Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 29 de julio de 2007

Fluir de las generaciones


Suntanning before going swimming once more

Foto de Alemamá. Tomada en el Salto del Laja, Chile

La vida sigue fluyendo, y doy gracias por ello, pues de haber nacido en otro tiempo o lugar, ya no existiría. A los nueve años perdí un riñón en un día de santa Marta, como hoy, y he tenido una vida tan normal como la de cualquiera.

He pasado barreras, pronto seré abuela ¡y pensar que hubo quién pensó que jamás sería madre!

Se han puesto muchos soles de muchos días; muchas horas de latires sin descanso; mucho aire ha hinchado mis pulmones; he amado y he sido amada en abundancia. He encontrado a Dios cuando lo había dejado (¿o más bien me buscó Él?) .

He vivido.

Ahora están llegando otros que marcarán un nuevo hito en mi camino: los hijos de mis hijos; Sofía verá la luz en septiembre, con la primavera, y mi niet@ alemán abrirá los ojitos en el duro invierno boreal, en enero. Ambos llegan en el otoño de mi vida, trayendo savia nueva.

Avanza la vida, como debe ser, mientras la observo seguir el curso de las generaciones.
¡Que la utilicen bien!




13 comentarios:

ojo humano dijo...

Gracias Ale por esa lección de fortaleza.
Sí, he perdido en estos días a personas queridas, tú sabes, la distancia de muchos kms. cambia los lazos y algo nuestro se va con los que se van. Pero como otros llegarán, eso lo sé, Dios nos bendice hasta de esta forma, con amigas virtuales que nos animan, nos hacen reír y alegran el día.
Estás en un bello tiempo, debe ser magnífico tener un hijo de tu hijo y ver cómo la vida se renueva, felicidades.
Que lo disfrutes a concho.
Un beso afectuoso.

almena dijo...

Qué alegría, Alemama, todo cuanto explicas. Enhorabuena por una vida plena, por la nueva experiencia de tus ya cercanos nietecillos, por todo...

ah! y me alegra que Cosas Nimias pueda aportarte alguna idea para tu blog ¡claro!
;-)

Un abrazo!

Irantzu dijo...

Este post se semi contrapone con el último mío, y sin embargo me gustó tanto...!
Es tan lindo, iluminado y luminoso...
Gracias por escribirlo, y muchas felicidades para ti y tu familia SIEMPRE!

modes amestoy dijo...

que disfrutes la savia nueva, que te siga renovando.
Un abrazo

Rocío dijo...

Escribes que da gusto!!! Dulce vida que empieza ahora a coger ese gusto añejo que le da su mejor sabor a cualquier vino maduro, revalorizándolo más si cabe :)
Feliz semanita primor! y enhorabuena! ;)
Muacs!

reikiaduo dijo...

Si encontraste lo que buscabas en la vida

Si encontraste a Dios

Ya les has dado a los tuyos la presencia de una abuelita agradecida. ¿Qué más?, ¿qué mejor?

mueblestilo (yhallo) dijo...

Quien a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija.
Solo te resta disfrutar de la gracia de Dios.
Bendiciones.

Alemama dijo...

Gracias a todos por alegrarse conmigo :) Realmente son un encanto. Los que no blogean no me creen que acá encuentro mucha amistad y cariño.

Un beso a cada uno, gracias.

Churru dijo...

Tienes una suerte muy grande, ver continuada tu presencia en este planeta por medio de tus hijos y nietos. Es un tesoro para conservar, de verdad.

alida dijo...

Ale…no sabes cuanto me alegro, primero de haber nacido en esta época y la lección que nos da a muchos, fuerza de voluntad y un ánimo increíble
Recibe un gran beso

cielo azul dijo...

Hy muchas dichas y maravillas en la vida...

gracias por ser parte de esas maravillas dentro de la mia..

un abrazo!

tatacatito dijo...

De acuerdo. Ilusiona.

Mariana (la mamá) dijo...

Ale
Me encantó esta entrada de tu blog!!
Muchos besos.
Mariana

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas