Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 30 de abril de 2012

Tres biblias para una lectora



He contado alguna vez que en la mesita que tengo al lado de mi sillón favorito tengo muchas cosas, pero lo que llama la atención a algunos son mis tres biblias de consulta, a saber: Sagrada Biblia de Nacar-Colunga, de B.A.C. Luego tengo Dios Habla Hoy, la Biblia, de Sociedades Bíblicas Unidas y, por último, la Biblia de Navarra, de EUNSA. 

Me han preguntado porqué tantas y es que me gusta comparar los textos, sobre todo cuando me asalta una duda en el sentido de la traducción, o cuando hay algún pasaje oscuro. Cuando eso sucede, hago un mix entre las tres, porque la de Nacar-Colunga habla en un español un tanto formal, anticuado, con muchos "os", "vosotros" y verbos terminados en "eis" y cosas así, que en Hispanoamérica nos suena un tanto empaquetado. Nosotros no hablamos así, pero es el modo tradicional que hemos conocido para la Biblia y las oraciones de siempre  y sobre todo para la Liturgia.

La de las Sociedades Bíblicas Unidas tienen el Nihil Obstat católico para leerla sin problemas, pese a que trae los libros deuterocanónicos separados del resto de los demás, porque hay iglesias que no aceptan todos los libros del canon católico. Lo que me gusta es su lenguaje sencillo, pero de repente, por hacerlo asequible se puede tomar ciertas licencias y deformar la Escritura. Las ilustraciones de Annie Voloton, tan estilizadas, producto de su oración, me encantan. Me inspiran para orar por si mismas.

Por último, la Biblia de Navarra la uso por lo seria y por su lenguaje moderno, y sobre todo por sus comentarios breves y aclaratorios de modos de expresarse, oscuridades del texto y mucho más. En una palabra, confío en ella y -como dato anecdótico- en España conocí a don Juan Chapa, uno de los que hicieron cabeza para su traducción y edición. Todo un privilegio.





8 comentarios:

Miriam dijo...

La de Navarra se la regalamos a una amiga que hizo la Primera Comunión el año pasado. Recuerdo que entonces comentaste que la tenías al lado del sillón (un sillón que yo imaginé más como mecedora, por ese punto de ir a su rollo que tiene la imaginación).
Esta amiga, se casó hace un mes, con una cara de felicidad impresionante y plena conciencia del paso que estaba dando (más que otros que se casan, hasta que "se acabe el amor")
Ha sido un camino precioso el que ha hecho desde su encuentro con el que ahora es su marido, catequesis, primera comunión, confirmación y boda.
Feliz día de S José obrero

Winnie0 dijo...

Y yo que soy una pedazo de inculta sólo tengo en mi mesilla la de mi comunión ¡tremendo! Un abrazo Ale

Patoace dijo...

Muy interesante. Yo tengo la Nacar Colunga, Dios Habla Hoy, y mi joyita es un Nuevo Testamento Trilingüe publicado por la BAC.

Me has picado el interés en hacerme de una Biblia de Navarra, oye.

Anónimo dijo...

No sé si has visto la Biblia Online,
http://www.biblegateway.com/
Está en casi todos los idiomas y diferentes versiones.

Lo interesante es leerla, leerla, leerla, es un gozo diario, un placer que no se compara a otras literaturas.
Buena lectura.
Toyita

AleMamá dijo...

Patoace, es todo un acontecimiento tu visita. Gracias. Ya sé que es por falta de tiempo, pero igual me encanta cuando apareces.

AleMamá dijo...

Winnie, hay que cultivar la lectura de la Biblia, amiga mía. Los católicos somos flojos e ignorantes en un tema que es de tremenda importancia si es que de verdad creemos que estamos acá para salvarnos.

¡Anímate! te va a encantar meditar con ella,y cada pasaje es inagotable en sus posibilidades.

Un besote

AleMamá dijo...

Toyita, fui al sitio que propones, pero está en inglés y ni pidiéndole que me cambie a castellano me quiso "pescar". En todo caso, soy estudiosa de la Biblia que más que estudiarla para conocer a Dios y lo que espera del hombre, es para hacer oración, en definitiva. Hay que acercarse de un modo orante a la Biblia que es palabra de Dios.

Un beso

AleMamá dijo...

Miriam, gracias por venir de nuevo, amiga. Un beso

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas