Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 5 de febrero de 2010

Loterías: ¿para qué jugar?



Me lo pregunto cada vez que debo revisar los números antiguos casi al vencer el plazo para cobrar....si es que hubiera algún premio con el que quizás recuperaré el valor ddel boleto, ¡y agradecida!

Juego sólo un número por sorteo, y casi nunca los reviso de inmediato. Tengo poca fe, está claro, pero insisto en jugar. 

El desarrollo de mi pensamiento es más o menos así: la suerte es para el que es. No por comprar un montón de números me sacaré el premio si no es para mí, pero para saberlo hay que participar, por lo que compro un número y me quedo tranquila, tal como cuento. Si ganara algo importante alguna vez, mis amigos serán de los primeros en saberlo.









11 comentarios:

Gabriela dijo...

Espero que algún dia ganes. Espero algún día ganar yo también.
:D

Fernando dijo...

Hola, Alemamá: haces bien en jugar, la lotería es una puerta abierta a muchas esperanzas que el trabajo cotidiano no nos permitirá nunca alcanzar. Tu razonamiento es el correcto, creo: si te tiene que tocar, te tocará tanto si compras 1 boleto como si 1.000.

Yo sólo juego en Navidad, por tradición, y cuando ya tengo el boleto en casa voy leyendo los premios posibles y pienso qué haría con cada uno: con 20 €, con 200 €, con 2.000 €, con varios millones de €, ...

¡Suerte!

Winnie0 dijo...

Ya sabes tú que dicen que quien la sigue la consigue.....pero en esto de las loterías.....¡azar! y yo es que no quiero posicionarme en algo tan de la suerte.
Sólo juego la lotería de navidad...y NO TOCA. Pero no me quejaré. Besitos Alemama

almena dijo...

Ya sabes, Alemamá, como los milagros no existen en nuestros días, es preciso jugar para ganar...

:)

Mary Rogers dijo...

Coincido contigo en la cantidad de números y en jugar de todas formas. ¿Qué haría con la plata? Lo básico: pagar cuentas,pagar colegio y universidad, comprar lo que falte y viajar.
A propósito del tema suerte. Hace un par de semanas fui al casino con una amiga. Llevé menos de 10 lucas y cuando me quedaban 100 pesos gané 25 mil! o sea...está claro, es para quien es no más
abrazos

Terly dijo...

Hola, Alemamá:
Yo casi nunca juego, aunque debiera hacerlo una vez de cuando en cuando.
Siempre recuerdo algo que me decía mi padre, que no era en absoluto jugador. "Hay que jugar aunque sea poco y de tarde en tarde, porque si Dios quiere premiarno, debemos darle la oportunidad para que lo haga"
Un beso.

ojo humano dijo...

Creo que los milagros existen y no vienen por esa vía.
Aunque los sueños nos ayudan con su irrealidad, solo son como las pompas de jabón que se evaporan con el aire, bonitas y frágiles.
Veo diariamente a las mujeres cómo pierden su dinero en las famosas y tan de moda "máquinas de la suerte", muchas pierden para que alguien de pronto gane algo, un tremendo negocio...para los dueños de las máquinas, obvio. Las he visto llorar y eso me apena.
Una amiga se saca la mugre todo el mes en un esforzado trabajo y pierde casi la mitad de su sueldo en el juego, luego se cuestiona, se arrepiente hasta el próximo pago.
Como ves, es todo un tema, digno de investigar más a fondo.
Un beso.

CRIS dijo...

A mí me pasa cómo a tí, de tarde en tarde y cuando aprieta la cosa...mi tía, por ejemplo, lleva no sé si 35 años jugando todos los jueves a la Primitiva los mismos números y nunca le ha tocado...¡¡Qué paciencia!! Pero basta que dejes de jugar y toque...es un pequeño vicio, supongo.

Es complicado, porque yo, cuando hablo con mi marido de alguna cosa que no nos podemos permitir siempre digo..." A ver si nos toca la lotería" y él dice: "Pero si nunca jugamos"...Y es verdad
Supongo que son los afanes mundanos, pero me ha gustado lo que ha dicho Terly. Supongo que es cómo un ansia que nos entra.

Lo que está claro es que toca al que toca y por más que te esmeres, si no te ha de tocar, no lo hará. Unos meses antes de mi boda a mi padre le tocó la lotería de Navidad...siempre dice que sin eso, no sabe cómo podrían habernos ayudado, así que...está claro que era de Dios que pasase por la vicaría, jajaja.

Un abrazo

blumun dijo...

Disculpa :)
Quiero preguntar a mis amigos si les gusta la plantilla de mi blog Blumuneando :)
Es que no conozco a nadie que me diga la verdad, y soy muy cambiadora de plantillas;)

pon dijo...

No suelo jugar salvo a veces al cupón de ciegos, pero nunca me ha tocado nada. Claro que con lo poco que juego es normal. La verdad es que no me atraen nada.

Marta Salazar dijo...

jugar a la lotería o a la polla es perder plata!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas