Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 10 de junio de 2006

Cuando la lluvia es novedad

Ha llovido bastante en Santiago, los milímetros normales a la fecha y otros pocos más, todos juntos, y el fenómeno mojado me trae muchos recuerdos.

Entre ellos quiero contar la impresión de mi hijo mayor cuando vió llover por primera vez, pues vivíamos en el norte de Chile, cerca del desierto de Atacama y era muy árido.

Simplemente dijo:



"Mamá, el cielo tiene pena y está llorando"



La imagen es de : Reyes Abades, efectos especiales S.A


4 comentarios:

Alemama dijo...

POST SCRIPTUM:
Esta anécdota me la recordó mi hermana Sole, el archivador de memorias familiares más confiable que tenemos :)

Claudia (Pampa) dijo...

Es notable como a veces algunos recuerdan algunas cosas que hemos olvidado y relatadas nuevamente y desde otra visión es fascinante!

MaRiPoSa dijo...

que lindo!!!..percepciones puras, que mejores son los niños en ello....

si ven el mundo a su manera e interpretan como quieren,

yo igual lo interprete parecido, decia que los angelitos estaban tristes y por eso lloraban todos juntos.....

me encantaria volver a ser una niña y sorprenderme de las cosas mas simples de la vida...como es esta lluvia, en la que antes disfrutaba y corria con ella y ahora evito para que no se desarme mi peinado.!!!

PD: graxias por tu post!

B.B. Queen dijo...

pues bien, dicen que los niños (y los borrachos) siempre dicen la verdad... algo de cierto habrá en el dicho.
te leo.
:)

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas