Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 25 de junio de 2006

Vejez en haikus


los años dorados
¿mantendrán sus fulgores
para ojos opacos?







acarrean los años
cabezas temblorosas
muy llenas de ideas




algunos piensan
ser viejo no es ser sabio:
sólo es ser viejo

6 comentarios:

Semilla dijo...

Amiga: simplemente un abrazo (medio dormido porque ya tengo mucho sueño) Je je... Sobre mi post: me dio trabajo porqwue esta malo el escaner aca en casa... asique Me alegra mucho que te gustara el texto Cariñpos ;D

Trini dijo...

Me encantan los haikus, estos tuyos son muy bellos, un homenaje al mayor.
Te invito a conocer mi blog de haikus


Besos muchos

alegriadequerer dijo...

siempre que la leo aprendo algo diferente es poreso usted mi MAESTRA siempre lo seras gracias por su amistad sin condiciones este blogs es parte de mi
ALEGRIADEQUERER

alegriadequerer dijo...

su blogs para mi no es lo mejor PERO ES PERFECTO es en el blogs que siempre me inspirado para el mio yo uso xplorer pero me encanta como se ve el suyo es un CARAMELO PARA EL ALMA jajajaj besos para toda la familia con
ALEGRIADEQUERER

La hormiguita dijo...

El primer haiku sobre los años dorados me ha parecido sencillamente extraordinario por su fuerza visual. Los siguientes me encantan, por su profundidad en el acierto de las reflexiones que inspiran. Saludos.

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Bellos haikus. Soy una enamorada de estos poemitas y escribí algunos.

Felicitaciones.

Un abrazo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas