Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 10 de diciembre de 2009

Comprobado: los autómatas no me quieren


Regresaba del aeropuerto con  mi yerno; mi hija iba en el otro auto y pasaron primero sin problemas. Cuando me tocó pasar por la barrera del estacionamiento metí correctamente el ticket pagado dentro de la máquina que levanta la barrera, y lo hizo sin drama: barrera arriba.....pero justo en ese momento y aprovechando esa circunstancia, entró al lugar un hombre con una máquina soldadora en su carrito de de mano, ¡y la condenada barrera se bajó cuando hizo funcionar el sensor y me quedé sin comprobante de pago, que no es poco, y dentro del recinto! Luego de muchas explicaciones y caras dudosas sobre  la virtud de la veracidad de la noble dama que tenían al frente contando un cuento chino sobre un  ticket que no llevaba anotada mi placa , etc, por fin los sacaron TODOS, y se pusieron a revisar uno por  uno hasta que al fondo de mi bolso encontré las boletas de pago de los dos autos, tal como le contaba a la mujer.....ahí recién se dignaron subir el obstáculo en forma manual, pero eso sí, llamando antes a la las cajas para corroborar mi versión de los dos autos, uno sin anotar las placas, etc.... ¿habrá tanta gente sinvergüenza como para un show semejante?

Para terminar de demostrar el odio que me tienen las máquinas, hoy debí pasar por 4 cajeros automáticos antes de encontrar uno que me entregara dinero. Por algún motivo que no sé explicar todos estaban fuera de servicio y debí pedirle a mi peluquera que me fiara la atención de hoy pues andaba en la calle, sin cheques y con este problema iba a perder la cita.





14 comentarios:

Gabriela dijo...

Ha sido coincidencia, AleMamá. Te conozco solamente a través del blog, pero no imagino que haya alguien que no te quiera.
En cuanto a tu pregunta, "habrá tanta gente sinvergüenza como para un show semejante?", mi respuesta es que yo creo que si hay gente así.
¡Que pases lindos días con tu hija y familia!

Winnie0 dijo...

Lo elementos estaban en tu contra..jaja No te preocupes Alemama...es sólo una barrera "sin sentimientos" Besotes

TERE dijo...

¡Por supuesto que sí! Hay mucho sinvergüenza suelto por ahí que solo anda pensando cómo sacar provecho. Por eso no fue dificil que estas personas dudaran de ti. Te aseguro que no fue personal. Sé que se siente feo, pero al final uno comprende que no es contra uno, sino que la experiencia les ha enseñado a actuar así.
Un saludo afectuoso.

ARCENDO dijo...

Ahora entiendo aquello, de que no se puede luchar contra los imponderables..., lo que no sabía es que estos eran terminators de la paciencia de uno..., jajajaja.
SALUDOS.

ojo humano dijo...

A mí tampoco me quieren y tal vez seamos muchos. Aunque eso no me quita el sueño. Hay que armarse de paciencia no más.
Un beso y no te cambies de fila en el súper, porque típico que se trabará la que te cambiaste.

Marta Salazar dijo...

NOOOOOoooo! esto me podría haber pasado a mí, ja ja, son bromas de Dios ;)

muy bueno tu relato :)

Juan Ignacio dijo...

Sólo una pregunta. Cuando decís "los autómatas", ¿te referís a los empleados del estacionamiento?
(Broma)

Francisco Javier dijo...

Puchas que mala suerte jajaja. Bueno, algunas veces suceden este tipo de cosas. Hay de todo en esta vida. Mucho ánimo mi querida amiga.

Un abrazo cariñoso ;-)

AleMamá dijo...

Juan Ignacio....pensándolo bien...sí, tampoco me quisieron mucho, jeje

Fernando dijo...

Hola, Alemamá, no sé si llego a tiempo para contestar.

Lo único importante es que tu hija, tu yerno y tu nieta están ya allí. Me alegro mucho, espero que pronto llegue también tu hijo, el de Madrid, y que todo empiece a ir bien.

hna josefina dijo...

Todavía no leí la entrada pero ¿Hoy votan ustedes verdad? ¡que les vaya muy bien!
Vuelvo atrás a leer tu post.
Un abrazo.

hna josefina dijo...

Ale, creo que en este caso la máquina anduvo bien. El problema es que ese carrito que pasó te usó tu ticket... Bastante avivado me parece ¿no?

Santisiembra dijo...

Hola Alemama, paso a saludarte con cariño y aprecio, creo que aveces nos toca en suerte esos dias como el que pasaste, pero afortunadamente no son frecuentes, lo de los cajeros es cosa común ya. Saludos

Hilda dijo...

jajaja, confiesa, que les has hecho a los autómatas, mira que hasta los cajeros automáticos se rebelan!! jajaja
es broma, la verdad es que ya imagino las que has de pasar, Dios te ayude. Abrazos. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas