Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 13 de mayo de 2011

Mi reino por el queso


¡Cómo me gusta el queso! todo tipo de queso, pero el bueno, que suele ser caro y por lo tanto con el trocito que se compra siempre quedamos con deseos de otro poco.

Ayer compré uno rochefort y otro ahumado, ambos maravillosos ¡Ay!, ¿Por qué todo lo que me gusta es ilegal, inmoral o engorda, como decía esa frase que todos conocemos?



13 comentarios:

Ale Jr. dijo...

A mi nunca me ha gustado mucho el queso pero a veces si que me dan ganas de comer. MMmmmm que rico. Con su wen cafecito. Y en marraquetita jeje.

AleMamá dijo...

Es que tu vives dentro de un queso, o al menos en el barrio, mira que los que consigues en el Aldi o el Lidl pese a ser corrientes, son exquisitos....¡ay! ya llegaré por allá

Jorge S. King dijo...

Huyyy....que ganas me han dado de hacer una buena picada.
Esa imagen es muy tentadora

hna. josefina dijo...

Mmm!... A mí me encanta también. Y de varias clases.
Sobre todo el brie y camembert, que por suerte también le encantan a mi hermana así que, cuando voy a su casa, a veces comemos en vez de cenar.
Pero tenemos una amiga que todos los domingos nos trae picadita para la comunidad. Realmente una malacrianza.
Saludos.

Winnie0 dijo...

Ay Ale no sooy nada de quesos fuertes...Los suavecitos sí me gustn.....¡vamos que soy poco quesera! jaja Un beso

Gabriela dijo...

Qué rico todo... lo que a mí me gusta engorda o es muy caro, ja, ja.

maria jesus dijo...

Me encanta el queso, de cualquier tipo, especialmente los fuertes, el manchego curado, el gorgonzola, granna padano......

¿No viste el correo ese, que dice que, cuando a las mujeres ya no les cabe más conocimientos en el cerebro, se les desparrama por el cuerpo? No engordamos, somos más cultas

paterfamilias dijo...

Me encanta el queso. Mi padre, que allá por los años 60 estuvo en Francia haciendo el doctorado, se aficionó y nos inculcó esa costumbre (en aquella época en España no había mucha variedad).

Años más tarde, en 1996, mi mujer y yo junto con la mayor de nuestros hijos (tenía entonces 3 meses) pasamos unos días em Vichy. ¡Cada día cenábamos queso con vino! Buenísimo.

Ya acabo AleMamá, en casa decíamos "uvas con queso saben a beso". También es aplicable al vino, al pan ... a todo lo que lleve queso, pues eso, que el queso es la base del beso

Fernando dijo...

¡¡Qué buena la frase, Alemamá!!

España, como sabrás por tu hijo Pablo, es un país riquísimo en quesos, cada región tiene los suyos, a cual mejor, y en Madrid hay tiendas que sólo venden quesos y vinos.

Viendo nuestro lío político actual, recuerdo la frase de De Gaulle sobre Francia: ¿cómo va a gobernar uno un país con 100 tipos de queso?

Cyrano dijo...

¡Mi reino tambien!

Andy dijo...

Jajaja, ¡muy bueno!

A mí también me encanta... casi todo lo que me gusta engorda mucho o es caro.

Un abrazo.

AleMamá dijo...

No sólo me gustan los quesos buenos, que es realtivo dependiendo de quién los guste o no, sino que específicamente me gustan FUERTES, con mucho gusto a queso, y no me importa si son feos de ver porque la magia va por dentro. No soporto bien los quesos "plásticos", de supermercado, helados y sin gusto, como disimulando su nobleza y carácter.

Creo que el queso se merece una oda, por lo menos, porque una epopeya puede ser mucho. Capaz que la escriba

Hilda dijo...

a mí me encanta el pescado, menos mal no es ilegal, inmoral y no engorda jejeje

Saluditos. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas