Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 28 de octubre de 2009

Hiperquinesis doméstica



¿Qué pasó con la calefacción/aire acondionado del auto que está encendida/apagada? ¿Por qué bajaron/subieron la temperatura del calefont? ¿Quién desenchufó mi teléfono celular que cargaba? ¿quieeeeén? ¿por queeeeé? preguntas con una sola respuesta: Uno que yo conozco.

Todo lo que se pueda encender/apagar, apagar/encender, subir/bajar, bajar/subir, lo moverá desde su estado actual para luego... ¡volver a cambiarlo! ¿Qué tendrán sus dedos que le pican si no mueve todo lo removible en casa y el auto?

Si va manejando él, cambiará los espejos, los asientos, el volante....bien, es lógico, pero luego quiere que yo los cambie a SU gusto y SU necesidad y me irrita su insistencia en el punto. Si va de pasajero, abre los ceniceros, corre los asientos, sube -o baja- ya lo dije, las luces internas; gira las perillas....¡ayayayyyyyy! La última  fue hacerme guiar despacio para poder abrir la puerta de copiloto para oir un ruido inespecífico ahí.

Las instrucciones sobre cómo conducir es otro tema inabarcable...........
¿Hay Ritalín para adultos?



15 comentarios:

TERE dijo...

¡COMO! ¿Conoces a mi marido? ¡No sabía! ja, ja, ja,
¿Será que ya vienen programados desde que los fabrican?
¿O será que las "programadas" seamos nosotras?

Jorge S. King dijo...

Me recuerda al menor de mis sobrinos. Va a cumplir 4 y si no entiendes como funciona algún aparato electrónico, casi seguro que él te muestra como en un rato.
Ya vienen codificados ¿verdad?...lo que es la generación digital 3.0.

ojo humano dijo...

Perdón ¿me estás identificando?
Porque yo soy casi casi todo eso, y la curiosidad de tocar, prender y apagar es todo uno.
Buee...por lo menos yo no presto el volante ni que me rueguen, así es que no tengo drama con los espejos... es que ni te cuento lo que cuesta arreglarlos.

Jajaja, yo también trato de oír "ese ruido"...me pillaste...es que de verdad algo suena raro, digo.

maria jesus dijo...

Si es un acertijo, se trata del sexto de mis hijos.Si le pides que te aparque el coche en "este hueco" te cambia hasta la emisora de radio.

Debe ser algo hormonal

AleMamá dijo...

¡Ay, sí, Tere! si es la descripción de muchos...y me tocó uno de la jefatura, me parece.
En lo de estar programadas también nosotras es verad...por suerte tirando y cediendo se consiguen buenas alianzas.
Besos

Soledad dijo...

Yo soy la que escucho los ruidos y ha llegado el punto en que mi marido dice que ya deje eso porque las idas al taller salen muy caras ¡¡Siempre he tenido la razón!!... hasta la fecha.

AleMamá dijo...

Toyita, ¡deja quietas las cosas, amiga! les va a dar la corriente y quedarán crespos todos los movedizos....eso les pasa....

AleMamá dijo...

Sole, si hasta me sacó la antena del aato "para que no se la roben", y mientras la varilla anda en la caja del auto no oye bien ni el ladrón posible ni los dueños legítimos del aparato!!!!!

Guillermo N. A. dijo...

.
Hola Ale... hola a todos...

Independiéntemente de que estas "cositas" en ocasiones, a la larga (y a veces no tanto) llegan a ser causa de problemas de todo tipo y grado en una relación; por otro lado son también origen de situaciones divertidísimas (caso específico de esta entrada)... tanto que cuando se presiona para que dejen de suceder y se logra el "ansiado cambio", no deja de sentirse, la parte triunfadora, algo culpable y hasta nostálgica por aquellas "cositas" de las que tanto se quejaba...

Saludos... desde el abismo...
.

AleMamá dijo...

Guillermo, tanto tiempo sin aparecer por la casa d elos amigos....
Sí, son un motivo de roces y puede que algo más si no se maneja bien, y después, cuando no sucede es motivo de nostalgia: "¿Te acuerdas cuando....?"
Un abrazo, y ¡arriba los corazones!

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

Peor sería que fuera de letras y no supiera si el teléfono tiene que ver con la electricidad o si el calefactor del agua influye en los radiadores o no, como me pasa a mí.

Piel de letras dijo...

¿Indicaciones al conducir? Yo me detengo y le digo con voz melosa ¿quiéres hacerlo tú?... bueno, hoy día ya no hay necesidad de eso. Mas bien la mirada que le dirijo, que la conoce bien y añade después de dar la indicación un "si quieres" para guardar silencio por un rato.

Saluditos

j.a.varela dijo...

La cartera, bolsos, bolsas y más bolsas,junto con agendas, papelitos varios, caramelos, el Rosario, un libro de lectura, una botella a medio consumir, un alfajor por la mitad, otro rosario por las dudas y al que le faltan un par de misterios, más cosas que va comprando en cada semáforo.... Todo eso entre los pies de la copilota es peor.

Maridos, unidos, jamás seremos vencidos!

Saludos desde MVD.

AleMamá dijo...

Juan Alberto: ¡no y no!, lo peor es cuando el maridito pone todo eso y alguna herramienta, documentos, llaveros y más en la cartera que la señora -pobrecita ella- lleva en el piso del copiloto

Marta Salazar dijo...

muy buen post!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas