Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 12 de febrero de 2011

Borradores en "veremos"


Me gusta la poesía. Con rima o sin ella, pero con sentido, que me diga algo que muchas veces será intrasmisible, inefable como toda sensación estética.

Hay cosas que no se pueden decir en lenguaje corriente y las palabras quedan cortas; hay que recurrir a imágenes y el lenguaje lírico se hace necesario. Por esa búsqueda de expresar cosas complejas lo he intentado, pero los resultados me acholan* 

Un caso ejemplar fue tratar de hacer haikues en forma absolutamente autodidacta y con dos explicaciones diferentes sobre la métrica que debían tener. Los primeros estaban mal hechos y los tengo entre los borradores y ahí quedarán. 

Hacer versos es exponerte, dejar el alma desnuda, más aún si sabes que no tienes el talento para tal empresa. Igual he dejado algunos de esos desahogos que no me parecen tan horribles. Acá enlazo uno.* a ver si encuentran otros.


5 comentarios:

Gabriela dijo...

Me gustó, sobre todo la parte en que como avara guardarás sonrisas.
Gracias por no esconderlo más.

Winnie0 dijo...

La poesía desnuda el alma! un besito

Fernando dijo...

¡¡Qué bonito!! Me gustó, sobre todo, lo de "un armario de recuerdos felices ordenaré".

Anímate a escribir poesía de vez en cuando, Alemamá: si lo que salga es tan bonito y cuidado como éste de 2007, valdrá la pena el esfuerzo. Incluso puedes crear una etiqueta para esos posts, ¿verdad?

ojo humano dijo...

No sé si para ser buen poeta deba guardarse estrictamente las reglas, lo que creo es que es mejor decirlo que no decirlo. Y el tiempo lo decantará, como lo que escribiste antes. Me pareció bien bueno. Anímate, la poesía es necesaria en estos tiempos tan pragmáticos.

Un beso

Nela dijo...

Un lujo haberte encontrado. Volveré con tu permiso.
Besos
nela

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas