Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 12 de agosto de 2009

Acumulaciones compulsivas


Cachureo es una palabra chilena no recogida por la RAE que significa todos esos objetos sin utilidad o valor poco definido que conservamos sin razones muy claras y que van llenado los estantes y hasta la psiquis de los cultores de este extendido "hobby". María Paz Ureta ha hablado de ello acá y me inspiró*. Verdaderamente es un tema para pensar.

Conocí personalmente a un hombre bastante cercano --de 64 años al morir-- que juntaba todo excepto basuras en descomposición. Tenía cosas para lo que se necesitara, pero el precio era ver por todo su hogar infinitas acumulaciones ordenadísimas de envases de yogurt,colecciones de la parte de cartón que queda de los rollos de papel higiénico, tela de punto en que venían envueltos los corderos de Magallanes (le llamaban "estoquinetes"),diarios viejos, recortes de lata, plásticos varios, botellas....¡lo que se te ocurra! Al morir, su viuda se cambió de casa y al desocupar la vivienda no se podía entrar a la bodega-taller por la acumulación de cosas tan enormes como el cardán* de un bus que alguna vez fue de su propiedad. Es una pieza de acero que recorre por debajo todo el largo de un vehículo. Llegabas a la puerta y sólo podías estirar el brazo. El resto era pura inutilidad por no estar disponible si es que valía algo.

Yo no lo hago mal en atesorar cosas que los demás no tienen muy claro porqué, pero en mi beneficio debo decir que no es demasiado y que cada tanto hago un despeje y voy achicando mis tesoros juntados por razones sentimentales más que nada. Mi marido ,en cambio, guarda cosas tecnológicas por el valor que tuvieron, y me cuesta hacerle entender que saliendo de la tienda valen el 80% menos y en dos años sencillamente no valen, pero no le entran balas y ahí hay, entre otras cosas, un equipo de Atari de los niños regalado en navidad de 1988 (!)

Mi madre pertenece al club cachurero de forma destacada, y en cada cambio de casa suyo tratamos con mis con mis hermanas de tirar algunas cosas como muñecas rotas, platos deshermanados, manteles manchados con vino tinto, etc. y sólo conseguimos que la señora se enfureciera y lo recogiera todo para dejarlo otra década en una bodega que nadie visita ni ordena. Clasificar y deshacerse de estas cosas requiere mucha fortaleza y disciplina, y tratar de hacerlo por otra persona es de lo más ingrato, y yo ya ni lo intento para no pasar malos ratos y además ella ha mejorado notablemente.

Cuando uno se propone tirar cosas de este estilo debe ir preparada para encontrar maravillas olvidadas que nos vuelven a parecer hermosas, interesantes, evocadoras, de un valor intrínseco increíble y se corre el riesgo de dejar todo por otra temporada como le pasa a mi vieja.

¿Cómo le dicen en tu país a estos objetos? no he logrado saberlo; no se me ocurre nada salvo "TRASTOS" en España y "chunches" en Costa Rica.






15 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Cachibaches, macanas y cosas. Aunque no parezca, hay mucha gente que junta cosas, vaya uno a saber para que.
Debo confesar que por ahí a mi me pasa que se me llenan de papeles el escritorio y vuelta y vuelta tengo que andar poniendo orden.
Saludos Santiagueños.

Ana dijo...

Cachivaches, sí... no se me ocurre otro.

Yo no guardo nada. O mejor dicho, guardo sólo aquello que tiene para mí un enorme valor sentimental, pero en general no soy apegada a las cosas, y muy seguido tengo la tremenda necesidad de ordenar y regalar!

La candorosa dijo...

Como dicen mis dos antecesores, por aquí -Argentina-, les decimos cachivaches... también podríamos decir: trastos y cacharros, pero de todos modos siempre hablamos de cosas que se juntan y no sirven de mucho.

En mi caso nunca toleré eso de andar juntando cosas que quitan espacio, no porque se necesite lugar para otras "nuevas", sino simplemente porque el espacio libre ¡¡es saludable!!

Saludos!

Soledad dijo...

Mi marido tiene la compulsión de guardar cajas y monedas de baja denominación para luego ponerlas en cajas más grandes.
Yo tengo la compulsión de comprar cosas que usaré, luego las pongo en la bodega y después las regalo porque no tuve tiempo para desarrollar tanto proyecto.
Hace bien eliminar chunches de todo tipo, se siente liviano el ánimo, la casa y todo les sirve a otros compulsivos.
Por esta razón prefiero no tener más muebles en casa, para no cumplir con la ley física de 'todo espacio vació se llenara... de tiliches'

maria jesus dijo...

En Granada les llaman foeles. Yo soy aficionada a guardarlos, sobre todo por cuestiones sentimentales, aunque ultimamente me estoy desprendiendo de bastantes y evitando que me entren más, vía hijos que ,como tengo casa grande, me traen todo lo que no quieren en las suyas

Juan Ignacio dijo...

Juntar porquerías es la forma de describir al acto que tenían en mi casa paterna.

Cachivaches, sí, me gusta, aunque yo lo escribiría con ve corta.

Querubish dijo...

Efectivamente, hay acumulaciones de cosas que son verdaderamente compulsivas.

Los "cachureos" son un estorbo en muchos sentidos, pero también tienen ese no se que de que cuando uno los ordena, las menos de las veces, invariablemente cominzas a recordar una serie de cosas relacionadas con ellos.

Todos, cual más, cual menos, juntamos "cosas", algunos juntamos cosas sin valor, otros juntan libros, otros cartas, otros documentos ... pero al final el alma cachurera por algun lado aflora.

Besos

Gabriela dijo...

Ya veo que otros han dado la misma respuesta que iba a dar: cachivaches. Y a quien los junta les llamamos cachivacheros.

AleMamá dijo...

Por lo que se ve, es una institución universal. Hay que tener algunos par atener memoria y tradiciones, es lindo poder decir, "esta inutilidad ha estado siempre en la casa de mis abuelos", pero cuando pasa de ahí, y la línea es muy fina, ya son un estorbo y para algunos patología del alma, avaricia, falta de confianza en Dios y su providencia admirable, inclusive... síndrome de Diógenes para una minoría...terrible cosa

AleMamá dijo...

Cachivaches también la usamos en Chile y es académica. La RAE dice ésto:
"cachivache.

1. m. despect. Vasija, utensilio, trebejo. U. m. en pl.

2. m. despect. Cosa rota o arrinconada por inútil. U. m. en pl.

3. m. coloq. Hombre ridículo, embustero e inútil."

Guillermo N. A. dijo...

.
Hola, hola...

Pues nada, que aquí en México les llamamos (también) "Chácharas"... y por supuesto que es una costumbre muy extendida... ¿Quién no guarda una prenda muy querida, pero vieja y, o pasada de moda, o ya muy chica que "quizás alguna vez pueda usar de nuevo"?...

Yo guardé un reloj (electrónico) que usé por mucho tiempo para mis entrenamientos de atletismo. Ya era inservible. Lo saqué alguna vez después de por lo menos unos 15 años... lo limpié, le puse pila, correa nueva... y hoy por hoy, siento una emoción muy especial cuando me lo pongo para salir a correr... en cambio, con el resto del montón de chácharas que guardo, tengo la idea, la certeza de que con todo lo inútiles que son, cumplen, en cambio la función de darnos cierta "tranquilidad de conciencia"... sé que en alguna siguiente vez que revise mis chácharas, alguna de ellas habrá perdido esa fuerza que me inspira guardarla, y entonces, y sólo entonces, como ha sido, habrá terminado su función y podré desprenderme de ella sin remordimientos... como ha sido...

Incluso hay quienes hacen negocio de las chácharas... Aunque hay que hacer la diferencia de otras personas que compran cosas usadas, las restauran y hasta puede que resulten de mucho más valor del que pagaron inicialmente por ellas... pero los "Chachareros", de plano obtienen su mercancía de la basura, y después, sin limpiar ni restaurar ni nada, se tienden en el suelo en algunos mercados al aire libre para ofrecerlas en venta... lo realmente sorprendente es que ¡¡Se venden!!... ruedas de goma desgastadas, cuchillos con la hoja quebrada, tornillos con la cuerda barrida, zapatos viejos sin par... todo se ofrece y todo, increíblemente, tiene oportunidad de venderse...

Yo mismo alguna vez he comprado alguna cháchara de la que, y esta es la cualidad de las chácharas, no la utilizo completa sino una parte como complemento de otra (refacción), o con alguna modificación y o ajuste, para un uso muy distinto... Ahora mismo, tengo en casa lo que debió ser parte de una máquina de hacer ejercicio, que recogí de un basurero por donde pasaba (lo vi al paso, se me "prendió el foco", detuve el auto, revisé el objeto, lo aprobé y lo metí en la cajuela…) y que tan pronto compre una ruedas adecuadas, se convertirá, tras unos cuantos cortes, barrenos y tornillos, en un carrito para remolcar la maquina de soldar, que es pesada de transportar...

Es de notar que más que otros, los objetos antiguos son los más susceptibles de ser chachareados... porque los más modernos son, ya desde su fabricación, casi, casi objetos desechables...

Saludos...
.

AleMamá dijo...

¡Guillermo! tanto tiempo sin saber de ti. Un gusto que vinieras y comentaras largo. Si tu comentario es digno de un lugar en tu blog, como entrada. Da gusto tener una respuesta así.

En Chile, cháchara es una conversación sin sustancia, por decir algo, sin importancia.

Gracias por venir, en serio.

TERE dijo...

En México también se les dice cacharros, aunque en mi casa les suelen decir "cochinadas" ja, ja, ja. Siempre y cuando se trate de las colecciones de otro y no las de uno mismo.
Mi madre dice que mi padre guarda puras cosas inútiles, pero ella también tiene su guardadito y para todos los demás también se trata de cosas que no son prácticas, pero que aún le pueden servir a alguin más, si las regalara. Pero ella no se deshace y dice que "todavía las va a usar".

Anónimo dijo...

¿Cómo le dicen en tu país a estos objetos? no he logrado saberlo; no se me ocurre nada salvo "TRASTOS" en España y "chunches" en Costa Rica.

En México: tiliches, con perdón de Guillermo.
También en México, mugres.

Por favor no pierdan de vista que una parte importante del vocabulario mexicano se construye a base de análogos y equívocos, lo cual provoca risas que otros no entienden, así, mugre es un análogo: ¿qué fuiste a ver al cine? Una mugre de película. ¿Qué tenía el arcón de la abuela? Solamente mugres y así nos vamos hasta lo personal: ¡qué mugre eres!

Anónimo dijo...

PARA MI EL NOMBRE SE SOBREENTIENDE... BASURA A TODOS ESTOS OBJETOS... MI CASO, POR Q ES UN CASO: ME PONE DE MAL HUMOR, PELEO CON MI MADRE, ES MAS DESEO LARGARME DE UNA VEZ... POR QUE SIMPLEMENTE ES UNA RECOLECTORA DE OBJETOS SIN VALOR, SIN SENTIDO, SIN NADA, SIMPLEMENTE BASURA.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas