Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 20 de febrero de 2008

Araucaria araucana, inmigrante


En mis deliciosas caminatas de turista de a pie por el sur de Alemania, me encontré con este ejemplar de araucaria*, uno de los símbolos de mi país. Es un enorme árbol, espinudo y majestuoso en estado natural. No sé cómo lo harán en ese pedacito de jardín cuando la conífera crezca de verdad. Ya tenía como dos pisos de altura el día que tomé la foto.

Es curioso encontrarse con una "compatriota" de ese tamaño a la pasada.





9 comentarios:

Alemamá dijo...

Perdón que insista sobre el lugar en que acabo de estar; es que si alguien llega sólo al último post de esta serie de minucias, no entiende de qué hablo.

Guillermo N. A. dijo...

-
Es cierto... gracias por tener esa consideración para con tus visitantes... de entrada yo ni cuenta me doy de esa introducción... y en cambio veo y leo con ansia tus miradas... Gracias...

Saludos...
-

Alemamá dijo...

Dicen que la araucaria araucana es un verdadero fósil viviente. Produce unos piñones de unos 5 centímetros de largo o más. Los indios la llaman Pehuén, y los que basan su dieta en estos frutos, pehuenches, o sea "hombres del pehuén".

hna josefina dijo...

A ella también le habrá gustado verte ¿No?

Irantzu dijo...

Ricos los piniones!
Mira donde fuiste a topar con una araucaria...

elviajeaningunaparte dijo...

Ignoraba este tipo de arbol.
Interesante.

Un Saludo.

Ljudmila dijo...

Si, suelen crecer altas...la ventaja es que van hacia arriba y hacia abajo y no levantan baldosas ni pisos. Frente a mi casa que debimos sacar, pero que pusimos luego en su lugar ? otra araucaria! Son preciosas y hmm ya está llegando a la ventana del primer piso....

Alemamá dijo...

Ljudmila: esta araucaria era inmigrante, la tuya es...¡migrante! se mueve bastante más que sus congéneres...jeje

j.a.varela dijo...

Una recomendación desde la tierra Charrúa:
No se pongan debajo a dormir la siesta.
Ni siquiera estacionen el auto. Si te cae una de sus piñas en la cabeza te acordarás de Alemamá.
Las piñas de las que crecen por acá, pueden medir 50 cms. ¡Y pesan!

j.a.varela

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas