Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 17 de febrero de 2008

Fauna silvestre y urbana a la vez


No necesitamos ir al África subsahariana para estar rodeados de fauna. Hablo de pájaros y pequeños mamíferos, pues de ranitas minúsculas ya lo hice en otro post*. No serán ejemplares para colgarlos disecados en una pared, pero ahí están si nos queremos dar cuenta.

En medio de las ciudades de Alemania, que es lo que he visto --supongo que en otros lados también-- ponen refugios para pájaros, numerados, y con una estética que no molesta, al contrario. Además dejan de forma casual (léase: "cashual") unos troncos ahuecados para los animales que los necesiten. Están en medio del hábitat que comparten con nosotros, pues también cerca nuestro hay oportunidades para estos compañeros de ruta en el planeta.



Sin idolatrar la naturaleza como si se hubiese creado sola, es muy bueno cuidar lo más posible lo que Dios nos ha dejado para alegría de todos. ¿Para qué empezar por las ballenas, si pájaros y ardillas tenemos cerca?

Post scriptum: los amantes de los pájaros no pueden perderse éste post* de J.A. Varela, del Uruguay. Unos horneros en sus nidos.¡Maravilloso!




11 comentarios:

j.a.varela dijo...

Te diré que este de El Pinar, tampoco está mal.

http://siuvers.blogspot.com/search?q=hornero

j.a.varela

j.a.varela dijo...

Aemamá:

Te contesto acá porque el post de los horneros quedó a mediados del año pasado. La foto es auténtica y la tomé yo. Con Alvarito, el más chico, claro. Los horneros no vuelven a un nido viejo, así que hacen otro. Y estos están muy protejidos por el alero de la casa que además proteje del viento del mar. Es un pájaro muy típico de la campaña y trabajador.

Saludos,

Juan Alberto.

Alemamá dijo...

Me fascinó verlos, gracias.

Lluvia dijo...

Es cierto no hace falta irse muy lejos para apreciar los grandes eventos....
Nuevamente nos muestras cada compas de magia que marca tu dia a dia, y eso mi apreciada amiga es mucho de agradecer....
Perdona por la demora pero estuve enferma y aparte me operaron de las muelas del jucio.
Feliz dia y mil sonrisas.
ANA

j.a.varela dijo...

Gracias Alemamá. Estos horneros se van a sentir pavos reales después de tus comentarios.

juan alberto

Verbo... dijo...

saludos.

Tanhäuser dijo...

En los países industrializados del centro de Europa son conscientes que, después de haber contaminado como nadie, ya es hora de poner remedio.
Abrazos

Alemamá dijo...

Es la pura verdad lo que dices, Tan. Lo bueno es reconocer y tratar de hacer algo al respecto, no como en muchos otros lugares en que se sigue ¡o se empieza a contaminar en tiempos que ya se sabe el daño que hace!

Saludos.

Ljudmila dijo...

Muy simpática la entrada alemamá. Me fascina la vida de los pájaros aunque nunca sali aun a observarlos, algun dia lo haré. Claro Alemania debe envidiarnos la cantidad de pajaros que tenemos por aqui. Sin siquiera cuidarlos los pobres anidan en nuestros techos, en nuestros arboles, se acercan a la comida de nuestros animales domésticos. Es increible como mi perro le permite a los mas pequeñitos acercarsele.... Vuelan por donde quieren y son libres como las pampas. Quizas se merezcan algo mejor y ser mas cuidados, pero me pregunto les gustaría, lo necesitan aquí? No sea que las casitas prefabricadas tambien se transformen en museos.Por ahora nos podemos permitir el lujo de dejarlos anidar donde les place. Un abrazo. Preciosas las fotos de J.A. Varela también.

Bohemia dijo...

yo...que soy mamá de cinco loritas...entenderás que este post me ha gustado muchísimo pues me encantan las aves...

Bss corazón

oNLYMARY dijo...

Tienes razón:
no hace falta ir muy lejos ,
cerca tenemos siempre la oportunidad..

Por cierto, te he dicho que creas adicción de leerte??

Un beso fuerte

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas