Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 7 de mayo de 2010

¿1,2, 3 ? ¿Numerales, ordinales o qué?



Existe en Chile, no sé en otros países, un problema para numerar, y la clásica confusión entre cardinales, ordinales y fraccionarios.

El ejemplo más a la mano que se me ocurre, son las comemoraciones. Suelo oírlo en misas, pero también se oye en las noticias, conversaciones coloquiales y en las que se supone cultas.

No es raro que se anuncie el "quinceavo" aniversario de la muerte de un parroquiano, o la "veintiunava" vez que pasa el mal rato. La verdad es que me chirrían los oídos. Usan los números fraccionarios en vez de los ordinales que corresponden.

Hay una polémica en el caso de los reyes o pontífices, pues solemos decir: Isabel segunda, Juan Pablo primero, Alfonso décimo o Pío Nono pero si pasa de diez ya decimos Luis trece, Benedicto dieciséis -no sé bien por qué- pero sería horrible decir Pío "doceavo" en vez de duodécimo o simplemente doce, como le decimos normalmente. Dentro del error que comento no hay lógica para cometerlo en todos ,o en ningún caso. Es totalmente al gusto -o ignorancia- del hablante.

Otro error -que incluso es OFICIAL- es que en los escritos legales, las numeraciones de las regiones de mi país y otros casos similares, escriben sin arrugarse: "décimo primero" por undécimo, "décimo segundo" por duodécimo. Cuando alguien ha osado hacerlo notar o corregirlo, le saltan los congresistas, leguleyos, tinterillos, funcionarios y otros estamentos menores aduciendo la larga data de la tradición de escribir documentos oficiales con errores canonizados. 

¿Será así o es sólo para no esforzarse?

Sugiero pasar unos momentos en esta estupenda página en que hay una tabla comparativa entre todas las posibilidades de contar, y explica las reglas para hacerlo sin sonrojos.







19 comentarios:

AleMamá dijo...

Otro tema canonizado por la costumbre y copia de los anglos es poner los nombres de los meses y días con MAYÚSCULAS, en castellano, señoras y señores es con minúsculas.

La MAYUSCULITIS es indispensable si eres funcionario estatal, las ponen como si estuvieran escribiendo en alemán....pero ese es otro post....

Goathemala dijo...

En España sucede igual. Caigo muchas veces en esa mayusculitis de poner "Lunes" o "Junio". Aunque me parece un pecado venial comparado con los que hacen los locutores deportivo.

"Cerocerismo" en el encuentro de fútbol entre Barcelona y Real Madrid. :-)

Es la "treceava" vez que se encuentran en la temporada Nadal y Federer.



Un abrazo.

Winnie0 dijo...

Pues mira hoy he aprendido , o mejor dicho me has recordado que es sábado así que te deseo feliz dábado...jaja Un besote Ale y feliz sábado con minúsculas

AleMamá dijo...

Goathemala: concuerdo contigo en que los comentaristas deportivos son campeones para inventar neologismos. Algunos son acertados y simpáticos. Otros asesinan el bello idioma que compartimos.

Nicolás dijo...

Ante todo, gracias por el comentario.
Ya funciona el enlace.
Nunca viene mal repasar conceptos fundamentales para escribir correctamente.
Muchas gracias por todo.
Un saludo

almena dijo...

siiii no es nada difícil escuchar "onceavo" y similares.

En cambio, decimoprimero y decimosegundo, ya sea junto o separado (decimo primero) está ya aceptado en el Diccionario Panhispánico de dudas del año 2005. Aunque indica como más culto "undécimo, duodécimo...)

Besos!

derechofamilia-páginas libres dijo...

Querida Ale, como me gusta escribir el nombre de mi nieta que es tu tocaya.
El problema que comentas existe en Perú, núnca supe la razón de complicar el hermoso castellano escribiendo los números fraccionarios, se escucha en todos los lugares que mencionas.
En lo referente a los congresistas, leguleyos, tinterillos, o funcionarios etc., siempre pensé que "llegaron tarde al reparto de cerebros", aquí no brillan por su inteligencia y mucho menos por su cultura.
Tu tienes toda la razón, pero paciencia y buen humor. Me gustó mucho tu post.

Con mucho cariño te deseo a ti y tu familia un feliz fin de semana.

María del Carmen

AleMamá dijo...

Almena, gracias por el dato....¡hemos hecho un aporte a una lengua MUERTA! la hemos revivido por hacerla cambiar, jeje, se suponía que al ser lengua muerta, no cambiaba......

Roberto Lone dijo...

Vivimos en mundo de culturas entre el pasado, el presente y la duda del futuro.

Por ejemplo, encontrar en un texto en internet en donde te escriben pk para decir porque o preguntar ¿por qué?, o U2 para decirte you too.

Yo no había caído en cuenta que los meses se escribían en minúsculas ya que la regla es que son nombres personales, pero ahora gracias a este escrito lo se.

Sin embrago, las numeraciones antiguas ya deben quedar como parte de una riqueza cultural de las civilizaciones.

Hoy gracias a los Mayas tenemos el cero. Gracias a los musulmanes el punto decimal.

Ahora bien, todo es cuestión de quién lea este escrito, ya que todavía existen generaciones que preservan como patrimonio de la humanidad tanto en escritura como numeración.

Buen fin de semana!

AleMamá dijo...

Roberto, por aprender un poco más del tema que he propuesto, me he enterado que ya no se ponen puntos ni comas para separar los números largos de tres en tres. Simplemente, ahora se deja un espacio, y dejamos el punto o la coma, para los decimales....¿lo sabías? yo no.

Roberto Lone dijo...

AleMamá!

Según la RAE ya Hernandez se puede escribir sin H.

Entonces, me pregunto será que el idioma español es como la ciencia moderna: ¿Toda una teoría cambiante?

Ufff

Fernando dijo...

Hola, Alemamá, desde luego usar las fracciones suena fatal, "el día doceavo" parece como un día chiquito, de sólo 2 horas. A partir de ahí, hay que comprender el uso del número normal en vez del ordinal si hacemos referencia a una cifra alta: "Benedicto dieciseis" es, sin duda, mucho más fácil de decir que "Benedicto decimosexto", e igual con "siglo veinte" y "siglo vigésimo", ¿verdad?

Cuídate, y reza por Pellegrini, falta hace.

Fernando dijo...

Ah, y horrible lo de "los niños y las niñas", o al menos a mí me suena fatal.

Edit Liliana Ciotti dijo...

Que buena entrada amiga. Muy valederos tus reclamos y muy necesaria la defensa de este maravilloso idioma que hemos heredado.
Creo que mi comentario es el décimo cuarto verdad?
Que tengas un hermoso domingo junto a tu familia

AleMamá dijo...

Roberto Lone: sí, la Academia está aceptando todo lo que "ya está", sea tuerto o derecho, basta con que se use unos pocos años y está consagrado en sus diccionarios. El Ejemplo que das es uno, pero ¡ojo! entiendo que los nombres y apellidos se pueden escribir como se desee, y conozco Yrarrázaval e Irarrázabal; Hormazabal y Ormazabal; Barahona y Baraona.

Saludos

david santos dijo...

En português, es así: oito, oitavo o oitava, décimo o décima, noventa. undecimo: no se, pero pienso que sea décimo-primeiro o una décima. Diez o una dezena.
Bien, yo se que la lengua española es muy rica y bela y tu idea es muy buena.
Abrazotes

Roberto Lone / Miami, Florida dijo...

Felicidades AleMamá en el día de la Mamá!:-)

Juan Ignacio dijo...

Tenía entendido hsta el día de hoy que podía decirse duodécimo o decimo segundo, cualquiera de las dos formas.
No doceavo, pero si duodécimo o decimo segundo.
¿No es así?

Una vez también investigué ordinales y cardinales y encontré cosas impactantes como "octogentésimo" o el diabólico "sexacentésimo sexagésimo sexto".

AleMamá dijo...

jeje, Juan Ignacio, estás en lo cierto, pero en el diccionario de dudas de la RAE, lo aceptan como "modernismo", o sea una concesión al uso como muchos atentados contra el idioma por una manga demasiado ancha, me parece. Lo que dices no lo supe hasta ahora con el comentario de Almena más arriba.

Es sabio que a partir del décimo podamos ir diciendo el cardinal nada más....
Saludos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas