Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 14 de abril de 2011

Tiempos de melones, tiempos de manzanas

Acá unas manzanas rojas en mi cocina, pero prefiero lo ácido de las verdes  de la variedad Granny Smith

Aún quedan melones en mi refrigerador. Esos símbolos del verano reciente ya se sienten anacrónicos en días tan feos como los que hemos tenido, pese a que a mi eso de "feos" no me cuadra pues en su oscuridad gris los encuentro bellos, melancólicos, pero bellos, invitando a la intimidad entrañable del hogar.

Junto con las temperaturas más bajas, llegan las manzanas con sus infinitas posibilidades en repostería y en cocina. No sólo hago postres, sino ensaladas con ellas. Son muy versátiles y las manzanas de Chile, modestia aparte, son exquisitas. Hay algo en nuestro territorio que les favorece y se nota cuando pruebas otras en otras latitudes.

¿Alguna receta con manzanas que dejar de regalo a esta fan de ellas?





12 comentarios:

Anónimo dijo...

Compota de manzanas, facil y bonito: tomas una o dos manzanas, las pelas, las cortas y las echas en un recipiente, luego agregas agua hasta cubrirlas, canela algo de azucar y unos 4-5 min a toda potencia en el microondas.

Winnie0 dijo...

No sé apenas de cocina...así que estaré atenta a ver qué recetas te caen hoy por aquí. Un besito y buenas noches Ale

AleMamá dijo...

Gracias, anónimo. Nunca lo he intentado en el microondas. Buen aporte.

AleMamá dijo...

Winnie, deberás buscar gazpachos dentro de muy poco.
Besos

Gabriela dijo...

Acá en el Perú encuentras manzanas todo el año.
Receta fácil y deliciosa: pela y ralla unas 8 manzanas ácidas (si no encuentras ácidas, no importa). Sácales todo el líquido que puedas. Mezcla esa pulpa con tres huevos, un chorrito de esencia de vainilla y dos latas de leche condensada. Ponlo en un pyrex, llévalo todo al horno convencional por unos 20 minutos o hasta que veas que sea una masa consistente que se puede cortar con cuchillo. No se desmolda, se sirve directamente del pyrex.
Te queda un pastel de manzanas espectacular. A mí me encanta. Ya hasta se me hizo agua la boca.
Y con la cáscara y corazones de manzana que quedan puedes hacer agua de manzana.

AleMamá dijo...

Gaby, es de las recetas que a mi me gustan: rápidas, ricas y sencillas.
¡gracias!

maria jesus dijo...

Córtalas en gajos, rebozalas en uina mezcla de harina y huevo y frielas.

Un beso

Fernando dijo...

Salsa para la carne asada.

Se cogen 4 o 5 manzanas reinetas, se pelan, se trocean, se ponen en una bandeja, se les echa un poco de agua y bastante azucar, se parten barras de canela en trozos que se depositan sobre las manzanas, se mete a horno mediano unos 15 minutos, se sacan, se retira los trozos de canela, con una cuchara se aplasta lo que queda de las manzanas para darles consistencia de puré.

Andy dijo...

AleMamá, me tomo un descanso del blog (en él lo explico un poco) para poder atender mejor los estudios.

Con todo, me seguiré pasando para leeros y escribiros cuando pueda.

Un abrazo.

Edit dijo...

Querida amiga, yo también amo las manzanas. Las frutas de verano por aquí en San Juan ,siguen vigentes, como la uva, los duraznos, las sandías y los pomelos.
Voy a buscar mis recetas favoritas de manzanas y te las voy a enviar por mail, por si quieres hacer una entrada con ellas.
Espero que lo que cuentas de tus estudios sea solo rutina, nada más.
Cuídate mucho. Te dejo todo mi cariño.

AleMamá dijo...

¡Gracias por las recetas! me voy a dar un banquete de manzanas esta temporada.

Miriam dijo...

No sé mucho de cocina, y de manzanas lo típico de ponerlas al horno, con azucar.
Pero me voy a apuntar todas las de aquí, que son geniales pq no parecen complicadas
Buen provecho de manzanas

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas