Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 24 de julio de 2008

Primeras celebraciones (primera parte)

Zocadiz subió un post que me puso en el trance de recordar mis primeras celebraciones. Buen tema. Yo he recordado al menos dos . Cuando recuerde otras, y parece que me vienen varias a la cabeza, quizás las cuente.

De las primeras que recuerdo debe haber sido mi cuarto cumpleaños, porque aún vivíamos en el campo. Era verano, enero, y me regalaron una caja enorme -¡para mí solita!- con bombones de licor. Mi madre los confiscó en menos tiempo que el que yo los tuve en mi poder para sacarles el papel de regalo, y no me gustó nada. Lo consideré un verdadero latrocinio. Pasaron unos 20 años para entender y perdonar. La caja de lata que contenía mi tesoro, anda por ahí todavía. ¿Quién sería el desubicado que le regaló eso a una niñita?




13 comentarios:

Ana dijo...

Me imagino que la lata anda por ahí pero sin los bombones ya, no?! Si llegan a estar por favor no los comas que no creo que aún estén en buen estado!

alida dijo...

Ufsss mi primera celebración jajaja me acuerdo clarito de mi primera comunión, las demás con fotografía, los cumple
¿Te la quito por que los bombones serian de licor? Eras una niña de solo cuatro años
Un beso ale

Ljudmila dijo...

Mi hermana gran chocolatera aun hoy no puede olvidar el dia que le "secuestraron" un enorme chocolate que le habian regalado. Era para su bien le dijeron...para que se lo vaya comiendo de a poquito..como podia entender que algo tan rico pudiese hacerle daño ;)

Mariana dijo...

Dios mío que ricura ese bombón!

Fernando dijo...

Oh¡

Siempre que tengo que regalar algo a un niño de 4 años, le regalo una caja de bombones con licor.

¿No es un buen regalo? Ellos parecen pensar que sí. No creo equivocarme.

F.

ojo humano dijo...

No será muy bueno para niñas pero que son exquisitos, lo son.
La mala noticia es que las mujeres que pasamos los "ticinco" tampoco nos viene bien, !!!!penita!!!

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

Ya retoqué mi post, muchas gracias por tu observación.

F.

ANAROSKI dijo...

Es emocionante, recordar celebraciones de antaño, lo de los bombones, seguro que lo hicieron sin maldad, antes no se le daba ninguna importancia al tema del alcohol, hoy es distinto, tu madre muy aguda reaccionó muy bien, aunque a ti no te hiciera gracia. Recuerdo hace un par de años, una tía mía mayor, le compró a mi hija unos pendientes de plata, la niña estaba antojada de unos pendientes de conejito, parecidos a unos que tenía una amiga, mi tía fué y le vendieron, los pendientes de los conejitos del playboy, cuando la niña regresó de casa de mi tía traía los pendientes puestos, fue horrible, discretamente, y excusandome que teníamos que ir a misa, y que con el vestido que le iba a poner no quedaban bien, volví a colocarle las perlitas y ahí están guardados en un cajón de casa, te garantizo, que mi tía no sabe lo que es Playboy, ni los conejitos, pero la chica de la tienda seguro que lo sabía y no se los debía haber vendido cuando se trataba de un regalo para una niña de 5 años.

Buenas tardes.

AleMamá dijo...

Pobrecita tu tía, Ana. Debemos entender que los conejitos de Playboy son bien bonitos en su diseño y tu tía es una dama que no se ha asomado a esos mundos de las minas con poca ropa.
****

Fernando: te agradezco la corrección de tu post. La verdad es que hay cosas que escritas se ven terribles. No se pueden matizar con un tono de voz o un gesto del cuerpo o las manos.
Te leo.

AleMamá dijo...

Mariana, la candidata a azafata...¡uy! gracias por pasar. Un saludo. Ya te visité en tu blog.
Besos

Angie dijo...

Era un regalo con pedagogía ... ahora lo podrás hacer con las generaciones venideras, para que sepan lo dulce y amarga que puede llegar a ser la vida jajaja. Tanto tiempo ... me encantan estas historias cortas y seguro que tienes más para enseñarnos.
Sigue contando.
Un besazo!

Trini dijo...

Quizá alguien que no leía...
Que buena memoria tienes.

Besitos para ti e Irma

Marta Salazar dijo...

mmmm, me dió hambre, me voy a comer un mon cherie!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas