Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 10 de enero de 2014

La pura verdad


Viñeta de Juan Carlos Partidas. Pueden ver más acá*

11 comentarios:

Ale Jr. dijo...

ajjaja la pura verdad, aunque yo no me quejo porque aca esta super primaveral la cosa!!! Casi para andar de manga corta

Gabriela dijo...

Lo único que quiero es que lleguen los meses fríos. Claro, no esos fríos extremos, sino ese invierno húmedo y gris que me gusta tanto.

ojo humano dijo...

Buenísimo.

releante dijo...

que buenooooo!!!!!!, pues la verdad, es que siempre tenemos más en común, que cosas que nos separan, es cuestión de abrir los ojos y descubrirlas. Un abrazo

susana dijo...

Es verdad que el clima influye mucho. Un beso.

Luisa dijo...

jajajajaja muy simpático Ale.
Cruzo el charco para desearte el mejor de los años y para hacerte llegar mi cariño. Siempre :)
Besos mil

Fernando dijo...

Pues ¡es verdad, Alemamá! La última vez que sentí eso fue cuando en la tele pusieron imágenes de la 2ª vuelta de vuestras elecciones, todo el mundo en camisa de manga corta, mientras en Madrid diluviaba y hacía frío.

dolega dijo...

jajajaja es buenísimo y totalmente cierto. no estamos felices con nadaaaa. jajaja
Besazo

esteban lob dijo...

Hola Ale:

Es que nos quejamos por todo. Que mucho frío...que mucho calor.
(Personalmente soy capaz de soportar gran calor, pero no mucho frío).

eligelavida dijo...

¡Cómo nos cuesta conformarnos! ¿eh? Parece que nunca nos damos por satisfechos...

Un abrazo!

ALMA dijo...

Vamos a seguir así mientras sigan las talas de los árboles, las mineras, los gases contaminantes, etc. etc

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas