Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 29 de abril de 2006

Imposible perderse este minimalista blog

  • La Hormiguita
  • me ha dejado un comentario por ahí y fui a devolver la visita como suelo hacer, y me he encontrado con alguien absolutamente genial y atípico, con un blog justo, mínimo pero enjundioso a la vez....un oasis. de verdad. Son reflexiones en escuetas palabras como éstas:

    *Hasta la utopía más sencilla, si se pone en práctica, termina en pesadilla.

    *La penitencia por idealizar a un ser querido, es sufrir por sus defectos.

    *Algunos sólo dejan por legado sus manías.
    Ahí les dejo tres como aperitivo. ¡Corran a visitarla y díganle que van de mi parte !

    Post Scriptum: La Hormiguita ha desaparecido sin dejar rastro conocido y no termino de lamentarlo pues borró todas sus magníficas frases breves. Si regresara por acá le quiero decir que aún la recordamos y que en la ex-dirección de su sitio había otra cosa.

    4 comentarios:

    Gem@ dijo...

    Gracias por la visita alemama me gusta ver como de vez en cuando conseguimos que esa distancia geográfica se acorte gracias este gran invento del blog.
    Voy a visitar a La Hormiguita seguro que vale la pena.
    Un cálido y sincero abrazo.

    Alemama dijo...

    O este compendio de cosas con sustancia y el humor en justa proporción :)
    del blog de la Hormiguita

    ¡se nota que me ha encantado!

    La hormiguita dijo...

    Muchas gracias por tu recomendación y por ponerme en tus Caramelos. Gema me visitó. He puesto tu link en mi sitio.
    Un gran saludo y hasta pronto!
    :)

    La hormiguita dijo...

    Además, me encanta la imagen. Creo que la foto me hace justicia. :)

    Algo de mí

    Mi foto
    Vitacura, Santiago de Chile, Chile
    Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

    Entradas más vistas