Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 12 de diciembre de 2006

Compromiso irrenunciable: a un hijo adolescente.

Sí, es verdad, tanto tú como nosotros debemos hacer a veces este ejercicio.

Aquel día, que jamás pensé que llegaría ya para mí, mientras atravesabas mi cuerpo para aspirar las primeras bocanadas del aire que te darían vida autónoma, te hice una promesa entre pujo y pujo: ¡Allá vamos, hijo mío! Vamos juntos a lo que Dios disponga para ambos.

Hoy que estás adolescente y no quieres oírme, ni dejar que te demuestre mi amor, ni demostrarlo; ahora que parece ausente de nuestra relación, te reitero mi promesa inquebrantable: ¡Seguiré contigo! aunque imponerte disciplina y exigirte virtudes te sean insoportables en esta etapa de tu vida. Sería tan fácil claudicar, pero creo que me necesitas más que nunca: por eso no te dejo, como no me dejaron en su oportunidad mis padres.

Hijo de mis entrañas y de mi alma, te amo incondicionalmente, con todos mis defectos, debilidades y carencias: yo te amo.
Mamá

14 comentarios:

Xuravet dijo...

Hermoso post.
Yo tengo un hijo pequeño que es la luz que ilumina mi vida, a sus 5 años ya demuestra lo que será en la adolescencia y sé que será difícil esa etapa para ambos, pero el amor que siento por el no dejará que me de por vencido aunque me llegue a doler su actitud y su lejanía. Por el momento disfruto cada caricia y cada beso que me da, cada "papi, te quiero" hace que me derrita por dentro. Saludos

Susy dijo...

Mala etapa la adolescencia. Recuerdo la mía con terror, no volvería a ella.
Mala para el adolescente, peor para la madre, diana donde sus dardos lanza y atraviesa.

Fuerza y amor para ambos. Sobre todo, fuerza. El amor es inquebrantable y la fuerza no.

Un abrazo para ambos.

Alemama dijo...

Para OJO HUMANO: No he podido dejarte comentarios porque por alguna razón no hay esa opción. Si lo ves, te agradezco el enlace.

fotosdelacapilla dijo...

Una haría cualquier cosa por un hijo. Hubiera querido que mi madre me dijera eso a esa edad y no cuando ya soy adulta.
Qué bueno que no tienes miedo a decirlo.
Los comentarios, ah, estoy ayunando de cualquier elogio. Sé que pasas por ahí y te lo agradezco.
Mi mail si un día te animas:
toyita3@gmail.com
Saludos con cariño y gracias.

Anónimo dijo...

No sé qué le pasa a blogger pero me envió a otro lado.

ojo humano

bajamar dijo...

Hermoso texto...me quedé sin palabras...

besos Ale

alemama dijo...

Gracias paor su aliento. Sí, es difícil la adolescencia, para el que "adolesce" y para los que lo rodean.

Etapa necesaria para probar las alas y también la fortaleza de los demás.

Todo pasa, y a todos nos pasó; paciencia......

B.B. Queen dijo...

¡uff! difícil, muy difícil para el que observa... y para el que lo vive, más aún.
ánimo y hermoso post.

te leo.

almena dijo...

Es entrañable y emocionante lo que has escrito, querida amiga.
Un besazo

Cristian dijo...

hola Alemama:
El tiempo de la adolescencia es bien especial. Yo creo que básicamente los adolescentes buscan en esa etapa una compañía desde el cariño... así no se cierran tanto; pero realmente es una etapa complicada... ¿recuerdas la tuya? Yo era bien arisco con mis padres; no se trataba de no quererlos, pero no era afectuoso con ellos, ni tampoco me dejaba querer. Ya pasará esa etapa de tus hijos. Bendiciones.

alida dijo...

Pues en mi caso ya dos pasaron por esa etapa me queda una sola
La adolescencia es una etapa que no son ni niño ni adulto, nada le agrada todo le pica
En mi familia la llamamos la edad del moco pero es una etapa linda desde el cristal que se ve
Hay que ser mas amigo que padre pensar como piensan ellos
Un abrazo

MaRiPoSa dijo...

UFF... LA ADOLESCENCIA sii yo estoy en esa etapa...lo peor es que no es claro cuando termina, mientras la disfruto, recuerdo lo que el profesor de psicologia del desarrollo nos dijo: niños grandes, problemas grandes.

asi es... y es bueno alejarce un poco de los padres y no pescar, es parte del proceso y se ve que tu siempre estaras ahi cuando los necesites... asi q mejor!!

una como adolscente peca de narcisista, entonces somos solo YO Y YO Y YO.... y a veces nos olvidamos de quienes nos dieron la vida y de quienes nos cuidaraon siempre...

pero uno kiere esa mama, amiga (no exajerad como para querer saber todo y salir con una siempre) pero sobretodo MADRE...SIEMPRE MADRE... por que como se dice, madre hay una sola...

gracias por el post.. me acorde de la mia..y lo mucho que necesita respirar conmigo!! :D

La hormiguita dijo...

Es así como lo dices. Incondicional.

Un beso, querida Alemama. Te deseo una feliz Navidad y un año nuevo lleno de dicha y realización.

Gem@ dijo...

Desde el día que ven la luz por primera vez son prioridad en nuestras vidas.
Me gustaría poder describir en una línea el sentimiento que une una madre y hijo pero no te atrevo, es algo tan sumamente hermoso que no encuentro palabras.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas