Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 19 de julio de 2013

Con Sofia en la playa invernal



Primera vez que salgo fuera de Santiago con mi nieta Sofía de la que he hablado algunas veces en el blog. Crece rápido y sabe muy bien lo que quiere,  y esta vez era evidente  que quería mojar sus pies en la corriente fría de Humboldt procedente se la Antártica (17 grados Celsius ).

Estamos en un lugar llamado Quintero, agradable solo en temporada baja pues en verano, pese a sus bellezas, se llena de demasiada gente donde muchos no saben que es un basurero o el silencio. Ahora, cuidando ambas  cosas y gozando de unos días de vacaciones, aprovechamos de verlo como en sus mejores tiempos.

8 comentarios:

yeste lima dijo...

Disfruta de esos días, el paisaje debe ser precioso, el trocito que se ve en la foto, lo es.

Besos, Ale.

dolega dijo...

alemamá e sque mojar los pies en el mar es un verdadero placer aunque sea a 17º :P
Besazo
Me alegro de leerte, se te echa de menos hermosa.

Gabriela dijo...

Nuestras playas limeñas son también frías a lo largo de todo el año. Claro, ahora deben estar un poco más frías.
Linda la imagen que acompaña tu entrada.

ojo humano dijo...

Lindas playas, para mí un poco heladas. Prefiero el Norte, adivina por qué.

Te hemos echado de menos, deseo que disfrutes tus nietas...hermosas ellas y una buena compañía. ¿Cuándo les pedirás que te escriban un post para saludarlas?

Irantzu dijo...

Siempre es bueno llenar los ojos de mar!!! Aunque sea en invierno! Tu nieta saaaabe! :)

releante dijo...

Pues a disfrutar AleMamá de estos dias y de esas playas para mojar los pies. Un abrazo

Fernando dijo...

Me alegra leerte, Alemamá.

La playa en invierno es de los espectáculos más bonitos que hay, sobre todo para los que vivimos en el interior.

esteban lob dijo...

Quintero y tantos otros balnearios, Ale.
Efectivamente mucha gente cree en verano, en medio de las multitudes, que los basureros son solamente para los otros.
El invierno suele ser gratísimo en lugares donde entre enero y febrero puede parecer un infierno.


Abrazo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas