Manuel Pellegrini Ripamonti, actualmente director técnico del Real Madrid, equipo de fútbol por el que mi retoño ha perecido por varios años de los pocos que tiene. Sí, pues sucede que mi hijo es hincha fervoroso de ese club a pesar de que sus inversiones "en piernas" no logran los títulos que uno da por descontados dadas las estrellas que tiene en su banca y camarines cada temporada.

El chico que se quedó paralizado...
_ ¿sabes lo que es quedarte en blanco?_ me decía...
_Nunca pensé que era tan acertada la expresión, pero eso me pasó: no sabía que hacer porque casi no creía lo que pasaba_

El portero del club lo animó a pedirle una autógrafo, pero no atinó, y ya "El Ingeniero" como le llaman --porque lo es-- se había retirado.

No tiene una prueba tangible de que no soñaba, pero en el recuerdo creo que va a quedarle este regalito invernal de las vacaciones de "verano" que Pellegrini pasa en Chile, entre los suyos.








6 comentarios:

Gabriela dijo...

Debe ser todo un conjunto de emociones las que pasó tu hijo. Supongo que es normal quedarse en blanco.
¿Que no consiguió el autógrafo? Es lo de menos. Esa emoción no se la quita nadie.
Saludos.

Fran dijo...

Es verdad que es impresionante cuando encuentras a alguien que admiras, no sabes cómo vas a reaccionar. Pero tu hijo, aún sin autógrafo, habrá disfrutado.
Todos esos fichajes ¡darán su fruto la próxima temporada!
Yo no soy futbolera, pero se me contagia teniendo 4 hinchas del Real Madrid en casa.
Al colegio de mis hijos van los del entrenador, Vicente del Bosque,
y algunas veces lo veo. Estos días querrá que se lo trague la tierra, por el partido tan malo que han hecho contra Estados Unidos.

Fernando dijo...

Hola, Alemamá. Qué simpático post.

Cuéntale a tu hijo, de mi parte, la enorme ilusión que ha provocado en Madrid el fichaje de Pellegrini, la esperanza de que haga volar al Real Madrid tan alto como lo logró con el Villarreal, que de ser un equipo mediocre ha acabado la Liga entre los 6 primeros (no como mi Depor, ya sabes).

Cuéntale que, si se suma esto a los grandes fichajes que está haciendo Florentino Pérez (Kaká, Cristiano Ronaldo, algunos españoles), nadie duda de que la próxima temporada será grande para el Real y que nunca volverá a haber un Real Madrid 2-Barça 6.

Pero cúentale también, para acabar, el temor a que este caballero chileno se vea avasallado por el presidente y por el argentino Valdano, que es director deportivo, o algo así: que entre los dos empiecen a dar todo tipo de instrucciones deportivas a los jugadores, no le dejen hacer su trabajo al entrenador y las cosas no vayan tan bien como se esperan.

(Cuéntaselo o no, porque seguro que ya sabe todo esto)

AleMamá dijo...

Fernando....es un honor que mi compatriota haya sido llamado a este trabajo, pero ¡me da unsusto! justo por lo que dices y por la presión y lo expuesto que estará a todos los vientos y miradas.
Saludos

Ana dijo...

No importa si no tiene el autógrafo: lo vio y eso no se lo quita nadie!

misideascotidianas dijo...

Me alegro por tu hijo.

Recuerdo como a mis 20 años lllegué hasta Julio Iglesias y le di dos besos:)

Luisa

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas