Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 8 de octubre de 2013

Misa en Alemania (a pedido de los amigos)

Fernando, mi querido vecino de Bloguilandia, me pidió que escribiera un post sobre la misa en este país. Lo había pensado pues, por no entender casi nada del idioma, sólo la puedo seguir en el misal de mi teléfono móvil, porque la Eucaristía es la misma en todo el mundo: mismos ritos, partes, respuestas y lecturas ("un sólo Senor, una sola fe", se me vino a la cabeza para hablar de la bendita unidad de nuestra Iglesia) así es que mientras predican tengo tiempo de fijarme, aunque no quiera, en muchos detalles. Soy así, qué le voy a hacer.

Es un tema que me pone nerviosa porque se me puede pasar la mano criticando a mis hermanos que me acogen con generosidad en sus comunidades, pero que hay harto material para el post, lo hay. Allá voy:

Para empezar, los cantos. Acá sólo he ido los domingos a unas 6 parroquias o capillas diferentes, no todos los días como en Chile, así es que debe ser más solemne, me imagino, porque siempre es con órgano o similar, muy formal. Los cánticos tienen su libro ad hoc, con la música en partituras y tienen autores conocidos -algunos- y fechas de composición; otros son antiquísimos y creo que a nadie se le ocurriría llevar una guitarra al culto como en nuestros países. Pienso que con fe y caridad todo debe ser grato al Senor, hasta las maracas o lo que sea, ya que igualmente debe oír que chirriamos hasta en las mejores interpretaciones. Dios es perfecto y tiene un coro de ángeles y entre ellos, nosotros desafinando, no olvidar. Pero nos ama y debe estar contento como Padre que es.

Las lecturas: Los domingos tendríamos que leer dos lecturas, un salmo y el evangelio, cierto? así debiera ser, pero acá, no tengo idea porqué se saltan una de las dos que no sean el Evangelio y el salmo.  No me gusta eso. La Liturgia es cuidadísima y cada texto ilumina al otro en un conjunto muy armonioso.

Los fieles asistentes suelen ser personas mayores, mucha cabeza blanca. Se echa de menos la juventud que llena mi parroquia, donde llegan las familias con sus ninos, los novios de la mano.....

Suelen cantar el Credo, pero se comen la mitad. Lo sé por la traducción de mi hija. Si lo recitan, va completo, el Credo de los Apóstoles, no el de Nicea-Constantinopla.

El Paternoster lo recitan larguísimo. No sé cómo lo logran. Yo podría, sin apuro rezarme unos dos míos en uno de ellos.

La Comunión: Todo el mundo presente, y dije TODO, salvo los ninos pequenos, comulgan, y me entra la duda de las condiciones en que lo hacen, porque no creo posible que el 100% esté libre de culpa para hacerlo -en forma ordenadísima- debo reconocerlo.
Otra cosa notable de la comunión es lo anejo de las hostias. Son poco menos que color pan de centeno. Da la impresión de que las hicieron los monjes en los tiempos de Carlo Magno, por lo bajo. Duras y con gusto a pan requete viejo. 

Aparte de lo dicho, todo muy respetuoso en las formas. Dios sabrá, en el fondo, qué tenemos. No lo juzgo.


14 comentarios:

esteban lob dijo...

En mi luna de miel hace ya 44 años (Uff) visité a mis padres que habían vuelto a Alemania, por supuesto con mi flamante señora.
Un domingo me quedé con ellos mientras mi esposa pasaba a misa a la iglesia del frente del departamento, en Mannheim.
Ella había aprendido algo de alemán y estaba segura que podría seguir "la pista" a la misa.
Al volver estaba desconcertada. No había entendido ni una palabra.
Después supimos que a esa hora era la misa para la colectividad yugoeslava residente. ¡Plop!

AleMamá dijo...

Esteban, no me extrana el tiempo que llevas casado: nosotros llevamos 42 (me casé de 21) y espero seguir contando hasta que uno de los dos se muera.

*****
Sí, la comunidad croata es muy grande acá y tiene sus misas propias en su idioma. También he ido y me he sentido tan perdida como en alemán.

*****

Tus papás volvieron a Chile después? Qué impresionante vida la de ellos. Podrías contarnos más.

Carinos

Fernando dijo...

Gracias por la atención, Alemamá.

Es bonito lo de la música, es algo importante, supongo que allí lo cuidarán mucho por contagio de los luteranos.

Qué lío la duración de las oraciones. A ver si es que lo rezan al revés, y en el momento del Credo rezan el Padrenuestro y al revés.

Es bonito lo de la Comunión. Si dices que casi todos son gente mayor es posible que todos vivan una vida de gracia, lejanos ya de la edad de las tentaciones contra el 6º.

Gracias por la atención, Alemamá.

susana dijo...

Lo de las hostias es porque probablemente sean de pan integral. Ya sabes que allí les gusta más. Un beso.

AleMamá dijo...

Fernando, creo que en cuento a la música, acá hay una tradición de larga data que todos mantienen, luteranos y católicos. De otras denominaciones, no conozco nada.
****
No des por canonizados a los viejos en lo tocante al mandamiento de no fornicar que es bastante amplio como para dar un espacio muy grande a variaciones sobre el mismo tema. Sigo considerando raro que todos comulguen y no se confiesen (me lo han dicho a mi personalmente cuando pregunté en una reunión de un grupo de católicos espanoles de acá).

Gracias por venir y ser amigo de este sitio.

AleMamá dijo...

Quizás sea así, Susana, pero al menos que fueran frescas, y no lo son lo suficiente. Mal me parece. El color me lo salto: no importa.
Carinos

Gabriela dijo...

Dicen que la ignorancia es atrevida, pero igual preguntaré: ¿la que describes es una misa católica?

Militos dijo...

Querida Ale: hace siglos que no aparezco por tu blog, es que ya estoy muy mayor y no abarco tanto, pero hoy te vi en mi lista de blogs y sentí la necesidad de volver a visitarte.

Me ha impresionado esa Misa en Alemania, yo creo que me agobiaría, aunque el valor de la Misa, no depende de nosotros.
Gracias porque es bueno conocer esas experiencias.

Me gustó mucho volver a tu blog.
Te recuerdo con cariño, un beso Alemamá

AleMamá dijo...

Gaby, sí, son anotaciones "mironas y comparonas" de una misa católica. La verdad es que -hasta donde yo sepa- a las reuniones religiosas de otras iglesias cristianas protestantes se les llama "oficios religiosos" y de seguro también tienen sus peculariedades de un país a otro.
Gracias por estar atenta a mis entradas. Lo aprecio en todo lo que vale.
Besos

AleMamá dijo...

Militos, qué bueno es saber de ti de nuevo. Gracias por pasar por mi rinconcito arreglado para los amigos.

Besos

AleMamá dijo...

Militos, veo en tu avatar un homenaje a nuestro amigo Arcendo recientemente muerto. Lindo me parece.

dolega dijo...

¡Muy interesantes tu apuntes! Sobre todo lo de la edad de los asistentes. Lo de las hostias a lo mejor es que son de algún cereal tipo centeno, no sé.
Besazo

Luisa dijo...

Alemamá, qué duro me resulta el idioma alemán...
Así que no me imagino la misa allí aunque como bien dices, misa no hay más que una :)
Dios sabe más.
Muchísimos besos querida mía.

AleMamá dijo...

Mi querida amiga Luisa, del sur de Espana, qué alegría tenerte de nuevo paseando por mi barrio!!

El alemán uno lo siente muy duro. Yo por molestar le digo "idioma de orcos", pero me retrucan que el espanol les suena terrible con el marcado sonido de las S, C y Z de las personas de la Península más que nosotros los "sudacas". La pena más grande es que mi nieta ya está usando el alemán como primera lengua. Es lógico, pero me apena.

Un abrazote.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas