Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 23 de febrero de 2009

Tarjetas, lavanderías y saludos varios


Vengo llegando de llevar a la lavandería unos edredones de verano que se deben lavar en seco. Porca miseria, ¡y se ensucian tanto! Los llevé al 5 à Sec del supermercado Líder de Vitacura, donde compro los lunes para aprovechar el 6% de descuento que me hacen si uso mi tarjeta Presto de la cadena, claro que los recuperan con creces "bien crecidas" pues por usar la dichosa tarjeta tengo montones de cargos, recargos, castigos por pajarona y dejar retrasarse la cuenta alguna vez, y así.

Retomo el hilo, pues no voy a seguir echando las pestes acostumbradas por las cosas que me cobran en el Líder cada mes, sino que decir que la lavandería --o lavaseco, como decimos acá-- que lleva unos años de presencia en Chile comenzó a hacerse su nicho al ofrecer tener las prendas listas en una hora, pero a mis conocidos ni a mí JAMÁS nos han cumplido con eso, antes bien, cuando lo he necesitado para el día --ni para la hora siguiente siquiera-- me tramitan y el servicio que avisan en sus tiendas no existe: es letra muerta, un engaño al consumidor.

Otra cosa que me molesta sobremanera, pero puede ser cosa de estilo de educación, es que no digan ni buenos días, buenas tardes o buenas noches, formalmente, como corresponde a personas que no se conocen y se respetan mutuamente. Nada, ahí y en demasiadas partes te saludan (si es que hacen ese gesto) con un ¡hola! de lo más informal. Me dan ganas de preguntarles: ¿perdón, pero de dónde nos conocemos?




10 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Ese "exceso" de confianza al que te refieres, en el saludo, a mi también me causa cierto desagrado. Aprendí que contestando con un serio pero cortes "buen día" o "buenas tardes" en no más de dos ocasiones en el mismo lugar, soluciona el tema, y hasta mejora de manera notable el trato y la atención para con uno.
El tema pasa muchas veces porque el empleado no ha recibido una correcta educación (en su casa), ni una correcta instrucción de sus empleadores.
Por gracias de Dios, por el lado materno, de mi madre para arriba, creo yo que en alguna vida pasada han sido generales de logística y aprovisionamiento, así es que algunos de los hermanos tenemos cierto orden para todo lo que es compras y suministros....cobramos las lecciones.
Saludos Santiagueños!

maria jesus dijo...

Tambien lo tenemos aquí, a esa cadena de tintorerias me refiero, y pasa lo mismo, nunca te lo tienen en el día.
En cuanto al saludo, como yo tengo la loteria en el mismo centro comercial, me consideran compañera y me tratan con confianza, no me importa porque tambien nos hacemos favores entre nosotros.

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

Empezando por el final, estoy conforme contigo: me gusta tratar a la gente de las tiendas de usted, que me respondan de usted y que sólo cuando lleva uno mucho tiempo yendo se pase al tú. Aquí en Madrid es como tú dices: todo el mundo te trata de tú. Antes pensaba que era por ser joven, pero desde luego con 43 años ya no puedo pensar eso.

Y lo de las lavanderías: me gusta llevar mis cosas, cuando cambia la estación. Te deja un olor buenísimo, distinto del que queda en tu lavadora. Yo lo llevo a una independiente, no de cadena, sino una señora de toda la vida, que trabaja con su familia, y que trata a la ropa y al cliente como a buenos amigos.

Desire dijo...

A mi me gusta mucho que me saluden con un buen dia o buenas tardes, es una expresion de deseo, el hola no sigifica nada al menos para mi.
que lindo suena el Buen dia! como estas?

yeste lima dijo...

Desde luego, Alemamá, que tienes toda la razón en la completa entrada.

Los tiempos se han modernizado en demasía, la buena educación parece ser que queda ya un poco anticuada, y los más jóvenes creen que con un "hola" o movimiento de cabeza han cumplido.

Y sobre ese negocio de lavandería.... ¿tú crees que la mayoría de comercios y servicios públicos, verdaderamente cumplen todo lo que ofrecen?.

Un beso, Ale.

AleMamá dijo...

Hola, amigos:
precisando un poco, quiero agregar que el trato depende de los lugares y costumbres. A mí me enseñaron --y procuro hacerlo-- a tratar de Ud. a los que no me pueden tratar de tú y, por supuesto a los que debo respeto por ser mayores o tener una dignidad especial, por ejemplo, una autoridad civil.

He notado --quizás me equivoque-- que en Buenos Aires, Argentina, es corriente el tuteo a los dependientes, por parte de los clientes, y no me parece, pero si ellos lo usan así, yo, como chilena no tengo nada que criticar. Me parece que en lo poco que conozco de España es igual. Es más, a un encargado de un hostal le llamaba "don Félix", y me pidió expresamente que le llamara sólo Félix, porque lo encontraba demasiado formal.

Lo que dices, Yeste Lima, del cumplimiento de los que ofrecen los negocios y su cumplimiento, te puedo decir que pasa en todas partes, pero otra cosa es que lo publiciten sin asco, como hacen en 5 à Sec y que nunca han cumplido. Para empezar hay que pedirlo, no es por defecto, por descontado, no, pero si se los solicitan, no debieran ni chistar...¡es un abuso!

ojo humano dijo...

Solo paso a saludar, mis vacaciones han sido viajadas y sin pc a kms a la redonda.
Tienes mucha razón en lo que abusan de nosotras y es bueno decirlo, espero que llegue a la mesa de los dueños de esos negocios y puedan cambiar sus políticas de atención.
Un beso, todavía no vuelvo ni a la vida laboral ni a la virtual. Espero que luego, echo de menos algunas lecturas.

Bendiciones y aprecio.

AleMamá dijo...

Toyita querida, ¡cuanto tiempo sin saber de ti! pensé que estarías voluntariamente haciendo un acto de desapego de los blogs por alguna buena causa, pero estar de vacaciones también es una buena causa.

Ya nos leeremos. No te pierds.
Un abrazo bien besado, jeje

Chien dijo...

Pues sí, así es la gente de abusiva y pelada. Odio llegar a una tienda o un restaurante y que te “tuteen” cual viejos amigos de la secundaria… hay algunos que pocos les falta agregarte al facebook. Cuando me encuentro con gente tarada con esas lo que hago es que les doy una leccioncita tratándolos de USTED amablemente, eso los saca de onda y algunos recapacitan, cuando de plano son unos animales atendiendo no regreso…

Por acá seguiré leyendo y saludos desde México. He caído en tu blog y me ha encantado...

Hilda dijo...

A mí me molesta mucho si en algún comercio me dicen venga a tal hora y no esté, es poco respeto al tiempo de uno. Y también me molesta que no saluden o te contesten y peor aún que cuando uno saluda, lo miren a uno como bicho raro. O si como dices te saludan lo hacen de forma informal, y que te digo de los que te atienden y te dicen "qué más te doy amiga" ¿amiga, pues cuando nos presentaron?
En fin, saludos. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas