Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 24 de abril de 2011

Doloroso, pero cierto


Juan Carlos Partidas ha publicado esta viñeta que ilustra una tendencia que hace rato estoy haciendo notar: la sustitución de nuestras fiestas religiosas por la celebración de personajes muy simpáticos (aunque sean imposibles) que han hecho olvidar qué celebramos.

Por si a alguno le ha pasado, hoy celebramos la Resurrección de Jesucristo luego de padecer y morir, no el conejo ovíparo e impostor que pone huevos de chocolate, por más que me guste.

10 comentarios:

Winnie0 dijo...

Y yo hoy ALe lo celebro contigo desde un domingo soleado de resurrección en Madrid. Ayer asistí a la vigilia pascual y hoy ESTAMOS DE DIA GRANDE los creyentes. Un besito enormr y que no olvidemos

almena dijo...

Sí, dolorosamente cierto.

Miriam dijo...

Pues sí... que hoy es día de los más grandes¡¡
Y no por los huevitos de chocolate

Feliz y esperanzadora Pascua¡¡¡

Gabriela dijo...

Suele pasar que el aspecto comercial y el afán de vender arrase con todo.
¡Feliz Pascua de Resurrección!

Angelo dijo...

Un fuerte abrazo , en el gozo de la verdadera Vida, que Jesús viene a mostrarnos
¡Él vive entre nosotros, nada podemos temer!
Feliz y Santa Pascua

Juan Carlos Partidas dijo...

¡Feliz Pascua de Resurrección! :)

paterfamilias dijo...

¡Feliz Pascua!

AleMamá dijo...

¡Feliz pascua a todos! realmente esta fiesta me alegra el corazón.

Juan Ignacio dijo...

La pura verdad.
Otra forma que han encontrado algunos para recordar la verdad es buscar el origen religioso del huevo o de Papá Noel.
You choose...

Hilda dijo...

¿sabes que me gusta de la imagen? que si nos fijamos Jesús va ganando la carrera y el conejo con santa claus van quedando atrás.

De alguna manera interpreto que está en nuestras manos no dejar que lo que realmente celebramos sea sustituido por otras "fiestas"

Saluditos. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas