Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 23 de octubre de 2005

Orden dentro del Caos

Hay que ser bien realistas: Los hombres NO ordenan, y si lo hacen es sólo sacando de su vista lo que les molesta a ellos --o sea, sus cosas NO les molestan-- y luego de hacer algún arrreglo, ¡los que lo hacen! ya no ven lo que ha estado "siempre ahí", como los enchufes y la señora, si se esta se descuida de hacer notar su presencia.




Llegando a la sabia conclusión de que NO van a hacerlo jamás, me he dedicado largo tiempo a organizar yo los trastos --o cachureos como llamamos en Chile a las cosas que están suficientemente buenas para guardar, pero sin un uso conocido-- para que los encuentre YO cuando chillan por no tenerlos al lado cada vez y así no pierdo tiempo, ni rabio por el desorden.

De tanto luchar me he vuelto sabia y prudente, ¡quién lo diría!

Lo que es cable para usos ignorados y misteriosos, lo tengo en una caja reconocible con tapa hermética, pues le temo a las arañas, y los cables amarraditos y no muy largos, para que quepan sin enredos. Otra caja contiene todo lo eléctrico que le logro arrebatar de futuros proyectos que se alargan por meses o años, y no alego por eso, que yo también procastino cosas, pero al menos las guardo y no "aguardo" el día de San Blando. Otra contiene lo del riego y le he ido comprando "sub-cajitas" con separaciones para meter microjets y asuntos relacionados con la humedad infinita y necesaria para nuestro jardín que no es pequeño.

Y así: una con taladros y brocas, otra con tornillos de todos los gustos clasificados por mí, naturalmente--los míos que he perdido creo que están ahí-- y tres cajas de herramientas: una con las cosas de carpintería; otra con herramientas de eléctricidad la última con cosas mecánicas y generales.




En lo que toca a la casa no todo está bien en el tema: necesito una reingeniería y hoy comencé con entrar dentro de la casa las tazas Florencia, pero no sé qué hacer con esa loza ordinaria y fea que me saca de apuros para cada muerte de obispo. Ya veremos. Además debo hincarle el diente al closet de la ropa de casa, en que la Ana mete tal como va llegando, o sea amontona lo
nuevo sobre lo último y lo que hay que usar se sumerge al fondo del guardarropas......

Debo anotar el día D para estos trabajos pues es cosa o de impulso desesperado, o de planificada mortificación por el África sub-sahariana, ¡y vaya que lo necesitan!



9 comentarios:

Trini dijo...

Bueno...Pues, yo tiro. O sea que cacharro inservible que veo como lo alcance allá que va a la basura. Eso sí, las herramientas no, esas están guardadas donde to sólo lo ssé(yo que no las uso) pero cclaro es más fácil preguntar dónde estás que encontrarlas así por natural inteligencia...

Un abrazo Ale.

Trini dijo...

Ale, todo lo que edito en mi Blog, a lo sumo tiene una semana de escrito. Algún día, en un Post, contaré que pasó por mi mente cuando, bien pasados los 44 años, hice mi primer poema(bien malo por cierto)

Un abrazo

Anónimo dijo...

mierda, hay que ser mujer para gastar media vida en quejarse.

Milkus Maximus dijo...

Estimadísima, dos cosas:

1- es conveniente que aprendas a eliminar comentarios como el del "anónimo". No tiene caso dejarlos. "El que no levanta, desparrama", y ya hay suficiente desparramo en el mundo para dejar que se meta en un blog donde uno encuentra un poco de calidez humana.
2- Rindo mis más sinceros honores a una maternidad tan fructífera y gozosamente llevada como la tuya. Ojalá tu alegría y sencillez se contagie a quienes lean en tu Blog.

Un abrazo. Que tengas paz.

M.Alicia dijo...

Yo creo que todos tenemos, aunque algunos no lo reconozcan, en alguna cajita o cajón cosas que, no se por que, guardamos, aunque no nos sirvan para nada ni las utilicemos para nada, pero hay las tenemos "por si acaso...".
Con respecto al comentario del "anónimo", Hay que ser hombre para hacer comentarios tan desagradables como ese.(por no poner algo peor)
No le hagas caso, y en cuanto puedas, borralo.
Hasta pronto.

Alemama dijo...

No borraré el comnetario anónimo pues es opinión también., sólo que más cobarde. De seguro no ordena mucho tampoco y quizás se sienta tocado. En todo caso, pasó la lata de dejar un mensaje con todas las dificultades de personalizarlo escribeindo el jeroglífico.
¡Saludos a los amigos!

yvonne dijo...

Idola alemama, no borres el anonimo, pobre, recemos por el, cariños,
Yvonne.

Milkus Maximus dijo...

Opciones son opciones. Suelo ser bastante más radical y expeditivo en mis decisiones.
En todo caso, si no vas a borrar el anónimo, te agradezco la lección de nobleza y tolerancia.

Que tengas paz.

Alemama dijo...

Gracias, cuesta a veces, pero trato :)
Igual deseo para tí.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas