Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 18 de diciembre de 2008

Arráncame la Vida

Las películas de época le encantan a mi madre. No sólo sigue la historia, sino que disfruta con las recreaciones de los lugares, épocas y trajes; todo es motivo de su atención y comentarios.

Por ese motivo, me invitó a ver la película mejicana "Arráncame la Vida" basada en la novela de Ángeles Mastretta del mismo nombre.

La película estaba bastante bien en cuanto a actuación, recreación de los ambientes y esas cosas, pero lo que mejor encontré es lo logrado del personaje del general, que en su machismo ni siquiera se daba cuanta del atropello a su mujer. Sencillamente no contaba y punto. Ni un drama para él. Y yo conocí personajes así, por suerte en extinción.

Lo que detesto de las películas y novelas latinoamericanas y españolas en general es la insistencia en "los detalles" --como dice una sobrina con mucha gracia-- refiriéndose a las escenas de sexo explícito en que se solazan en mostrar más de lo que ni los gringos se permiten --lo que es harto decir-- y lo que el buen gusto soporta, máxime si en nuestro inefable Chile está catalogada para ¡CATORCE AÑOS (14)! y eso que es de una crudeza tal, que a mi madre y a mí --mujeres viejas, casadas, con hijos grandes-- nos hacía sentir incómodas. Yo sencillamente cerré los ojos.

Las intimidades son eso: déjenlas para la alcoba, y con insinuar lo que muestran en detalles, es suficiente y estamos claritos de lo que pasó. Además, meten una infidelidad de "la mina" cuando aún estaba enamorada de su marido y esperaba su primer hijo. ¿A qué meter otro ingrediente --así de innecesario-- a una excelente historia?



19 comentarios:

zocadiz dijo...

Coincido contigo, a las películas mexicanas siempre les sobran esos detallitos.
Por otro lado, la ambientación y la actuación del general es excelente.

Mary Rogers dijo...

no sólo las mexicanas, también las chilenas y las españolas...como el destape vino tarde.
Ahora...eso de cerrar los ojos...no te lo creo..je je

Me alegro que hayan hecho justicia al libro de la Mastretta. a propósito, no sé si lo dije antes en alguna parte pero la gente debiera leer el libro de los leones que es su autobiografía antes de cualquiera de sus novelas porque te provoca empatía total.
yap, cariños

Fernando dijo...

Está bien visto, Alemamá. Yo antes pensaba que ese tipo de guarradas, que son innecesarias para que la peli sea buena, eran un tema sólo comercial, para atraer gente. Con el paso del tiempo he llegado a la conclusión de que tambien hay un tema de manipular a la gente, de deformar su conciencia: si en el cine había gente joven viéndola y salían esas escenas tan explícitas, es fácil que acaben pensando que todo eso (por ejemplo, la infidelidad en el matrimonio, o las relaciones pre-matrimoniales) son lo normal.

Me alegro que, al menos, la peli te gustara algo, y a tu madre también.

AleMamá dijo...

Mary R: sí, cierro los ojos por no poder mandarme a cambiar, cosa que alguna vez he hecho también. Quizás tampoco me creas, pero yo buscaba películas "hasta" para mayores de 14 para asegurarme que no habría cosas chocantes, pero ya veo que la calificación aberrante que tenemos no garantiza nada.

*** Fernando: pienso que por ahí va la cosa. Si era para impactar y/o por quebrantar "tabúes valóricos", ya lo han repetido tanto que es lo corriente para muchos, pero para los niños --sí, NIÑOS-- que lo verán puede ser romper su inocencia y desatar sus instintos en muchos casos.

A eso se le llama escándalo, en el más puro sentido etimológico, o sea, poner una piedra de tropiezo moral perfectamente evitable.

Flo dijo...

Sí, yo creo que ese exceso de sexo en las películas latinoamericanas es propio de culturas que recién están destapándose de las costumbres más pacatas y pudibundas de antes.
Lo cual no quiere decir que a todos nos agrade: a mí no me agrada. Me siento incomodísima, pero sé que es estéril retirarme de la sala de cine porque a nadie le importa, nadie pesca, a lo más la gente va a pensar que soy una tonta por perder mi dinero y perderme el resto de la película.
Lo de "normalidad" que puedan pensar los niños respecto de sexo fuera del matrimonio, infidelidad, etc., no viene dado por lo que vean en una película: viene dado por lo que vean en su hogar y lo que les sea enseñado por los padres. Apuesto que mirarán esos hechos como más "normales" si los padres no les hablan de esos temas, que si lo ven en una película. Creo que es responsabilidad de los padres formar a sus hijos en esos y otros temas, en vez de pedir censura y descansar en ella en vez de apelar al criterio de ellos y enseñarles a "cuidarse" de ver cosas escabrosas, incómodas o que puedan alterarlos. Ellos saben a lo que uno se refiere. Son niños, no tontos.

Bohemia dijo...

Me la apunto...gimenez Cacho es un gran actor, lo descubrí en "celos" de vicente Aranda y me sorprendió

AleMamá dijo...

Flo: sí, pararse de un espectáculo incómodo provoca vergüenza propia y ajena también, sobre todo en Chile donde somos de muy bajo perfil, pero también hay un límite para que te hieran en los puntos débiles de tus más caras creencias; en la sensibilidad erótica que todos tenemos pues no somos fenómenos angélicos; y así.

Cuando llegan las cosas a un nivel intolerable, es mejor abandonar pues también necesito sentirme bien en mi propia compañía, y el decir ¡basta! lo consigue muchas veces. Mirarlo todo o quedarme ahí contra mi voluntad me parece peor.

Sí, a los niños se los educa en casa, pero se los deseduca en la sociedad. No podemos aislarlos, pero sí poner atención a lo que consumen, tanto en un sandwich como en un filme.

Qué bueno que viniste.

Feliz Navidad

Angie dijo...

¿Pero vale la pena verla? ¿O espero a que salga en blockbuster? Porque para pasarlo mal en el cine, lo paso más o menos en casa, y así paso las escenitas.
Besos!

Fernando dijo...

AVISO PARA ALEMAMÁ!!!!!!

¿¿Sigue tu hijo en España, o ya se ha ido hacia Chile?? Si sigue, dile que te compre el Telva de diciembre: vi en el kiosko que regalan esa agenda anual que tanto te gusta.

María Paz Ureta dijo...

Lee el libro! Es buenísimo, yo lo tomé hace muchos años, a lo menos 6, y por eso quiero ver la película Por cuestiones de tiempo, no he podido ir al cine, pero la compré por la módica suma de $1000 en una tiendita. Espero verla este fin de semana con mi madre.
Muchos saludos

Hilda dijo...

No he leído la novela ni visto la película, pero coincido contigo:
"Las intimidades son eso: déjenlas para la alcoba, y con insinuar lo que muestran en detalles, es suficiente y estamos claritos de lo que pasó" no podría expresarlo mejor. Yo detesto las escenas de sexo explícito, uno tiene suficiente imaginación para saber qué está pasando sin que tengan que explicárnoslo con tanto detalle.
Saludos desde México. Hilda

MentesSueltas dijo...

Hola, pasaba a saludarte y desearte lo mejor en estas fechas tan especiales.

Te abrazo
MentesSueltas

Fran dijo...

Cuando iba con mis padres al cine en más de cuatro ocasiones nos salimos a mitad. Mi madre decía que nos íbamos, y vaya que si nos íbamos. A mí me daba mucho corte pero lo entiendo cada vez más. Una persona madura ya formada puede sentirse incómoda pero si además vas con adolescentes pues te sales y punto.
Estoy de acuerdo, no es verdad que lo exija el guión.

alida dijo...

Ale, ahora las películas vienen con todo, como me dice mi hijo, entonces tu no puedes llevar a los pequeños de la casa porque es abrir su mente demasiado,
Felices fiestas u un bellísimo año2009
Besos y un gran abrazo

Marta Salazar dijo...

las películas espanolas... son LO PEOR que hay! y desde hace bastante tiempo! Menos mal que a Alemania NO llegan! No pierdan el tiempo viendo esas creaciones que además, están pésimamente mal hechas!

saludos a tu mamá ;)

AleMamá dijo...

Marta, tienes razón, por eso creo que, de cine español, sólo iré a ver la película nueva llamada "BELLA" por su humanidad, y buena factura. Ha sido un éxito de taquilla, por lo demás.
Esta peli es mexicana, pero como seguimos siendo colonias, le copiamos el estilo destapado ya trasnochado a los de la península.
Feliz Navidad

Hilda dijo...

Hola Alemamá, no entendí muy bien lo de colonias. Del cine mexicano te puedo decir que desde hace muchos años le ha copiado lo destapadito al cine norteamericano y europeo. En la actualidad tristemente podemos contar con los dedos de las manos las películas con algún mensaje de cualquier tipo sin que tengan que recurrir a sexo explícito o violencia o narcotráfico. Viendo las películas de ahora extraña uno a los grandes de la época de oro.
Saludos desde México. Hilda
p. d. creo que ya te lo había deseado en otro post pero no está demás otra vez: feliz navidad

AleMamá dijo...

Con lo de ser colonias, me refiero a ser colonias en lo cultural de la Madre Patria común: España. Si ellos se vuelven unos locos destapados, allá van nuestros próceres sacándose la ropa y diciéndonos que es lo normal y correcto hacerlo. Colonialismo de las mentes, el peor de todos.
Gracias por el saludo navideño. Igual cosa para ti.

Hilda dijo...

Ah ya entendí, gracias. Pues no sé en otros países latinoamericanos pero en México somos bien copiones de otros lugares, ojalá copiásemos las buenas costumbres.
Nuevamente saludos navideño. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas