Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 4 de diciembre de 2012

De turistas y observaciones varias



Una aclaración: no soy guía de turismo ni nada semejante, pero sí de tantas vistas que del extranjero y de otros sitios chilenos nos ha tocado atender, uno se va haciendo experto en adelantarse a las típicas preguntas o a mostrar lo que se sabe de un lugar que importa. El punto es que sé por qué importa y parece que lo digo "con gracia", porque  los invitados quedan conformes, eso dicen, pero pensándolo bien, ¿qué otra cosa podrían decir? En fin, me toca hacer de guía por mi ciudad.

Nos detuvimos en una feria de artesanías que yo quería evitar por la cantidad de veces que las he recorrido, pero parece que es de rigor pasar por ellas: lo piden y por algo será. Esta vez fue la que queda frente al cerro Santa Lucía, lugar fundacional de Santiago de Chile.

Al salir de ahí con nuestro mexicano feliz con sus compras y, a juzgar por lo mucho que compró, los locatarios debieron quedar felices también, nos encontramos con el desagradable espectáculo de una pareja joven en que la mujer -embarazada ella- lloraba lentamente mientras el hombre se le acercaba con un dedo amenazante frente a su cara, hablándole de un modo agresivo que no puedo olvidar. No era como para intervenir, pero no puedo dejar de pensar que si en público la trataba así, cómo lo hará en privado, y qué ambiente se irá a encontrar esa criatura al nacer.

Para terminar mi reporte de minucias al paso, debo dejar constancia de que nuestro almuerzo en una marisquería del Mercado Central (el mejor sitio para ese fin) nos atendió un mozo cubano con 11 años en Chile. Es raro encontrar un personaje así haciendo un trabajo tradicionalmente ejercido por chilenos y más cuando se quedó contándole al mexicano las razones de haberse quedado en este lado de América, y siento que el himno nacional de Chile tiene razón cuando dice: "o el asilo contra la opresión", y me alegro por ello.

13 comentarios:

Winnie0 dijo...

Ay Ale qué mal lo paso yo cuando se produce ante mis ojos una situación de violencia.....Un besota para ti....seguro que "maravillosa tour operadora" de Chile

dolega dijo...

¡¡Veo que eres una buena guía turística!!
Seguro que tus visitas se han ido encantadas.
Esas escenas no las puedo soportar. Acabo diciéndole de todo al agresor ó agresora y mi pobre marido teniendo que sacar la cara para que no me agredan a mí.
Más de una vez ha ocurrido.
Besazo

Cecilia Cordova Siu dijo...

No me cabe duda de que tus "guiados" quedan contentos con tu forma de decir las cosas... siempre con Milén comentamos la cantidad de dichos que sabes y la forma en que los dices ...¡¡¡ muy entretenida es usted Señora Fabry !!!
Lo del desgraciado que no respeta ni siquiera el estado de su mujer es algo que nadie podría tolerar ... lo peor es que uno queda con el cargo de conciencia de si debería haber hecho algo ... pero por los tiempos que se viven, creo es mejor no hacer nada ....

Gabriela dijo...

Debe ser muy agradable e inolvidable una vista por Santiago al lado de alguien que lo hace con tanto cariño.

AleMamá dijo...

Cecilia, gracias por tu comentario. Me das la oportunidad de decir que no me metí en la pelea de la pareja porque discutían, no subía más allá el tono y pensé en que si "el agua llegaba al río" era un lugar bien concurrido como para defenderla. Uno no sabe qué se cuece en el fondo de la olla y meterse así puede ser peor.

Cariños

AleMamá dijo...

Winnie, Dolega y Gabriela, gracias por el buen concepto. Espero ser merecedora de él y ser buena anfitriona.

Fernando dijo...

Curioso lo del mercado, Alemamá. En Madrid viene alguien. "¿Quieres ir a ver el Prado, el Palacio Real, la Catedral?". "No, quiero ir a El Corte Inglés".. El Corte Inglés son unos grandes almacenes muy importantes.

Simpática tu explicación. Si hablas tan bien como escribes seguro que serás una gran guía.

Triste lo del cubano. Tener que emigrar por dinero es triste, pero hacerlo porque huyes de la dictadura es aún peor, me parece.

elsillóndepapá dijo...

Terrible lo de la pobre chica abroncada en público, lo que tú decías, a saber como la trata en casa, es una cosa que me recorre por la espina dorsal que no me aguanto, en fin, pobrecita. Seguro que eres una guía turística muy buena, solo hay que leerte. Un abrazo AleMamá

susana dijo...

A mí también me gusta fijarme en los sitios y en las personas que los habitan. Un beso.

eligelavida dijo...

Què desagradable lo de ese hombre con la jóven embarazada. Eso desgraciadamente pasa en todas partes.

Lo de Cuba no tiene nombre. No sé que espera en mundo para reaccionar... Bueno, creo que sí sé lo que espera...

Un beso!

Cyrano dijo...

Que bien por tus amigos, que rico lo del mercado, que raro lo del cubano, que mal que nadie pusiera en su sitio a tan cobarde sujeto...

AleMamá dijo...

jajajaja, Cyrano, sí a todo, jeje

Silvia Parque dijo...

Cuando me vine a vivir a esta pequeña ciudad del centro de México, empecé a ver con frecuencia escenas desagradables como la que describes de la pareja. Una tristeza.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas