Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 13 de abril de 2007

Levonogestrel


Una mujer joven de Concepción, Chile, ha escrito sobre un tema candente que apasiona a todos los actores: el de los anticonceptivos "de emergencia" y la legalización de la marihuana.

Por considerarlo de alto interés les dejo el enlace, y, aunque corriendo el riesgo de no ser monedita de oro y caerles bien a todos, como dice la vieja canción mexicana, dejo mi opinión expresada en mi comentario para ella, y pido perdón por la autoreferencia. Si alguno no piensa como yo, le pido que lo exprese con claridad para enriquecer el posible cambio de opiniones. Puede ser un muy interesante ejercicio, más allá de encontrarnos bonito todo, ¿cierto?
:) :) :)

¡Vaya, Carina, querida, qué temazo!, ¿eh? Está bueno esto, porque lo propone una mujer joven que es uno de los objetos del asunto. Bien me parece.

Yo voy a hablar desde el otro lado de la barricada, pues soy madre de cinco hijos y seré abuela primeriza este año, con el favor de Dios.

De acuerdo en que hay que hablar a calzón quitado de estos y otros temas en la familia, que es la primera educadora, ¿alguien podría dudarlo? también la familia "deseduca" los buenos esfuerzos que se hacen en otras instancias, como el colegio, iglesias, ONGs, etc. pues si no se enfrenta bien con ejemplo, sobre todo, terminamos disociando el AMOR del sexo, o confundiéndolos, que es un actual problema cultural, valórico, filosófico, político, etc, etc.

No es lo mismo el mal llamado "hacer el amor" que VIVIR el amor, pues lo primero puede ser perfectamente egoísta y usar al otro como objeto de placer --ya he oído la expresión "polola trofeo" (novia o enamorada trofeo), ¡qué triste!-- y vivir el amor puede incorporar la dimensión corpórea-genital o no, pero dentro de otro marco de referencia, el de la generosidad, el compromiso, la responsabilidad.

Es decidor que a mi hijo de 17 no le dejen usar el auto si no lo acompaño yo o alguno con carnet de chófer más antiguo que 5 años hasta que sea mayor de edad y pueda ir a la cárcel solito, sin embargo a una chica de 14 le dan esa bomba hormonal sin el conocimiento de sus padres siquiera. Es absolutamente asimétrico, ¡y sin hablar de los efectos nocivos hasta ahora discutidos del levonogestrel, que es el ingrediente activo de la píldorita-caramelo del día "de la resaca"!

Yo digo, si tengo dudas de que una comida sea la causante de una alergia severa de mi hija que podría llegar a ser motivo de enfermedad o muerte, no se la doy ni llorando, ante la sola posibilidad del peligro. Acá, por existir un espacio de DUDA de que pudiera no ser abortiva, se la enchufan como si las jovencitas fueran animalitos sin discernimiento alguno, sin control sobre su cuerpo e instintos.

Te encuentro TODA la razón de que el énfasis de la educación de la afectividad pasa por hablar de otros temas que no sean de la biología sóla. Está trillado y más que sabido, y ahí sigue el problema de los embarazos adolescentes y de las solteras, y no variará, pues donde quiera que se ha intentado ese esquema ha fallado estrepitosamente. La solución no son más condones, son más y más dominio de si mismos, más conciencia de la propia dignidad de ser humano libre y pensante, y respeto por el poder generacional que llevamos en nuestros cuerpos, tomar conciencia de que damos vida a otros seres que son tan dignos como nosotros y además más frágiles e inocentes.

¡He dicho! jejeje, salió largo, pero es que es MUY serio el asunto y lo que tomen a la ligera me subleva.

Un beso amiga querida.

18 comentarios:

R. Madrid dijo...

Clásico tema en que nos tironean a los jóvenes. ¿No piensan en nuestra dignidad? También pensamos.

alida dijo...

Alemama, todo lo que le escribiste a la chica, yo te apoyo, no soy partidaria de darles esa píldora a ninguna chica y menos menor de edad, en las farmacias la podría en la venta con récipes medico, los chicos no saben el daño que le puede ocasionar hasta psicológicamente
Un abrazo

Alemama dijo...

R.Madrid, ¿en qué sentido lo dices? En el sentido de que no los manipulen los mayores tratándolos como animalitos irracionales? En eso no puedo estar más de acuerdo contigo.

Si es para hacer uso de una libertad sin responsabilidad, lo lamento, no puedo estar de tu lado.

Un hijo es un hijo en cualquier circunstancia y ya se sabe lo necesario para engendrar uno, entonces..... ¡no alegar inocencia!

Saludos cordiales, ojalá regreses, no siempre la temática es así acá.

:)

Alemama dijo...

Alida, querida, gracias por tu apoyo. Yo tenía escrita hace tiempo esta entrada, pero no me decidía a "largarla" por cobarde, pero al ver cosas sobre el aborto en México, me decidí a hablar de un tema muy sentido para mí. Si cada uno repite desde consignas hasta hablar desde un mal entendido "mal menor" y comprensión con los aproblemados por un embarazo; o desde su egoísmo, su falta de análisis, comodidad, e incluso ignorancia en algunos casos, ¿por qué callarnos los que pensamos que cualquier vida es dignísima?

Que me disculpen los que no vean las cosas como yo, pero --aunque lo lamente-- prefiero no ser popular con estos temas a atragantarme por no decir lo que pienso.

Igual los quiero a todos :)

almena dijo...

Querida Alemama, ni una coma sobra o falta a tu comentario. Pienso que todos perseguimos un fin único: "ser felices, aspirando a lo mejor del ser ". Y la forma no es precisamente la de comportarnos "irracionalmente".

Un besazo

El Churruán dijo...

Hola amiga:
De acuerdo contigo en gran parte. Es una incongruencia desde luego lo que cuentas, que un adolescente de 17 no pueda conducir porque se supone peligroso, pero si pueda disponer de medicamentos que entrañan un riesgo a voluntad.
Mi opinión es parecida a la de Carina. Con los jóvenes no hay que prohibir taxativamente, sino razonar. Bajo mi punto de vista, cuanto más prohibas, más vas a causar el efecto contrario al deseado. Es indispensable educar a los jovenes en la libertad, no en el libertinaje. Libertad con cabeza, razonando y pensando que este mundo no es perfecto, que hay gente que te puede hacer daño y mejor andar con precauciones que nos ahorrarán daños futuros.

Alemama dijo...

Gracias, mis valientes amigos que han dejado su huella. Deseo hacer pensar por otros derroteros y eso conlleva un riesgo de descalificación , ya lo sé, pero no puedo callar, es superior a mí. Doble gratitud, me animan.
:)

Leo Ríos dijo...

El conflicto de la ética suprema con la fragilidad y subjetividad de las vivencias... es delicado ser taxativo, son casos de conciencia, la sexualidad adolescente es eminentemente temblorosa e irresponsable, rehúye las reglas, y muchas veces está condicionada por un entorno precario.
La vida está llena de aporías, pero eso mismo es lo que la hace viva, amplia y llena de misterios.

Muchas gracias por tu visita y cariño.

Un fuerte abrazo,

Leo R.

Irantzu dijo...

Entre darla y un embarazo a los 14, mejor darla... espero que no sea abortiva eso sí, porque entonces ya no es "pastilla ANTICONCEPTIVA de emergencia", y a mí los abortos me duelen. A veces pienso que son sólo celulas y bla , bla (eso que argumentan los pro-aborto) pero demonios, es una persona en potencia... yo fui ese grupo de celulas, y que lata que alguien pueda decidir "tú naces, tú no"...
En un mundo ideal no habría que estar corriendo por una pastilla del día después, no habría embarazos no deseados ni abortos.
En el mundo real los hay, y lo que falta es información, educación, responsabilidad y recursos al alcance de la mano especialmente para los más jovenes y los más pobres.

Alemama dijo...

Irantzu: ese es justamente el problema. Entre darla con duda, aunque tenga 14 ¡mejor NO darla! En la duda, abstente consejo viejo como el mundo, y si ha durado, es que es sabio, sabio, sabio.....

Ojalá nadie pensara siquiera en usarla, pero el mundo está así y se da como caramelo. ¡Qué penita!

Un abrazo, amiga

princess olie dijo...

Alemama:

Te invito a mi blog, para que leas un post del 15 de septiembre de 2006, que se llama "Mis razones para optar por la vida".

Abrazos desde Antofagasta:

olie

Loreto dijo...

Alemama. Ya no hay duda alguna, la píldora es abortiva y hay muchos trabajos científicos que así lo avalan.
Mirando el problema desde el punto de vista de la salud pública, es una estrategia horrible e ineficaz para tratar el problema del embarazo adolescente. Es como si se quisiera tratar la obesidad dándole laxantes a los obesos.
Son temas donde la educación y los cambios de hábitos son pilares fundamentales para la resolución del problema..., y eso no es ámbito del gobierno, sino que es responsabilidad de la propia familia.
Yo opino que por muy difícil que sea el hablar con los adolescentes sobre este tema,
por la rebeldía innata que se tiene a esa edad, y por el erotismo del ambiente que los impulsa a tener relaciones sexuales a una edad cada vez más temprana, no es justo que mueran personas inocentes e indefensas por la incapacidad que tenemos los que nacimos antes que ellas de educar sobre el valor de la vida humana, de la sexualidad, del amor, del respeto por el otro, etc, etc. Quizás cuantos de nosotros nos salvamos de haber sido asesinados durante nuestra etapa embrionaria gracias a que nuestras madres no tuvieron acceso a la píldora del día después. ¿Es que existe una edad ideal o una condición especial para tener un hijo?. Obviamente que hay mejores condiciones que otras, pero yo no puedo condenar a alguien que aún no ha nacido a ser un "bodrio social" sólo porque su madre es joven, está sola y es pobre. Tal vez ese niño es sumamente talentoso y logra sacar a su familia de la pobreza y ser un aporte a la sociedad. Eso no lo sabemos, pero sostengo firmemente que ante la duda es mejor abstenerse y reconocer que a nosotros no nos corresponde decidir quien vive y quien no.
Si tanto defendemos a grito pelado los derechos humanos y la igualdad de todas las personas debemos ser consecuentes. Esos embriones tienen los mismos derechos que nosotros, pero como son tan chicos nos cuesta reconocerlos como de la misma especie, y no tienen porqué estar condenados a morir sólo por la irresponsabilidad de sus padres, que en el fondo, es irresponsabilidad de todos.

Loreto dijo...

Alemama: podrías dar la dirección de esa página mejicana

Alemama dijo...

Olie, ya iré a ver tu entrada, descuida, y , Loreto, es muy interesante tu opinión pues eres m´sdico, ¿no? Mira buscaré la página de la mexicana, pero por ahora no puedo...colapsó mi día y mañana no será mejor, pero lo haré. Un abrazo a las dos.

Loreto dijo...

Sí, soy médico, y por esto me da más rabia el tema de la píldora.
Primero: lanzaron este tema de dar el lenonorgestrel a niñitas desde los 14 años sin contar con la autorización de los padres en el momento en que los trabajadores de la salud estaban en paro. Fue una excelente estrategia comunicacional del gobierno para distraer la atención de la población, porque desde hace varios años se le están inyectando recursos al Ministaerio de Salud y la administración ha sido bastante ineficiente.
El problema del embarazo adolescente, que abarca los ámbitos tanto de salud como valóricos, no es tan importante como otros problemas netamentes de salud como las enfermedades cardiovaculares, la obesidad, la depresión , los accidentes vasculares encefálicos, etc, etc, pero sí le entrega una gran ventana de publicidad a quienes quieren seguir instaurando una sociedad más secularizada y antivalórica.
También da mucha pena que los consultorios de los sectores más pobres estén llenos de píldoras del día después y no tengan ni paracetamoles para entregarle a la población.
Lo otro, como el Estado de Chile es secular, o sea, la ley civil está por sobre las convicciones morales y religiosas, los médicos estamos obligados a cumplir con este decreto sanitario de dar la píldora del día después o si no recibiremos sanciones, lo que va a obligar a que varios médicos católicos con real vocación para el servicio público estén abandonando los establecimientos del Servicio Nacional de Salud.

alemama dijo...

Loreto: Entre tantas verdades, lo que me queda de este último comentario tuyo es laimposibilidad de argumentar objeción de conciencia. Da indignación pensar que la hay para tantas cosas y no para defender la VIDA humana.
Con eso lo que se consigue es que los que defenderían a los más débiles no estén en el lugar del holocausto; Sí, holocausto, pues mueren más personas por abortos que en las cámaras de gas.

El artículo que me animó a poner esta entrada de un tema poco simpático fué ésta: Mil y una cosas de la vida
No es mala persona, por lo que uno no se explica cómo les han hecho aceptar las crueles muertes de inocentes como algo indeable, pero ¡necesario!

Dr. Ph.D. Alejandro Hidalgo dijo...

Loreto...tus opiniones son respetables..solo desde el punto de vista de la conciencia...pero en términos científicos, por mas que he buscado "todas las publicaciones cientificas", no encuentro ninguna de tono serio (cell, nature, science, N. England J, etc)que avale lo que tu dices (si las tienes puedes publicar la cita de las revistas para salir de mi "error")....decir que es "abortiva", me parece de una ignorancia supina.... un solo dato: una vez implantado el óvulo, aunque te tomes un "cocktel de levonogestrel" , la gestación no será interrumpida...
POr lo demás, dejemonos de tanto cinismo, si las mujeres todos los dias toman levonogestrel, o ahora se les olvida que los anticonceptivos lo tienen como principio activo...ni siquiera es necesario comprar la famosa pastilla del dia despues, basta con comprar anticonceptivos y tomar el número de tabletas adecuadas a los miligramos del levonogestrel...y es lo mismo!...

Las mujeres tambien tienen el derecho de elegir o Ud. como madre preferiria que su hija sea madre sin desearlo, arruinando un "posible futuro mejor"...eduquen a sus hijas, no le prohiban cosas, enseñenles que existen y cuales son las implicancias de su uso...pero con datos científicos, no porque "yo soy catolica tu no puedes tomar esa pildora"...recuerden que los hijos no siempre profesan las mismas creencias que sus padres...(la edad no es importante...porque tambien las mujeres maduran antes que los hombres)

Alemamá dijo...

Doctor Hidalgo: como el blog es mío y la entrada también, aunque Ud. le replica a Loreto, yo voy a meter mi cuchara en algún punto tocado por Ud.

Estoy de acuerdo de que una vez implantada la nueva persona humana ni con una bomba de levonogestrel será desalojado. Todos los estudios parecen apuntar para allá. El punto de inflexión está en que sí puede impedir la anidación, y eso lo dice la literatura que acompaña al producto en otros países que no sean Chile; es información de los propios fabricantes, pero acá no se les dice a las usuarias.

Ud. tiene razón también en que si quieren la bomba de hormonas es cosa de tomar todo el paquete de anticonceptivos de un viaje hasta completar la dosis que impida la nueva vida si no se ha tratado de afirmar de su madre, luego es muy difícil.

Ud. cita muchas publicaciones de indiscutible prestigio, pero no en todos los casos ellas respetan la vida desde la concepción, y he ahí la gran diferencia de criterios.

Loreto y yo, por defenderla, nos abstendríamos de cualquier cosa que la ponga en peligro, por considerar la VIDA un bien superior al "posible futuro mejor" para una hija, como Ud. dice, pero con esa duda lo de "mejor" sería relativo.

Lo de "eduquen a sus niñitas, no les prohiban cosas,enseñenles que existen y cuales son las implicancias de su uso...pero con datos científicos..." que dice Ud. yo lo complementaría con el respeto que las hijas e hijos se merecen como seres pensantes que debieran ser, con la enseñanza de su dignidad, de la responsabilidad y de la moral que dice que hay que respetar para ser respetados y si hoy la vida no nata vale nada, el próximo paso seremos los mayores improductivos o enfermos.

"En el comer, y en el rascar, todo está en el comenzar", dice el dicho; parece que en el matar, también, por desgracia.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas