Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 22 de noviembre de 2011

Frutas rojas para mis amigos

Miren que delicias estamos disfrutando en el sur del mundo. Se veían tan lidas que no resistí mostrárselas.


11 comentarios:

Gabriela dijo...

Qué colores tan bonitos.
Si así aparecen en la foto, no imagino cómo será tener estas frutas frente a mis ojos.

maria jesus dijo...

¡Que ricas! España las importa en invierno, pero a unos precios imposibles, salvo que quieras hacer un extraordinario.

Aquí lo que tenemos ahora son naranjas y mandarinas.

Ya llegará la primavera

Winnie0 dijo...

Uhmmmmm qué rico.....gracias Ale...Besitos

paterfamilias dijo...

Mmmmmm, muy bonito el plato y el tapete ;-)

Ale Jr. dijo...

¡¡¡para de sacar picaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
guardame unas poquitas!
Saludos,

Miriam dijo...

Preciosas los frutos y la composición.
Me gusta la combinación entre el arte de la naturaleza y el arte de arte la foto.

Gabriela dijo...

Olvidé preguntar si esas frutas son de tu huerto. Y me causa gracia el comentario de Ale Jr: acá también decimos "sacar pica" en ese mismo sentido. ¿Dicen también que alguien es picón?

Fernando dijo...

Muchas gracias, Alemamá.

AleMamá dijo...

Gaby, acá decimos que "es un picado"

AleMamá dijo...

ah!, no, no son de mi único arbolito que es un damasco/albaricoque y eso de su fruta madura entre Navidad y Año Nuevo.

Cyrano dijo...

Fuera de serie AleMama, se ven deliciosas, muchas gracias.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas