Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 18 de enero de 2010

Orgullosa de mi país



Anoche elegimos nuestro nuevo presidente de la República y todo el proceso ha sido muy tranquilo, muy respetuoso a pesar de todos los intereses que giran alrededor de una alternancia democrática y eso me enorgullece.

La lucha durante la campaña no ha sido todo lo "galante" que se pudiera desear; a ratos ha sido francamente sucia y dura, pero -al final-final- me quedo con la imagen del ex-presidente y actual senador, el derrotado  Eduardo Frei Ruiz-Tagle yendo al comando del presidente electo Sebastián Piñera con toda su familia a saludarlo y al vencedor recibiendolo y dicendo unas palabras que en el fondo quieren decir: dejemos el pasado y miremos el futuro, que todos amamos a Chile y juntos buscaremos el bien común.

Sí, estoy orgullosa de mi lindo país con vista al mar.





14 comentarios:

misideascotidianas dijo...

Muchas felicidades.
Ayer vi la noticia y me acordé de ti.
Pensé también que deseo de verdad que el nuevo presidente ayude a crecer a Chile en todos los sentidos. Ahora habrá que darle un margen y pasado un tiempo valorar sus actos.
Me alegro de tu vuelta. "Este espacio" estaba muy solo sin ti.

Winnie0 dijo...

Ojala el nuevo presidente sea merecedor....Brindo por ese país tan bello de lejos y seguro de cerca....Quiero ir. Besos Alemama (se te echaba de menos)

Fabián dijo...

Y yo estoy sumamente envidioso. No solamente por lo que comentás, sino porque tu Presidente recibió al Presidente electo para hablar sobre la transición.
En la Argentina eso es solamente propio del país de Quilín (qui-lin.. do sería)

Gabriela dijo...

Una transición democrática siempre es motivo de orgullo... mas aun en nuestros países, ¿no?
Saludos.

ARCENDO dijo...

Felicidades, que envidia (sana, pero envidia) me dan tus compatriotas, que saben elegir. Ojalá cumpla con todas las expectativas. Un saludo.

AleMamá dijo...

La verdad es que sí, que tenemos buenas prácticas republicanas y un cierto "fair play" que permiten que estas cosas sucedan. Es -o debiera ser- un círculo virtuoso para mirarse a los ojos de nuevo.
Gracias por su amistad.

Fernando dijo...

Querida Alemamá, reitero lo dicho: ¡¡viva Chile!!, y a cambiar lo que haya que cambiar y a mantener lo que haya que mantener.

Y, también, a ser un ejemplo para todos los países hermanos de América, y a ayudar en lo que se pueda a que todos vuelvan a ser democracias tranquilas.

(Consulté la web de la Comisión Electoral: ví que en la comuna de Vitacura lo tuvisteis claro, con un 85% de votos al ganador)

Francisco Javier dijo...

Pienso igual que tú, aunque mantengo ciertos reparos que van un poquito más allá. Sin embargo, como tú dices: el acto eleccionario fue ejemplar. Esperemos que Chile siga creciendo siempre... ;-) ¿cierto?

Un abrazo para ti, mi querida amiga.

Monica Alvarez dijo...

Ale:
lo que sucede es que nuestro país es un país decente y serio.Por encima de todo somos capaces de conducirnos con educación y madurez cívica.El respeto por uno y por los otros ha primado,situación que ha de mantenerse en el tiempo.

Saludos desde Ñuñoa

Mary Rogers dijo...

Me pasó lo mismo...me gustó la imagen de las dos familias unidas, aunque igual muchos digan que era "pa la foto", pero confío en que el objetivo principal es Chile.
un abrazo

Joseph Kabamba dijo...

Félicitations à tous les Chiliens !

.

Fran dijo...

Ojalá seáis un ejemplo que sigan muchos países cercanos y también España, menos cecana en el espacio que no de corazón.

hna josefina dijo...

Tenemos que aprender de los chilenos.

Marta Salazar dijo...

felicitaciones por el triunfo!

esperabas menos...? menos que un comportamiento civilizado y democrático?

yo estuve 15 días antes de la primera vuelta en Santiago, con mi jefe alemán y él no podía creer tanta civilidad...

saludos!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas