Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 25 de agosto de 2006

Funeral


Ha muerto el padre de un compañero de mi hijo menor: tenía 48 años solamente......¿solamente? ¿y la iglesia enorme y llena como un huevo es "solamente"? ¿Y una vida y una familia con cuatro hijos es "solamente"? Era impresionante la entereza y dignidad de su linda esposa y su hijita menor diciendo las palabras que necesitábamos para dejar caer sin pudor esas lágrimas contenidas. Es una vida que termina después de mucho luchar, pero termina bien: con una familia unida, amigos, conocidos o relacionados por pocos pero contundentes lazos, como es nuestro caso, en que nuestros hijos han sido compañeros por casi 12 años.

Se fue una vida joven y prometedora. Algún día nos tocará a nosotros, pero unos y otros nos iremos cuando Dios lo decida y debemos estar listos, con la carga preparada, es decir....¡sin carga alguna! ¿Qué nos podremos llevar sino nuestras obras? Ni el recuerdo quedará de nosotros en un par de generaciones. No somos famosos, pero podemos ser buenas personas, al menos el intento se agradecerá.

Descanse en paz.

4 comentarios:

Gem@ dijo...

Recién he llegado y lamento encontrar esta noticia ale.
Alguien muy querido decía que nos vamos de este mundo cuando nuestra obra en esta vida se da por terminada. Yo discrepo mucho sobre eso, aunque comparto contigo lo que dices..
´´Podemos ser buenas personas`` ¿que mejor recuerdo para los que dejamos y que mayor satisfacción para nosotros mismos?
Me uno al dolor de la familia y al tuyo...

Alemama dijo...

Gracias, Gema. Cuando muere alguien uno se cuestiona muchas cosas. A mí me hace bien. Como dijo el cura que predicó: "para éste momento hemos vivido"...creo que valió la pena sólo por oírlo decir. Ahí las csas toman un peso, espesor, profundidad, etc que nunca habían tenido. Cada instante es un tesoro y dejar huellas es cosa del hoy.

No sigo para no arruinar tu tostado veraniego.

La hormiguita dijo...

Todos estamos en el camino y está claro que lo que nos puede dar paz es hacer las cosas bien, o al menos lo mejor que podamos.
Un abrazo

Cristian dijo...

Hace un tiempo escribí un post en mi blog, respecto a algunas de las ideas que trato de decir en los funerales. En todo caso es muy difícil ofrecer consuelo por la partida de un ser amado. Ahora, el mejor lugar donde podemos estar es junto a Dios, y él nos llama cuando nos necesita a su lado.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas