Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 24 de octubre de 2008

Memorias con perfume de Flaño


Pertenezco a una generación que une muchos momentos inolvidables de su temprana juventud a esta fragancia Flaño, de la antigua empresa Gozo & Flaño, la de moda entonces; la accesible para bolsillos generalmente vacíos; la casi exigida por nosotras a los chicos con quienes nos juntábamos.

Hoy sigue en los estantes de los supermercados y perfumerías, pero ya no es lo mismo. Quizás al estar ahí es menos misteriosa, como deseo superado. Huele igual, pero ya hemos cambiado. Disponemos de más medios y mudamos de fragancias, y ellos también lo han hecho. Hoy los perfumes más caros, de hermosos envases y exclusivas marcas han ocupado el lugar de esta loción que nos dejaba los trajes con el aroma de la ilusión del primer e inocente amor.
*****
Post dedicado a mi hermana Soledad, compañera de mis andanzas en esa etapa de la vida y de paso en Chile estos días.

27 comentarios:

María Paz Ureta dijo...

Mmmm... que curioso. A pesar de que creo nos separan años de diferencia, también me tocó lo del Flaño. Recuerdo los amoríos de colegio con ese aroma, incluso conversaciones con amigas, cuando les sacábamos las botellas del romance enfrascado a nuestros padres para recordar al pajarito que nos tenía el mundo al revés... Hay cosas que no pueden suplir los clásicos.
Saludos

Fernando dijo...

Qué bonito: el post, y la dedicatoria. Conmovedores ambos.

Irantzu dijo...

No la conocía más que de nombre.
Perfumes no uso, lo único de repente una colonia de guagua amarilla. XD
Pero casi nunca en realidad.
Un post nostálgico, no? :)

Ocasiones dijo...

No conozco tal perfume, pero sí sé a lo que te refieres.
Un beso!

AleMamá dijo...

Mª Paz, bienvenida, creo que no te había tenido antes por acá :)

"botellas del romance enfrascado" ¡qué buena descripción! sí, y ahora "nostalgia enfrascada", aunque el frasco, propiamente, sí lo cambiaron. Antes era más alto y angosto.

Cristian dijo...

Jeejejeje... que nostálgico... y bello. Bendiciones.

Terly dijo...

Yo tampoco conozco este perfume pero parece que en ti se trasluce aquello de que "cualquier tiempo pasado fue mejor" ¿Nostalgia?
Un beso.

Anónimo dijo...

Es muy necesaria la campaña contra la pornografia infantil, entre todos podremos conseguir que esto poco a poco se erradique, yo tambien me uní, es algo que nos importa a todos la verdad. No se por que no me deja enviarte el comentario con mi nombre asi que no he tenido mas remedio que enviartelo como "anonimo", aunque te lo firmo al final

por cierto, estamos buscando gente que le interese compartir enlaces para mejorar la posicion en buscadores, te dejo mi email intercambios@Ymail.com

Un saludo, la campaña es un éxito gracias a todos

Jose

Angélica dijo...

Hola, me ha encantado el escrito. Si que hay hartas personas que soñaban con el Flaño no? como tú dices, ahora hemos cambiado y los gustos olfativos también han cambiado.

Gracias por la grata visita. Estaremos en contacto.

AleMamá dijo...

Angélica: es un gusto que vinieras pues me ha encantado tu blog. Me he identificado mucho con tu estilo y ojalá la grata impresión de ambas perdure. Creo que tu sitio es estupendo por lo bien que escribes y tus temas de lo cotidiano y corriente, pero con el plus de tu mirada y lo que describes.

Nos leemos, con mucho gusto de mi parte.

maria jesus dijo...

Alemama, entrada nostalgica ¿no? En España no conocemos esa colonia, pero con otra marca, hemos vivido lo mismo Un abrazo

Benita Pérez-Pardo dijo...

Es verdad que con los perfumes se recuerdan mejor las cosas. En España es muy tradicional la "lavanda" (Álvarez Gómez) y el "agua de nenes" o "nenuco" para niños.
Hay tradiciones que no deben perderse y en casa conviven en la estantería con botellitas de diseño.
A mi también me gusta conservar las tradiciones.

Bohemia dijo...

No conozco esa colonia pero desde luego es un éxito que tras tantos años siga oliendo igual...a veces suelen cambiarlo, manteniendo el nombre y ya no es lo mismo...

BSS

Marta Salazar dijo...

super bueno este perfume!

nosotros importamos a Alemania el agua de Colonia en envase plástico y por litro, traemos para los amigos, a los que les encanta (es que tenemos amigos muy ahorrativos).

Un abrazo!

Marta Salazar dijo...

Benita, el mejor perfume espanol era... Vetiver o algo así, de Puig, daría casi cualquier cosa por volver a tenerlo!

Hay un perfume de hombre, llamado Captain, norteamericano, lo conocí cuando estaba en el colegio, también daría casi cualquier cosa por olerlo otra vez;

saludos a todos!

AleMamá dijo...

Otras fragancias inolvidables y súúúúper tradicionales chilenas son la colonia "Ideal Quimera" qu ela cambiaron, y esa sí que en mi casa se compraba por litros. También la colonia Barzelatto, que sigue tal cual, con "olor a viejo", dice mi madre, pero yo recuerdo a mi amiga MArcela Campo con ella. Era su sello personal. *Suspiro*.... Definitivamente, sí, es un post perfumado con nostalgia.

blumun dijo...

Los olores y los sabores, permanecen dentro de nuestra mente. Yo ese perfume no lo conozco.
Respecto a la nitidez de mis recuerdos, son , a veces, licencias de autor. Pues con los años la clarividencia tiende a hacernos ver lo que queremos. Pero lo de la esquina, la nieve, los zapatos, y la abuela...creo que es cierto :)
Un fuerte abrazo, y gracias.

Ana dijo...

Acá el perfume de las nenas era "Mujercitas". Qué aroma tierno! No sé si sigue existiendo, pero te juro que mañana lo busco, me diste antojo de comprarlo!

Angélica dijo...

Ale, vine a agradecer tus palabras de apoyo en mi ánimo. Sé que nos conocemos poco (como bloggers), pero también he sentido una afinidad con tu espacio. Espero sea el comienzo de una bonita amistad. Eso sí, te cuento que lamentablemente no tengo acceso a internet como antes, por lo que mis visitas pueden tardar, pero más vale tarde que nunca dice por ahí un dicho.

Un beso y gracias de nuevo.

Luisa dijo...

Ah! el aroma de los recuerdos...Besos a tu hermana y otro para ti.

Monica Alvarez dijo...

Ale:La memoria olfativa es poderosa.Recuerdo bien esa colonia ya que la usaban varios primos míos.
Personalmente creo que los perfumes de antaño eran marcadamente varoniles comparados con varios que se usan ahora.
Saludos

Trini dijo...

Y mira que remueven a la nostalgia algunos aromas.

Un abrazo Ale y otro para Irma

Anónimo dijo...

Lo consumo desde hace más de 40 años y debo encargar a amigos o familiares que viajan a Chile para conseguirlo. ¿cuándo lo venden en Lima? y si lo están haciendo ¿dónde?.
Su aroma es inconfundible.
Gracias`por hacerlo.

AleMamá dijo...

Lástima que no lo sepa, amigo, porque de una cosa estoy segura: hueles bien.

Saludos

Oscar Bernardo dijo...

Mi abuelo paterno, que murió de 92 años, usaba Flaño. Yo la he usado toda la vida, y tengo 71 años. Incluso le fui fiel en los años atroces de Allende, en que la fragancia cambió. Si había que hacer cola para el pan, era lo menos que se podía esperar. Y ahora, cuando voy a Chile, de donde me exilié en 1973, voy a Matías Cousiño a comprar Flaño.

Oscar Bernardo dijo...

Moderación de comentarios? Que? Hay censura? Me acabo de dar cuenta. Y estoy seguro de que no van a publicar ni un comentarios mío. La censura siempre viene de la zurda. Aunque uno hable de Colonia Flaño!
Oscar Soriano Arze

AleMamá dijo...

Óscar Bernardo, no hay censura acá, y menos para los amigos. Lo que pasa es que los robots maliciosos dejan spam en los blogs justamente en las entradas antiguas y yo he puesto moderación de comentarios para evitar ser su víctima. Espero que regreses pronto.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas