Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 15 de abril de 2011

Voy al sur, vienen del sur


Parto por el fin de semana a ver a mi madre. Esperaba hacerlo con mi marido, pero él no pudo acompañarme. Por el camino me cruzaré con mi hijo Pablo, sacerdote, que viene por dos días a Santiago, y cuando yo regrese, nos volveremos a cruzar sin habernos visto. Ya habrá ocasión.

11 comentarios:

paterfamilias dijo...

¡Qué casualidad!, mi hermano sacerdote también se llama Pablo.

Un saludo,

AleMamá dijo...

¡Muy buen patrón, Paterfamilias, hay que tenerlos para perseverar haciendo el bien.

Gabriela dijo...

A ver si logran verse y se saludan de un lado al otro de la carretera.
u.u

Winnie0 dijo...

Buen viaje querida Ale. Un beso y hasta tu regreso

Juan Ignacio dijo...

Basta de presumir aquí de sus hermanos sacerdotes, che (ja, ja...)

eligelavida dijo...

Una familia movida. ¡Buan viaje a los dos!

Fernando dijo...

¡¡Buen viaje, Alemamá!!

Miriam dijo...

Siempre he pensado que las mamas de los sacerdotes son mamas especiales. Al menos Nuestra Señora seguro les tiene como más confianza, por coincidir sus vidas en tantas cosas.
Buen viaje y cuidte mucho

almena dijo...

Que sea un viaje feliz, Alemamá.

Abrazos

maria jesus dijo...

Que tengas feliz viaje y pases unos dias tranquilos con tu madre. Yo tambien tengo un Pablo pero no es sacerdote ¡Lastima! me hubiera gustado.

Un beso

Nela dijo...

¡Que tengas muy buen viaje!. Y eso es la vida, un cruzarse continuo.
Besos
Nela

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas