Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 11 de septiembre de 2010

Hada linda. Hablando de viejos


Mi madre, octogenaria pero jovial y llena de planes, es la compañera elegida por sus nietos más chicos de 8 y 4 años para jugar al Almacén de don Fermín, juego re-inventado por ella y absolutamente novedoso para unos niños de la generación 2.0, pues todo se hace sin máquinas, ni baterías, ni automatismo alguno, como antes, como ella jugaba con nosotros también. Cada vez que viene a la Capital, la pasan a buscar porque no le perdonan no jugar "a las tacitas" con ellos.

¡Cuánto les ha dado con ese sencillo -pero generoso- estar disponible para unos niños insaciables de jugar  con ella que ya es anciana y quizás desearía estar en otra actividad por un rato entre tanta diversión infantil!

Sus nietos Nacho Y Martina, tienen sólo un primito del lado materno, Vicente, que es un nieto adoptivo de ella y sobrino ad honorem nuestro, porque lo queremos mucho y es adorable.

Hoy he sabido que para el juego cada niño tiene un nombre especial, y Vicente bautizó a mi madre con el feliz apelativo de HADA LINDA. ¿Qué tal?

15 comentarios:

Winnie0 dijo...

Pues que tiene que ser muy lindo ser "Hada Linda" dice mucho del que pone el nombre y de quien lo recibe....
Besitos Ale en este día de calor en Madrid

eligelavida dijo...

La influencia de los mayores en la vida de los niños puede ser maravillosa. Qué suerte poder gozar de una abuela a la que le gusta disfrutar con los nietos!

AleMamá dijo...

Winnie, ¿cierto? lindo nombre puesto por un hermoso niño.

AleMamá dijo...

Suerte tienen, sí. Yo les tengo juguetes a mis nietos y trato de jugar con ellas, pero mi vieja es más creativa e inventa diálogos, roles y un montón más.

Saludos, gracias por pasar.

Gabriela dijo...

Qué lindo todo lo que cuentas: niños jugando felices con una abuelita, una abuelita que no se amilana ante la energía inacabable, un nieto adoptivo. Y justamente ese nieto adoptivo es el que le ha puesto ese lindo sobrenombre.
Ahora parece trivial, pero cuando ellos sean grandes, sin duda esos momento estarán entre sus mejores recuerdos de infancia.

AleMamá dijo...

¡Totalmente de acuerdo, Gaby!

Eschinefa dijo...

Muy tierna la historia de Hada linda..saludos para ella!!!

Maria Jesus dijo...

Los niños lo recordaran siempre, será algo que guardaran en el baul de los buenos recuerdos para momentos malos. Y para tu madre habrá sido una satisfacción que le pongan ese precioso nombre.

Fernando dijo...

Los niños siempre dicen la verdad, Alemamá.

Qué bueno que tu madre siga teniendo ánimo y ganas de jugar con los pequeños, a veces será algo agotador.

pon dijo...

Qué afortunados los pequeños de poder disfrutar de ella, y ella igual. Ojala sea por muchos años y el Hada Linda siga sabiendo ser niña. Su recuerdo será uno de los más cálidos.

Marta Salazar dijo...

es muy bueno que las abuelas y los abuelos sean juguetones ;) saludos!

இலை Bohemia இலை dijo...

Los niños son sinceros y ven cosas que nosotros no vemos porque perdimos la capacidad...eres la hija de un hada, osea que lo hadil va en tus genes...

Besitos

AleMamá dijo...

¡Hija de un hada! ni más ni menos....pero los genes se han desvirtuado un poco, amiga Bohemia. Creo que no tengo tanta paciencia como ella, pero también me divierto con los peques.
Besos

ojo humano dijo...

Eres muy bendecida.

AleMamá dijo...

Toyita, la verdad es que sí lo soy y así lo agradezco cada día nuevo que Dios me va dando.

Tú también eres una bendición de amiga. Gracias por estar ahí.

Besos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas