Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 23 de noviembre de 2010

Después de la catástrofe, ¡nueva vida está llegando a mi país!


Retomaré el hilo de un tema que me apasiona y que tiene que ver con la vida y también con la muerte, que jamás podremos separar, nos consta, ¿o no?

Mi país tiene una tasa de natalidad similar a los países desarrollados, según dicen algunos "genios" que se enorgullecen de estar en vias de extinción, como el viejo mundo, y se escandalizan de que los países pobres tengan muchos hijos por el hecho de tenerlos, sin analizar las razones por las que el fenómeno sucede, y es que no estamos excentos de funcionar como cualquier otra especie, que cuando se ven amenazadas se multiplican hasta el último aliento.

Ésto se ha visto muy claro con el baby boom que ha habido en las zonas afectadas por el terremoto del 27 de febrero en Chile. La natalidad ha subido y los divorcios van en picada ,como pueden leer en este artículo -entre muchos- que dejo enlazado acá. Se están reforzando las maternidades para recibir  por estos días este nuevo contingente de hijos de mi Patria zamarreada. 

Yo les doy la más cálida bienvenida, porque no sólo son bocas, también tienen manos e inteligencia para aportar.



15 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

La verdad es que es muy buena noticia.
Lo único que no me cierra es: ¿Ya pasaron 9 meses desde el terremoto?

Winnie0 dijo...

Y yo al igual que tú les doy la bienvenida......un beso

Maria Jesus dijo...

Es una noticia estupenda. Bienvenidos a este mundo, al que, ¡ ojalá! mejoren.

Fernando dijo...

Genial.

Me acordé mucho de vuestro terremoto y de vuestros mineros hoy, al oír la noticia de que los accidentados en Nueva Zelanda han muerto todos. En contraste con la fe y la alegría final de vuestros asuntos, lo de ellos quedó frío, con un señor diciendo escuetamente que todos habían muerto, que era luto nacional y que adiós.

Jorge S. King dijo...

Muy buena noticia. Bienvenida la nueva vida!!
Saludos Santiagueños

Marta Salazar dijo...

sin duda, una buena noticia; fíjate que en las zonas de Pukhet y las afectadas por el tsunami de hace algunos anos, aumentó considerablemente la población, lo que indica que hay esperanza (yo tengo la teoría de que donde no hay esperanza, no hay ninos;)

Chile no tiene una tasa de natalidad tan baja como eso que Uds. llaman "países desarrollados", je je, desarrollados en qué?

Si te interesa, tengo dos artículos en la revista mexicana Istmo sobre el tema demográfico ;) Uno de ellos, reproducido en Temas y Noticias, no fuiste tú misma la que me envió el link en aquella oportunidad?

Ayer estuve con dos sras. de 50-60 que han tenido tantos problemas con sus hijos que dicen que, "si lo hubieran sabido", no los habrían tenido (una de ellas, es espanola, algo así como sra. de la limpieza). Así estamos por estos pagos... Sin esperanza... y con mucho miedo xD

muchos saludos!

AleMamá dijo...

Sí, Juan Ignacio, nueve meses (9)....Ayer yo estaba como las "viejas copuchentas" (cotilleras(?), Fernando), contando con los dedos los meses pasados.

AleMamá dijo...

Marta, quizás si las señoras de 50-60 hubieran tenido más hijos entre todos se hubiesen educado, y no estarían tan pendientes de cada detalle, bueno o malo de sus hijos.
Saludos

AleMamá dijo...

Fernando, lo de los mineros de carbón es diferente a lo que pasó acá por el temna de la explosión y los gases, pero es lamentable dar por muertos a todos sin pelear para asegurarse.

¿Qué tal si algún pobre hombre estaba en un lugar resguardado de esos efectos y vive? Eso me enorgullece de la actitud de mi gobierno: hacer todo lo humanamente posible. No bajar las manos ¡y mira tú!

AleMamá dijo...

Winnie y Jorge, sí, bienvenidos a la vida, a la luz y al amor.

Gabriela dijo...

Igual que pasó en muchos países después de la Segunda Guerra Mundial, esa nueva generación fue protagonista e impulsora de muchos cambios.
Que sea para bien.

Edit dijo...

Es en las grandes batallas, en las adversidades más sufridas, donde los lazos de amor y solidaridad se refuerzan increhiblemente.
Me hace muy feliz ver la salud espiritual y física de tu nacíón querida amiga.
Traer hijos al mundo es alabar a Dios y a la vida. Es dar amor sin condicionamiento alguno.
Apostar a la vida, es el acto de amor mas grande del ser humano.
Mis mas sentidas felicitaciones y mis oraciones como siempre, para mi querido hermano pueblo chileno.

eligelavida dijo...

¡Qué buena noticia! Es lo que tendría que pasar también en la vieja Europa. Tenemos mucho que aprender por aquí. Un abrazo!

AleMamá dijo...

Edit, gracias, amiga. ¡Qué cálida eres!
Ojalá no sea sólo un "veranito de san Juan", que es un respiro del frío en pleno invierno. Siempre pasa que el clima mejora por unos pocos días.

Como dice Marta Salazar, el no tener hijos es falta de esperanza, puro desánimo.

Un besote para ti en san Juan, Argentina.

AleMamá dijo...

Elige la vida: espero que sea por convicción y ayudas efectivas para que suceda así, y no por huracanes, terremotos ni tsumnamis, jeje

Gracias por tus felicitaciones. Vamos a ver como sigue el asunto.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas