Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 19 de marzo de 2011

¿Cocinas con gusto?

La foto es "de por ahí", pero así lucen los míos. Espectaculares no son, pero se dejan comer con gusto

Yo, no, pero cuando me pongo a ello no lo hago tan mal, me queda bastante bien y una vez comenzando hasta lo paso bien, pese a que me pone nerviosa eso de vigilar tres peroles y un microondas a la vez, sin contar con atender el timbre y el teléfono.

Vuelvo a este tema por "culpa" de mi amigo Fernando que ha posteado algo cortito sobre este tópico que para mi no es nuevo porque algo conté acá sobre eso.

Casi nunca tengo todos los ingredientes para cocinar, salvo las cosas indispensables, entonces, si deseo hacer algo que se salga un poco de lo corriente, debo empezar por reemplazar crema por yogurt, acelgas por brócoli, tomates "frescos, pelados y sin pepas" por unos con cáscara y semillas o una salsa de ellos, en fin cosas así, por lo que los niños me dicen que soy muy creativa y que nunca hago un plato dos veces, y es verdad, y cuando resulta del gusto de todos, cosa MUY rara en mi hogar, nunca sé exactamente qué hizo la diferencia. 

Si no me creen, pregúntenle a Tere por "mi receta" de pan de miel.


11 comentarios:

CorazónCoraza dijo...

Me encanta cocinar, creo que es una de las pocas cosas de una 'dueña de casa' o madre entregada que hago bien (: (sin ser madre, ni dueña de casa) Amo hacer comidas los domingos, o postres para mis amigos (mucho tiempo hice queque de zanahoria)
Es uno de mis pasatiempos más maravillosos (además de leer, escribir, comer, dormir jajaja)
Espero que en algún momento disfrutes de él tanto como yo.
Un abrazo (:
Nos leemos.

AleMamá dijo...

Corazón-coraza, querida, he estado escribiendo otro post y pensaba en que quisiera que lo leyeras. Ojalá cuando lo publique sea así.

Besos

pater familias dijo...

En nuestro caso se suele ocupar mi mujer, aunque algunas veces me da por hacer repostería (algo fácil y siguiendo las instrucciones de algún libro de recetas). Suele tener éxito, pero no es mérito mío, pues ... ¿a quién no le gustan los dulces?

Eso de que falten ingredientes pasa a menudo. Ese famoso "pollo al limón" porque no tienes ni pato ni naranjas

Umma1 dijo...

Eso que hacés es de buena cocinera.
Hacés tus propios platos.

Me gusta cocinar comidas exóticas,complicadas, esas me salen bien, las de todos los días,me aburrren.Por suerte mi marido adora cocinar y lo hace muy bien.

Pasá la receta del pan de miel

Winnie0 dijo...

jaja Ale yo tengo que reconocerte que cuando voy a hacer plato especial busco y compro TODOS los ingredientes.....Pocas veces hago variaciones...pero es verdad que sustituir es un arte culinario. un besito

Cyrano dijo...

La creatividad en la cocina es lo que distingue a los buenos cocineros...

CorazónCoraza dijo...

Ale, ahora te tengo en la lista de blog que sigo (: Cuando quieras me envías cosas que escribiste, para que compartamos.
Estoy muy feliz por tu hija.
Nos leemos. :D

AleMamá dijo...

jeje, ¡gracias!, Corazoncito-coraza.

Fernando dijo...

Jejeje.

A mí no me pasa lo de los ingredientes, Alemamá, porque tengo poca imaginación. El libro de las 1080 recetas incluye, antes de cada una, la lista de los ingredientes, que anoto con mucho cuidado antes de ir al mercado. Pese a ello, el otro día me faltaba leche para hacer bechamel: no se me ocurrió nada para sustituirla, tuve que arreglarme y bajar a comprarla, si no la receta habría salido fatal.

Fran dijo...

Bueno, por tu otro blog, yo creo que haces las cosas con gusto, incluida la cocina.

Gabriela dijo...

Pues solamente con leer e imaginar cómo quedarán tus innovadores platos se me hizo agua la boca.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas