Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 1 de junio de 2010

Versos a mi abuela perdidos por casi un siglo


Había contado del desarme de la casa de mi tía -y que antes fue de mis abuelos- luego del terremoto.

Entre lo que me mandó a mí están los libros de cocina escritos a mano con las recetas que se hacían y las que se veían apetitosas pero jamás se concretaron. Típico. El caso es que en ese montón de tesoros, hemos encontrado uno súper especial  del 17 de enero de 1919, cuando mi abuela, sus hermanas y primas eran jovencitas casaderas.

Son unos versos rimados para reirse de las sobrinas. Los firma el "tío Pay" (Pablo Délano Biggs) y están fechados en Peñuelas, el fundo de mi bisabuelo, ya viudo en esa época.

Tres rosas

Tres rosas hay en Peñuelas, nombrarlas es muy facíl:
Una se llama Sybilla, otra Olivia y otra Etil.

Primas son estas rositas, y simpáticas las tres;
son unas tiernas florcitas que serán flores después.

Como todo el mundo sabe, espinas tienen la rosas,
pero no hay miedo que claven mientras no sean esposas.

Entonces, ¡mucho cuidado! la rosa cambia el color,
y al que fue tan bienamado puede causarle dolor.

Una ya se ha arrepentido de sus primeros amores.
Yo, por el pobre he sentido, pues comprendo sus dolores.

Otra tiene tanta calma, que nadie puede saber
lo que ella siente en su alma, en su alma de mujer.

La otra es como una ardilla, hay que hablarle con cuidado,
aunque parece chiquilla, tiene un genio ¡¡bien marcado!!


Los versos escritos a máquina, en papel de copia, y tienen unas indicaciones para saber a quiénes se refería. Etil (Estela) era mi abuela. Era un linda mujer y estaba por casarse.




13 comentarios:

AleMamá dijo...

Las "Rimas Peñuelinas" tiene una segunda hoja con otros versos que no publicaré por lo locales que son, pero me hicieron reir y pensar.

¡91 años atrás y aún nos hablan todos esos muertos!

Gabriela dijo...

Qué lindo haber encontrado ese tesoro. Y si, los muertos hablan. Es cosa se saberlos escuchar.

Winnie0 dijo...

Qué grande es el valor de este TEsoro Ale..GRacias por compartirlo. Un beso enorme

maria jesus dijo...

Has encontrado un tesoro familiar, y las recetas tambien. Yo haría un albun con todo ello para que se fuera transmitiendo, como bien dices, aún nos hablan.

Un beso

Mariluz Arregui dijo...

Me encanta tu nueva cabecera, Ale !

Y las rimas son un tesoro, :),gracias por hacernos sonreír con ellas,

Un abrazo

Fernando dijo...

¡¡Qué bonito!! Ojalá descubras y publiques más de estos poemas.

"Florcitas", qué delicado, me quedo con la duda de si en España diríamos esto o "florecitas".

Me hizo reír lo de "no hay miedo que claven / mientras no sean espoas". ¿Te parece, Alemamá, que el señor tenía razón en estos versos?

Capuchino de Silos dijo...

¡Qué cosa tan delicada y tan bonita!
Gracias por compartir con nosotros un recuerdo tan familiar.

Ayer supe que tienes un hijo sacerdote. ¡Que suerte! ¡Enhorabuena!. Yo, tengo un sobrino, hijo de una hermana.
Rezaré por él.

Edit Liliana Ciotti dijo...

Cómo emocionan estos tesoros cuando llegan a las manos luego de tantos años, verdad?
Compartes un dulce recuerdo de muchos de tus antepasados y eso nos trae a los nuestros a la memoria.
El poema es hermoso, como seguramente eran las tres rositas.
Un abrazo amiga

AleMamá dijo...

Fernando, sí, son divertidos por la experiencia en los cambios de "tres rosas" a tres esposas que prevé el tío Pay, jeje

Lo del genio BIEN MARCADO de la tía Olivia, me hizo gracia también.
Saludos

AleMamá dijo...

María Jesús...ahí estoy, mirando las recetas. Las hay a "escala humana" pero otras, expresan las medidas ¡en decálitros de agua y kilos de sal! no exagero. Quizás transcriba alguna.

AleMamá dijo...

Marilú, gracias por la opinión sobre la cabecera. La foto es "de por ahí" y aproveché un trocito. Tu podrías hacer algunas fantásticas con tus obrs de arte.
Besos, gracias por tu aparición acá.

AleMamá dijo...

Sí, Capuchino, tengo un hijo sacerdote. Es el tercero de cinco. Es un orgullo santo y una gran responsabilidad el acompañarlo siempre para que sea bueno y fiel.
Saludos

AleMamá dijo...

Gaby, ¿cierto que nos hablan? es el milagro de la escritura, don divino si se emplea para el bien.
Un beso

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas