Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 26 de septiembre de 2010

No todo está perdido. Un terremoto es un buen test de piedad.






 Vídeo filmado durante el terremoto. Lo notable es la luz azul que se ve y que mi hijo recuerda que le ayudó a encontrar la salida de la disco, pero que no tenemos idea de qué se trata. Noten que ya se había cortado la luz en la carretera.


He tenido un consuelo bastante inesperado:
Mi hijo menor, que ha tenido una adolescencia bastante insufrible para los que convivimos con él, me contó que el terremoto del 27 de febrero en Chile, lo tiene grabado a fuego y cada circunstancia es como revivirla cuando lo recuerda. 

Hay que considerar que fue de los más grandes registrados en la historia (8,8 en escala de Richter)- y que a él lo pilló en una discoteque en la playa, que estaba atiborrada de gente en los dos pisos que tenía, y donde conté, en otro post, que su amigo Juan M. perdió ambas manos, junto con otros jóvenes heridos. 

Él logró salir por estar cerca de la pequeña puerta de acceso, y que calcula haber sido de los primeros 50 en estar en la calle y luego en la plaza de Llo-lleo, mientras la policía les advertía la posibilidad de un tsunami, por estar al lado del mar en la zona donde se encuentran las placas tectónicas que deformaban la tierra que pisaban en esos precisos momentos.

Dice que entre lo que más recuerda es que lo primero fue encomendarse a su ángel de la guarda, devoción que le he enseñado yo, pero que no sabía cuanto le había calado. Me deja una paz grande que se acuerde de Dios en las crisis; ya se irá acordando que nada tenemos bajo control y que estamos en las manos de la Providencia, para que sea un apoyo constante en su vida. Ya lo alabará por ser Él quién es, no sólo en forma interesada. Tiempo al tiempo.

****
Nota aclaratoria: Lo de la luz azul que se ve en el vídeo, no lo considero algo sobrenatural, al contrario, y quisiera una explicación científica. Lo que sí he dicho es que mi hijo la vió tal cual, y eso le ayudó, en la oscuridad de un corte generalizado de energía, a encontrar de inmediato la salida de ese espantoso lugar.



15 comentarios:

Winnie0 dijo...

Son tantas las veces Ale que siento un angel cuidarme......Me alegra que tu hijo sepa valorar esa "compañía" que tenemos y que muchos no perciben. Un beso de domingo

Fernando dijo...

Qué post tan estremecedor, Alemamá.

Creo que es así. Cuando uno ha recibido una educación cristiana, aunque se aleje de Dios -y no digo que eso sea el caso de tu hijo, claro está- siempre está la puerta de emergencia abierta. ¿Cómo no recordar tanta gente atea que en sus últimos minutos han vuelto a recordar las oraciones y las devociones de su infancia? Cuando el escritor español Valle-Inclán entró en la agonía toda su obsesión era llamar a la Virgen del Carmen, tras una vida de hostilidad a la Iglesia.

Lo triste es tantos niños que, al menos en España, son educados en total distancia a Jesús y sus enseñanzas.

Gabriela dijo...

Qué oscuridad tan absoluta. Sumado al lógico miedo que se siente en una circunstancia como esa, todo debe ser amenazador. Pienso, y perdón por la licencia, en lo que enfrentaron los ejércitos libertadores hace 200 años al cruzar los Andes.
Sobre la luz azul, me hizo recordar a las luces en el cielo que se vieron en Lima durante el terremoto que asoló el departamento de Ica en 2007. En Lima se sintió fuerte, pero no como más al sur. Yo vi esas luces, y mucha gente también. En ese momento, creí que eran cables chocando por el movimiento.
Saludos desde Lima.

AleMamá dijo...

Winnie, yo lo he palpado. Le pido que interceda con pequeños favores y ante mi propia admiración me ayuda de verdad. Típico ejemplo es pedir estacionamiento en un lugar repleto ¡y se hace el espacio!

Bueno, en esos ángeles creo, no en los New Age, almibarados e inventados para tranquilizar cualquier cosa, a mi modo de ver y entender.
Besos y gracias por venir en domingo.

AleMamá dijo...

Fernando, amigo querido, gracias a Diuos, sólo ha estado antipático y lo que en la convivencia se traduce, pero ya estamos de regreso a la madurez de sus 20 y la mala onda va pasando rápido

Nunca se ha alejado de la Iglesia, pero que me hable de estos temas directamente es algo poco común. Esa es la novedad y mi contento.

Cariños, como decimos en Sudamérica a los amigos.

AleMamá dijo...

Gaby, ¡qué bueno saber de otros fenómenos como este en otros lares.
¿Qué será? había luna, gracias a Dios, pero eso se ve como rayos sin descargas de electricidad. En verdad me gustaría saber a qué se debe.

Cariños

Goathemala dijo...

De pequeño sufrimos un terremoto en Andalucía que recuerdo bien. Fue tremendo. Pues bien, era de 5,2. Uno de esa envergadura debe ser...me resulta inimaginable.

Lo del resplandor azul debe tener una explicación científica, lo comparto. Pero, mira, ayudó.

Saludos.

Jorge S. King dijo...

Hola AleMamá, hablando de movimientos, hoy aquí muchos se levantaron con uno, a mi me agarró justo cuando me sentaba a desayunar.
Realmente bueno el vídeo, muy real. Que decirte con el "pinchamos". Probablemente esa sea una de las sensaciones que causa cuando uno va manejando, que el movimiento del piso descontrole la dirección.
Lo de las luces lo he escuchado antes, no pocas veces; alguna vez alguien señaló que está relacionado con la emisión de energía que produce el sismo, no se realmente, habría que averiguarlo.
Saludos Santiagueños.

SergioA dijo...

Lo cierto es que esos destellos se producen casi siempre durante terremotos. Aquí algunas de las explicaciones que se han dado:

- La fricción en la falla calienta partículas o enciende gases en el cielo.
- Gas radón que se libera por el fracturamiento de granos minerales que ioniza el aire.
- Minerales que responden a esfuerzos mecánicos generando carga eléctrica y luz.
- Cristales de cuarzo que generan voltaje.
- Fluidos en movimiento en fracturas angostas que tienden a generar carga eléctrica.

Saludos.

AleMamá dijo...

¡Sergio! apareces poco pero contundente, ¡muchas gracias! ¿de dónde lo sacaste? está muy interesante.

Saludos.

SergioA dijo...

:)

si quieres saber más, empieza por aquí:

http://www.google.cl/search?num=100&hl=es&newwindow=1&client=opera&hs=fhj&rls=es-LA&q=%22luces+de+terremoto%22&aq=f&aqi=&aql=&oq=&gs_rfai=

cariños

AleMamá dijo...

Sergio, muchas gracias.

maria dijo...

Esa luz azul Ale, se producen cuando los cables chocan unos con otros y se produce descarga eléctrica parecida a los rayos.

Lo milagroso es que se produzca eb el momento que lo necesitas.

maria dijo...

PD: Nosotros nos encontrábamos en Las Brisas. Ese día en la mañana fuimos a caminar con mi madre por la playa junto con los niños; el mar estaba raro y habían una serie de animales muertos, incluso pequeños delfines , y varias aves camino a Santa MAría del Mar.
LA noche estaba "eléctrica", pues salimos a comer con mi marido, y le dije que nos volviéramos luego a la casa, pues los niños a pesar que estaban con mi mamá, los necesitaba cerca. LLegamos y a los pocos minutos viene el terremoto.

PD: Acaba de ocurrir otro temblor hace minutos atrás ... y yo en la oficina

AleMamá dijo...

María, en este caso, no eran cables. Ya la enrgía estaba TOTALMENTE CORTADA, y eso es autmático, pasando de cierto nivel de energía liberada.

Me he metido en el tema, por lo de mi hijo, pero es impresionante ver ¡vídeos! hasta de día en que se ven luces muy raras.

Más arriba, Sergio ha dejado un enlace a una búsqueda en Google que da mucho marterial en imágenes y vídeos sobre esto.

Mi hijo estaba en Sto. Dgo despidiendo el verano. Para cruzar el puente desde Llo-lleo se demoraron como 5 horas por el rodeo que debieron dar.

Lo que tu cuentas de una "noche eléctrica" es muy decidor. Podrías postearlo.

Cariños

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas