Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 7 de julio de 2006

Rupanco: haiku


aguas grafito
de deshilachadas olas
mojan mi cara



















12 comentarios:

almena dijo...

se van los ojos
a la impoluta vela
de ese barquito.

un beso

Alemama dijo...

Foto del velero Vikingo I en el lago Rupanco. El punto rojo es mi hija menor. La foto la tomó con mi cámara Ximena V. y luego yo la edité. Gracias a la "modelo" distante y a la que disparó el obturador.

Alemama dijo...

Gracias Almena por el lindo haiku :)

hna josefina dijo...

¿Dónde es el Lago Rupanco? La verdad que dan ganas de darse una vueltita...

Alemama dijo...

Queda en el sur de Chile, cerca de Osorno y frente a Bariloche, más o menos :) ¿Vamos?
¿Qué te parece una fiesta blogera?

B.B. Queen dijo...

a ver, vamos a intentarlo por primera vez. acá voy: :)

aguas que caen
intensamente sobre mi piel
dejan su huella


¿qué bonito es rupanco, cierto? puedes cambiar de aire, disfrutar y descansar... ¡es como un combo todo en uno! :P

saludos, te leo B)

La hormiguita dijo...

Precioso e inspirador. Saludos.

Claudia (Pampa) dijo...

Yo quiero!!! conozco algo de ese lugar y me fascina! te imaginas una fiesta alli? super!

maite dijo...

el ave pasa
oscura la vigila
una montaña

si? ;)
no conzco rupanco, pero ya me dan ganas...
saludos!!

Trini dijo...

Quién pudiera estar ahora en ese barquito...

Me gusta tu haiku que complementado con el paisaje me regala paz.

Besos muchos

alegriadequerer dijo...

UH ENCANTADOR EL PAISAGE BELLO MI MAESTRA USTED SIEMPRE SIENDO "UNICA" PASE A DEJARLE CARAMELOS CON
ALEGRIADEQUERER

alp dijo...

Precioso paisaje con la compañía del haiku! :D

Un beso!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas