Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 17 de noviembre de 2010

¿Desodorante, repelente o insecticida ?

Algo huele mal en Unilever

Cada mañana, o los fines de semana en que hay "carrete" (fiestas, panoramas sociales) se siente por toda la casa un olor inconfundible por repelente, por lo fuerte, penetrante y perseverante. Es el desodorante AXE que usa mi hijo menor.

Es ampliamente promocionado en los suplementos deportivos, el segmento favorito de los chicos como el mío -y otros no tan jovencitos- y lo peor es que su último hallazgo publicitario, entre otras joyitas por el estilo, es: "Menos amigas, más mujeres", lo que me lo hace doblemente detestable. Yo no se lo compro, así de sencillo. 

Es un asco y un insulto a las supuestas tontas sin sentido olfativo ni dignidad de "género", como le dicen ahora. 

AleMamá dixit.



10 comentarios:

AleMamá dijo...

Había pensado que ésta sería una buena entrada humorística, pero a medida que la iba escribiendo, me hervía la furia y me recordaba la hediondez del producto.

Lo siento, deberán esperar a que mi pituitaria vuelva a la normalidad.

Gabriela dijo...

Te diré que a mí tampoco me gusta la publicidad de Axe.

Winnie0 dijo...

Al principio me he reido luego ya me he puesto en tu lugar...¡pobre sufridora! Te acompaño en el sentimiento.......Un besote de ánimo y de aguante para ti

Fernando dijo...

¡Qué barbaridad de frase! No sé si habrá tenido éxito para atraer compradores, pero es una zafiedad.

La publicidad sigue siendo, en general, muy machista: las mujeres guapas que salen en las fotos son puestas en plan objeto de deseo, con poca ropa, mientras que los hombres guapos que salen lo hacen como gente envidiable, modelos a seguir, deportistas ricos y bien vestidos.

Al menos ¿huele bien el Axe?

AleMamá dijo...

Fernando, ¡apesta! las mujeres de mi familia no lo soportamos por hediondo y pasoso. Si se ponen una loción de rico -y caro- aroma, lo distorsiona.

Lo dicho: un asco.

Juan Ignacio dijo...

Las publicidades de Unilever son también así aquí.
Más que por sus frases en sí, deberíamos preocuparnos por si nuestro hijos los compran por las frases.
Bueno, los míos están lejos aún...
¡Pero quien sabe lo que digan para ese entonces la publicidades!

Soledad dijo...

La publicidad de ese desodorante la encuentro repulsiva comenzando con ese tipo tan flaco y tan blanco que parece pan mal cocido, luego con las muchachotas enrolladas como una boa contrictor y para más remate el olor. Algo habrán estudiado sobre feromonas los Unilever (aunque solo sea en animales) y que la juventud piensa muy diferente a los adultos para hacer y publicitar este producto.

AleMamá dijo...

Juan Ignacio, el mío se ríe de lo estúpido que es el enfoque, pero que va demoliendo de a poco la virtud y te hace al menos pensar en ir más allá, aunque sea oliendo a gorila, es un hecho.

Saludos

AleMamá dijo...

Sole, gracias pr venir. Siempre es un gusto. ¿Y... cuándo renovamos el blog tuyo?

Maria Jesus dijo...

Bueno es saberlo, no lo compro, pero por si acaso

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas