Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 4 de diciembre de 2008

El tulipero de mi patio

Me ha gustado la luz con que salió esta foto. La tomé al atardecer, con la luz poniente ya muy baja

No tengo NADA de seguidora de la Nueva Era --New Age-- salvo algo de su música que, efectivamente, logra apaciguar el espíritu por usar sonidos tan naturales y serenos que nos conectan con buenos momentos y sensaciones placenteras, tal como lo siento cuando escucho la música "eterna" de los grandes maestros que acompañan mi día, especialmente cuando ando en el auto. Es como ponerse una pomadita, un ungüento en el alma..... pero hoy, estando en mi patio --que está muy primaveral-- tuve una experiencia de las que patrocinan los de la Nueva Era, creo, porque me dió un impulso irracional de abrazar el tronco de mi tulipero que está ¡bello bello! cada día más lindo y creciendo , tanto, que ya ha tapado parcialmente las ventanas de mis vecinos de atrás, que dan directamente a nuestra intimidad, y nosotros, siendo de muy bajo perfil y hasta tímidos, hemos aprovechado poco el lujo de la casa por sentirnos en un acuario transparente al estar ahí. Ya no es así, y el arbolito, al ser de hoja caduca les deja pasar el sol del norte en invierno y los protege de su inclemencia en el tiempo del calor. Todo bien, nuestros vecinos deben estar contentos, y se nota, pues pasan más en su terraza.

Abrazarlo en forma consciente me hizo sentir su rugosidad; su calor de todo un día bajo los rayos solares; su perfume seco; su firmeza enhiesta, y pensé que en caso de terremoto -- de esos que suelen hacerse sentir en estas tierras en el margen occidental de América-- yo me estremecería, pero el tulipero no se movería de su sitio por sus hondas raíces acordes a su tamaño y estuctura.

Me sentí muy parte del mismo planeta que comparto con esa criatura viva, pero que no se puede mover de ahí. Esté donde esté, yo sabré que en mi patio de Santiago hay un noble ser vegetal creciendo, teniendo sus ciclos estacionales y viviendo para darnos confort y alegría.


14 comentarios:

ARCENDO dijo...

Precioso comentario. Saludos.

CRIS dijo...

La verdad es que la foto es una preciosidad...

No me extraña que lo abrazases, no creo que sea algo de la Nueva Era...simplemente, cariño a las cosas que Dios nos regala...a los moentos, ¿no?

Abrazos

Ana dijo...

Hermosa foto, dan ganas de tirarse a su sombra para dormir una linda siesta...

AleMamá dijo...

jeje, CRIS....sí, es lo que yo pienso, pues la naturaleza me hace pensar siempre en su Autor. Con cada alegría y belleza que me toca, lo primero que me sale es la alabanza.

Lo de la Nueva Era lo saqué a colación pues en algún lugar de una presentación, creo, invitaban a abrazar un árbol para "sentir la energía"...y sí, es muy rico, pero en el sentido de llevarme al Creador de todo, también el mío.

Besos

zocadiz dijo...

que lindo tulipero. Caminar descalza por el pasto es otra grata experiencia.

Irantzu dijo...

No sé qué decir, sólo que ¡qué lindo post! :)

MentesSueltas dijo...

Hola, bellisima foto y muy bellas tus reflexiones. La naturaleza nos recarga con su mensaje universal.

Te abrazo
MentesSueltas

maria jesus dijo...

!Que foto tan bonita y que arbol tan magnifico!No me extraña que te produzca todas esas sensaciones

Bohemia dijo...

que belleza de foto!!!

BSS

alida dijo...

Antes que nada, felicitaciones por esos 403 mejor dicho 406 post escritos en estos tres años, gracias por compartirlos
Es bello ese árbol verdad que provoca abrazarlo

Luis y Mª Jesús dijo...

Yo también lo abrazaría y echaría una siestita bajo sus hojas.
¡Qué suerte disfrutar ahora de la primavera.
Me ha encantado el post.
Un beso
María Jesús

Umma1 dijo...

Qué bonito post, Alemamá. Y la foto, también, hermosa.

Tampoco soy new-age, pero desde chica abrazo a los árboles, como algo natural. Andá a saber porqué. Bueno, también le hablo a las plantas del jardín, le agradezco a los árboles cuando les saco un fruto.

Estoy loquísima, bah... ;)

Siento que ese abrazo tuyo, tuvo mucho de mimo al compañero vegetal.
Qué bien se lo merece, no?

Beso

Terly dijo...

¡Qué maravilla de árbol, Alemamá!
¡Qué preciosidad de hojas y qué verdor!
En mi jardín yo tengo un castaño, también precioso, de hojas grandes, pero la pena de éste es que en otoño pierde las hojas y me hace ponerme melancólico.
Un beso.

AleMamá dijo...

Oye, que el tulipero también es caduco, o sería una monstruosidad en invierno tapando todo el sol a mis vecinos de atrás. También este árbol es lindo en otoño, con sus colores preciosos, y la estructura de su tronco y ramaje es MUY linda, aunque esté desnudo. Luego, en octubre florece y después deja unas especies de cálices secos que se quedan todo el año.
Es bello bello, ya lo dije.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas