Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 3 de diciembre de 2012

De turista en tu ciudad



Hace más de 8 días que no posteo nada. No es que haya cumplido una meta por las 1000 entradas publicadas sino que he tenido visitas de México y además otros encargos que me encantan pero que debo aprender a hacerlo bien. No me pregunten mucho, pero estoy a cargo de Facebook y Twitter de una empresa muy seria, y yo debo buscar noticias y temas afines para colgarlos 4 veces al día, y hacerlo en nombre de otro es una responsabilidad grande, para mi al menos, ¡pero no los olvido! al contrario, deseaba mucho poder contar mis andanzas a mis queridos amigos.

Con nuestro amigo Francisco hemos salido a dar vueltas como turistas en esos buses rojos, de dos pisos, que hay en algunas ciudades, sólo que ésta es la mía y recorría gran parte de lo que recorro corrientemente, y eso se siente raro.

Para empezar, debo dejar constancia expresa de qu lo que yo les digo a mis amigos extranjeros cuando les muestro la ciudad es de lo más exacto y profesional, claro, si fuera guía turística, porque en el bus repetían los datos que yo he contado a medio mundo sin haber hecho un curso de guía.....¡ejem!, déjenme aclarar la garganta. Estoy orgullosa de eso. Aporto algo.

En un viraje del Turistik (así se llama la empresa esa) nos topamos con un hombre joven, de unos 30 años, que sin venir a cuento y sin  mediar provocación alguna nos hizo un gesto groserísimo con el dedo del medio de su mano. ¿Por qué? ¿Bienvenida al extranjero que se ha interesado por nosotros? ¿Envidia? No lo sé, pero no nos representa en absoluto y me molestó demasiado. Hay cada resentido o estúpido suelto....

Tengo un par de cosas más que comentar sobre los paseos por lugares por los que ando poco, pero lo subiré en otro post.


14 comentarios:

Cecilia Cordova Siu dijo...

Me da vergüenza que exista gente tan grosera, maleducada y poco hospitalaria en mi ciudad, siendo que una sola vez me han tratado mal- en Barcelona,cuando un español me dijo "sudaca" al increparlo por querer pegarle a un perro callejero)...
Hay que acotar que por lo general esta gente son personas que no tienen mucha educación ... paciencia, es lo que me dijeron debía tener, con esta calaña de gente, pero aun así da vergüenza de que sean nuestros compatriotas....

Winnie0 dijo...

No puedo entender la grosería de esa forma ni de ninguna!!! Un besito Ale que hoy estoy muy cansada Buenas noches

AleMamá dijo...

Cecilia, si por defender un perrito te ofenden sólo significa que el que se merecería las patadas es el infeliz de los que nunca faltan. Paciencia, y somos "sudacas" a mucha honra.

AleMamá dijo...

Winnie, que descanses. Ya llegará algún puente largo (no sé cuando, eso sí, jeje) para que descanses en chancletas.
Besos

zocadiz dijo...

Ofender sin razón es lo más animal. Incluso cuando hay razón me lo parece. Pero en fin, ignóralos.

Jorge S. King dijo...

Que bueno que estés de guía con tus visitantes AleMamá. Es una de las cosas que más me gusta hacer.

Cada tanto llega algún pariente o amigo desde lejanos rumbos a visitarnos o por algún viaje de turismo, y en la medida que puedo salgo con ellos a mostrarles la ciudad, que desde hace unos años para acá viene incorporando lugares interesantes, como el Centro Cultural del Bicentenario y una interesante oferta gastronómica en una variedad de restaurantes y parrillas. El tema es que disfruto mucho esas salidas.

Desubicados y groseros hay en todo lados AleMamá. No hay que prestarles atención, en general son pobres gentes que tienen problemas. No hay que enojarse con ellos, sólo ruega por ellos.

Saludos Santiagueños.

Gabriela dijo...

Groseros los hay en todos lados, no le des ninguna importancia. Pero reconozco que es muy desagradable.

ojo humano dijo...

Siempre he sentido curiosidad por esos buses. Hace unos días vi uno donde iban almorzando, me pareció súper.

Linda pega, disfrútala.
Y ni mires a los envidiosos, esos siempre hay, ellos pierden.

Luisa dijo...

Me alegro de tu vuelta Ale, ya estaba pensando que te habría tocado la lotería y habrías huido con el botín.

Fijate que yo tengo planes de hacer un día de turista en mi ciudad, pero sin esperar visita ni nada, por puro gusto de verlo todo con nuevos ojos...pero todavía no he encontrado el momento.

Los groseros, además gratuitos, no son imbéciles, son muy, pero que muy imbéciles.

Besos de Adviento

Fernando dijo...

Eso es algo muy bonito, Alemamá. Uno se acostumbra a su ciudad, y cuando la enseña a un visitante y ve sus reacciones de asombro se vuelve a apreciar lo bonitos que son los sitios por donde pasamos 1.000 veces.

susana dijo...

Debe ser un bonito trabajo el tuyo. Un beso.

yeste lima dijo...


Estupendo trabajo, me alegra de que disfrutes de lo que haces aunque eso te quite algún tiempo para el blog, de todas formas eso no te debe preocupar porque aquí seguiremos cuando te asomes.

En cuanto a la poca educación y vergüenza, es un mal que pulula en todas partes, esperemos que con el tiempo se vaya erradicando.

Besos, Ale.

dolega dijo...

Sí que se hace raro ir de turista por la ciudad que es tu ciudad.
El trabajo muy interesante. Estresante, pero interesante y entretenido.
Besazo preciosa

Hilda dijo...

Visitas desde México ¿parientes o amigos? que bueno que recibiste paisanos míos :) saludos. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas