Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 10 de junio de 2010

¿Por qué escribo aquí? pregunta Winnie0


¿Por qué escribo aquí?  pregunta mi amiga bloguera. Le he respondido: por una especie de necesidad que no sé expresar.

No es que haya esperado a tener blog para escribir a "desconocidos", pues cuando jovencita -más jovencita que ahora, jeje- ya escribía cartas por corrreo postal normal a personas  que pedían amistad epistolar.

Elegía de lejanos países, nada del vecindario -jamás- o en su defecto, a amigas de mis amigas y también a amigos de carteos a los que nunca conocí, pero eran los menos...... El problema era que, salvo algunos casos bien especiales y señalados,  los intercambios de correspondencia no duraban como duran los amigos que comentamos en los blogs, aunque éstos también de repente desaparecen o van menguando hasta pasar a No SER y transformarse en  un "error 404" He estado hablando de eso en varios post últimamente. Winnie0 sólo me tocó la fibra.



18 comentarios:

Edit Liliana Ciotti dijo...

Amiga, me alegra el alma visitar tu sitio.
Te agradezco que sigas dando vida a tu sitio con tus vivencias y tus ideas.
Si por aquellas cosas del destino me pierdo, te pido que reces por mí, porque seguro estaré lidiando con algo muy feo o camino al Padre.
Contame entre tus seguidoras permanentes.
Cariños.

Jorge S. King dijo...

En mi lista del barrio de la blogosfera, hay unos cuantos "error 404", lamentablemente. Lo que por ahí me obliga a actualizar la lista.
Alguno había anunciado su decisión, pero no es lo más común.
Creo que todo blogger por ahí se plantea el tema de la continuidad, pero en general siguen, especialmente en el caso de los que tienen blogs personales, muy particulares que llevan adelante por gusto, combinado con alguna "necesidad de escribir".
Luego están los que tienen un blog temático, que abordan una línea específica, y que se han planteado metas, que con el tiempo entienden que no las alcanzan y desisten, ni dicen chau y ya está, a otra cosa mariposa.
La verdad que este tema de las motivaciones bloggeras, es interesante y seguramente por ahí se las está estudiando seriamente.
Saludos Santiagueños.

hna. josefina dijo...

Me impresiona bastante eso de pasar a ser un Error 404...
Nunca me fijé qué decía cuando ya no se encuentra más a alguien.

AleMamá dijo...

Edit, muchas gracias, conociéndote un poco, es un honor.

AleMamá dijo...

Jorge, el primer anotado como "seguidor" cuando no tenía ni idea qué era eso...sigo sin entender para qué sirven, pero se ven lindos ahí, de todos colores, jeje
Saludos santiaguinos

AleMamá dijo...

Hermana Jo, ¡otra argentina amiga mía que ha comentado ésto hoy!
Gracias por sacar un ratito para los viejos amigos. Tu has estado acá desde los comienzos, desde los primeros balbuceos blogueros míos.

Un beso

Winnie0 dijo...

A veces una simple pregunta nos remueve el alma....A mi me encanta tenerte en la blogosfera...Un beso Ale

Gabriela dijo...

Espero nunca pasar a ser un error 404 para nadie.
:S
Saludos.

AleMamá dijo...

jeje, suena raro pasar a ser "un error" del tipo que sea

Capuchino de Silos dijo...

Tienes mucha razón en lo que dices.
No quisiera que me pasara, aunque noto que algunos de los que venían antes, se han ido retirando hasta retirarse del todo.
¡Qué se le va a hacer! No quisiera, pero...creo que he pasado a ser error 404 para algunos. Y lo malo es que no sé las razones.
Espero no serlo para ti.

Fernando dijo...

Qué miedo la foto, Alemamá.

Sí, a mí también de niño me gustaba mandar cartas a niños de otras provincias españolas. En los periódicos, los domingos, había un fascículo infántil, con una sección de direcciones. La cosa no duraba mucho, claro: tu padre tenía que darte el papel y el sobre, comprar el sello, echarlo al correo, demasiadas complicaciones.

Todo es más fácil y mejor con el blog. Fíjate, Alemamá, ayer lo pensaba: hace 4 años, en el anterior Mundial, yo no conocía a nadie de Chile, de Argentina, de Uruguay, de México, me daba igual lo que pasara con los equipos de estos países. Ahora todo ha cambiado, las cosas se viven más intensamente, ¿verdad?

Umma1 dijo...

Uy tambien tuve amistades epistolares, y duraron mucho.

Sabés? Me gustaríamucho volver a tenerlas. Recibir una carta por debajo de la puerta.
Sentir en la mano el papel que el amigo tocaba mientras iba pensando que contar.

Saludos

Natalio Ruiz dijo...

Es una de las cosas más lindas que le veo a esto de los blogs, las lindas personas amigas que se conocen.

Y a ud., querida alemamá, la tengo por una de esos grandes descubrimientos de la esfera bloggera.

Tanto que en cualquier momento le subo a un avión a las indias rompetodoloquetocan para que revolucionen un poco su pacífica casa.

Respetos 707.

Natalio

AleMamá dijo...

¡Natalio! con tu humor increíble junto a tu erudición y seriedad de pensamiento eres un amigo sumamente interesante.
Saludos a tus niñas

chrieseli dijo...

Ale: llegué a tu blog por casualidad, buscando una foto de gitanos y leí rápido alguna cosita. Ahora te enlazo a mi blogroll (http://chrieseli.wordpress.com) para leerte con calma y seguido
Mucho gusto

j.a.varela dijo...

Y además escribes porque tu blog hace mucho bien a mucha gente. De las que dejan comentarios y de la gran cantidad que lee y sigue.

Mae dijo...

HOlaaaa.
Se que hace mucho que no paso por aqui.. pero es que me gustaría informarte que La Rizos y yo hemos arrancado la segunda edición de Miss & MIster blogger.. así que si quieres volver a participar, pásate, ok??
Un beso xDD

AleMamá dijo...

Gracias, Mae. ¿Participará el Churruán? ¡qué nostalgia! era MUY simpático y escribía muy bien.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas