Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 1 de febrero de 2010

Jardín rosado

¿Alcanzan a ver el banco debajo del tulipero? es fresco y gratificante estar ahí

Me he sentado mirando en otro ángulo el jardín ayer por la tarde cuando ha refrescado como cada tarde en Chile. ¡Qué lindo se veía! no me había dado cuenta de que en estos días está todo rosado con las flores del crespón y de las hortensias en ese tono.

Gracias, Señor, por el jardín y por tener ojos para ver y sensibilidad para apreciarlo. Me siento afortunada.



9 comentarios:

Winnie0 dijo...

Maravilloso ese jardín que tienes ¡qué envidia! y ¡´como lucen las hortensias!...Precioso Ale. besos

Militos dijo...

No me extraña que des gracias por ese maravilloso jardin. Es una delicia contemplar esas hortensias hasta desde este blog, ¡cómo serán al natural! Es una planta que me encanta, pero en Madrid es difícil cultivarla.
Enhorabuena, Alemamá por ese rincon rosado.
un beso

Gabriela dijo...

Qué bonito. Todos los esfuerzos puestos en el jardín han dado, literalmente, sus frutos.

ojo humano dijo...

Muy lindo. Este año los crespones han sido los reyes de la primavera. Aunque las hortencias y los hibiscos no lo han hecho tan mal.
Precioso tiempo para disfrutar, agradecidas.
Un beso.

maria jesus dijo...

Efectivamente eres afortunada, !que bonito! Un beso

Fernando dijo...

Gracias también, Señor, por el blog y por la cámara fotográfica de Alemamá, que nos alivian del duro invierno europeo.

Jorge S. King dijo...

Espectacular, que lindo se ve tu jardín. Seguro que debe ser un lugarcito especial.
Saludos Santiagueños

almena dijo...

mm qué belleza
no me extraña en absoluto que disfrutarlo te lleve a agradecerlo

un abrazo!

zocadiz dijo...

La luz hace que toda la tonalidad de los jardines cambié!!!
me encanta descubrir esos nuevos tonos!!! que envidia me ha dado tu relato de una fresca tarde chilena.
nos leemos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas