Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 24 de octubre de 2009

Decepción

A veces llega brutalmente.... otras se te va instalando en el corazón como un sedimento pegajoso e indeseable.




6 comentarios:

Winnie0 dijo...

y lo peor....es saber que te lo han hecho...que han sido capaces de provocar en nosotros ese sentimiento devorador de la confianza...La Decepción. Besos Alemama

Gabriela dijo...

Y a veces, ese sedimento se queda y no hay cómo despegarlo.
Espero que no sea tu caso.

AleMamá dijo...

Winnie: te siento tan adolorida por algo así, amiga. Ojalá pase.
Un beso

AleMamá dijo...

Gabriela:
Esto lo escribí hace un tiempo y a veces y por diferentes causas uno se siente así: decepcionada...a veces se queda...otras veces tenemos sorpresas agradables y lo mejor es que pese a lo dicho ¡es reversible! hay que saber sacar etiquetas también.
Un beso

Terly dijo...

La decepción es un mal trago del que diría yo que no escapa nadie.
Hace no mucho esa decepción la he sufrido yo en mis própias carnes.
Un amigo que yo creía muy amigo, fue el artífice de ella. No guardo rencor pero la amistad se ha ido al "carajo".
Un beso.

Luis y Mª Jesús dijo...

Como hoy te veo mas animada me preocupa menos. A veces esperamos de las personas más de lo que pueden dar, querer a los otros con sus limitaciones es difícil.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas