Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 21 de febrero de 2010

China exporta alimentos, y con la mayor población del mundo

Hongos tunkú o shiitake

Ayer salimos a reponer ingredientes chinos para nuestra despensa. Con un marido chino por los 4 costados hay que tenerlos si quiero que se meta a cocinar las delicias ancestrales.

Fuimos a la Estación Central donde se está formando una "Pequeña China" y hay unos negocios donde encuentras de todo, y la variedad me supera por tener muy malas traducciones para alimentos que desconozco, pero que hay donde elegir, ¡ni me cuentes!

Trajimos pescado enlatado y en frascos, salsa de soya de dos tipos, galletas, fideos de arroz, tunkú, más conocidas como hongos shiitake, vinagre de arroz y nori (para el suchi de los que se han "pasado al enemigo" en la familia, jeje), nabos encurtidos.....etc.... También tenemos una cantidad enorme de camarones secos que mi hermana nos manda cada tanto desde Costa Rica, así es que  no compro acá pero también son alimentos chinos, e igual cosa pasa en Alemania, EE.UU, México o donde pienses..

Todo esta introducción es para hacerles preguntas que me hago muy seguido:
  • ¿De qué escacez mundial de alimentos me hablan? 
  • ¿Por qué los chinos limitan su población si son capaces de alimentar parte del mundo también? 
  • ¿Tendrán ellos algo especial para lograrlo?
  • ¿Por qué en África, e inclusive en nuestros países, no lo logramos?

Conociendo lo frugales (cada vez menos, por desgracia) y lo laboriosos e inteligente de los chinos da para  explicar una parte del fenómeno. Tmbién, pudiera ser por los gobiernos terribles, pero organizadores, que han debido soportar. En África y este lado del mundo, la anarquía y otros males de la política consiguen Hatíes, que siendo ricos sólo tienen problemas, entre ellas hambre, enfermedad y muerte. El terremoto ha sido una anécdota entre tanta desgracia permanente.





12 comentarios:

Winnie0 dijo...

Cuando leo entradas de estas tuyas...pienso que tu cocina tiene que ser INTERESANTISIMA Ale.
Besos

Gabriela dijo...

Acá en Lima se pasearían felices por las calles de nuestro Barrio Chino. Se siente una magia única.
Acá en el Perú llamamos sillao a la salsa de soya. No sé si lo sabes, pero la comida china en el Perú (llamada chifa) es deliciosamente muy popular, y casi la hemos adoptado como parte de nuestra comida.

AleMamá dijo...

jeje, Winnie, sí hacemos cosas especiales, pero yo no soy buena para cocinar, por eso debo tener "aceitado" al chef

AleMamá dijo...

Gaby, sí, lo sé. La comida peruana es delicosa por haber sabido adaptar sabores exóticos a lo propio, la salsa de soya (sillao), el glutamato monosódico (Aji-no-moto), etc

Algún día iré a pasear por ahí.

Gabriela dijo...

Ojalá...
;)

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

¿Tu marido es chino? ¡Vaya sorpresa! Apuesto a que cuando os casasteis, hace 38 años, no fue una situación social fácil.

¡Qué sugerente lo de la cocina china, en tu casa! Ojalá que a veces nos pongas alguna receta, no para que la hagamos, qué difícil, sino por mera curiosidad.

Planteas unas dudas muy interesantes. Por lo que leí en el periódico, el problema del precio de los alimentos vino, precisamente, de que en países que siempre habían sido muy austeros, como China o India, la gente ha mejorado su nivel de vida, y ya no se conforma con un platito de arroz cocido, quiere un buen filete de vaca. Aumentó de golpe la demanda de alimentos sin que aumentara la oferta, y eso hace subir los precios.

Eso tiene mucho que ver con el otro tema que apuntas, el del control de la natalidad: los chinos son (individualmente) más ricos porque el Estado controla que la población crezca poco: ¿no está lleno Chile de niñas chinas adoptadas, como pasa en España? Ellos tienen un crecimiento anual de su producción asombroso, que en España no se da desde los años de Franco, pero la poblacion crece a un % menor, por eso son cada vez más ricos: reparten más entre menos.

ojo humano dijo...

Los chinos han enriquecido nuestra cultura (o incultura) ya que nos han hecho pensar que Chile -aunque empieza con Chi- no es el centro del mundo y que en otros países hay comidas fantásticas y deliciosas. He aprendido a degustar y a compartir y eso es parte de nuestro crecimiento como país, lo que se agradece.
Como sabes, trabajo cerca de E. Central y todos los días compro alguna menudencia en sus tiendas, son una constante escuela de curiosidades.
Sí, apoyo que algún día coloques una receta que hayas disfrutado.

Un beso.

Marta Salazar dijo...

buena pregunta!

Marta Salazar dijo...

más bien buenaS preguntaS ;)

AleMamá dijo...

Fernando: ¿sorpresa que mi esposo sea chino de primera generación en Chile? vaya, creí que todos lo sabían, y es que ya se me olvida el detalle, jeje
Sí, cuando nos casamos había muy pocos orientales en mi país, y para mis padres fue bastante duro de encarar, pero el amor no mira mucho los colores exteriores sino lo de adentro, y te puedo asegurar que es una persona maravillosa.
A veces él me dice: ¿cómo te pudiste casar con un bicho tan raro como yo? y mi única respuesta es que vi en el una persona muy especial. Me casé a los 21. Como sabes de cuentas, ya puedes sacar las décadas que llevo en el mundo, jeje
Saludos, gracias por tu amistad

CRIS dijo...

China exporta de todo...es la típica política de empresa...poco para los de casa y todo para el negocio, así están donde están y donde estarán.

Oye, dile a tu marido que nos mande unas recetillas, aunque aquí, en Madrid, no tenemos mercados orientales (yo conoczco de productos sudamericanos, solamente).

Bss

zarina dijo...

Me gusta la cocina china: el sushi... Y mucho,mucho los fideos de arroz!!
invitame cuando cocinen ..
Un beso
ME GUSTA
AMALIA
http:amalialateano.blogspot.com

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas