Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 30 de julio de 2010

Matones y cobardes. Bullying escolar.


Debió ir como cada día a su escuela sabiendo que lo peor del día serían las horas pasadas en el recinto. Es pequeño, de tan solo 12 años de sufrimientos y con la autoestima muy baja. Es acosado en la escuela por sus compañeros y también ha sufrido maltratos severos de parte del conviviente de su siempre ausente y abandonadora madre, que se va sin dar explicaciones y es el chico el que  recibe los inmerecidos azotes que lo han llevado a urgencia hospitalaria. De ahí lo derivaron junto a su disfuncional familia a terapia.

Estoy tan espantada del nivel de maldad y violencia en las escuelas que quiero contarlo. No resolveremos de inmediato el acoso escolar, pero podremos tener una idea de los niveles a los que puede llegar. Los maltratadores son víctimas también, creo yo.

Hace poco lo pescaron entre cuatro chicos mayores y lo llevaron a un lugar disimulado cerca de su colegio diciéndole las cosas más horrendas, terminando el asunto en que entre los matones lo desnudaron ¡y lo circuncidaron del modo más rudimentario, primitivo  y sangriento! obviamente sin asepsia ni anestesia alguna.

El asunto está en manos de los profesionales e instancias que corresponden, pero ¿cómo se arregla la psiquis de un niño desamparado en que se le ataca en lo más íntimo como es su masculinidad, su futura paternidad, su yo más sagrado?

Son males sociales que claman al Cielo, y con las políticas en que el hedonismo es el rey, la familia pasa a pérdida. Seguiremos sabiendo cada tanto algo de la punta de este iceberg hundido en el silencio del temor y de la complicidad de la sociedad que no protege la institución de la FAMILIA.

Nota: Esta historia no es inventada. Es absolutamente real. Me la contó, horrorizada, alguien que ayuda en su terapia.



17 comentarios:

AleMamá dijo...

Hace un tiempo vino un grupo de estudiantes de ingeniería civil a estudiar con mi hija para su examen final. Matías llegó con gorra y tratando de taparse un ojo negro y disimular heridas y moretones varios. ¿Qué pasó? sin provocación, a la salida de una fiesta, de noche, lo persiguieron a él y sus amigos y les pegaron entre varios matones. Ellos son grandes y se podría decir que no era obligación que estuviesen en una fiesta hasta tarde, pero igual, no se puede justificar la violencia en nuestras calles.

No es bullyinng escolar, pero están emparentados, me parece

AleMamá dijo...

El tema tratado hoy acá no es bello y es bastante morboso, pero no puedo dejar de ponerme seria y contarlo. Me ha conmovido lo indecible.

Jorge S. King dijo...

Pobre chico, la que le toca vivir. Tata Dios quiera que pronto encuentre la ayuda que necesita.
Es así, las sociedades "modernas" no protegen la institución familia. Es más, hoy está de moda mirar con recelo la religiosidad y las buenas costumbres de las cuales se nutre la familia. Son tiempos duros, debemos ser firmes.
Saludos Santiagueños.

Chipilofan dijo...

Hola soy webmaster, he visto su sitio y me gustaria hacer un intercambio de enlaces, si esta de acuerdo por favor consulteme al email: chipilofan@hotmail.es

Saludos y exito con la pagina.

Att. El Administrador de: Trucos Blogger | Ayuda para Blogs.
http://pensandolento.blogspot.com/

AleMamá dijo...

Chipilofan, gracias por la oferta, pero no hago intercambios por lo muy diferentes de nuestras temáticas.

Fui a ver tu sitio de ayuda y está muy bueno.
Saludos

derechofamilia-páginas libres dijo...

Querida Ale,

Antes de comentar tu entrada quiero felicitarte por el merecido premio que te han otorgado, me da mucho gusto, ya que tienes un lindo blog que defiendes valores y sobre todo a la familia.

Tu entrada es terrible, !qué salvajismo que existe, pobre niño,pensar en el sufrimiento y trauma que debe tener, llama a reflexionar sobre ¿ qué podemos hacer para evitar el caos en que nos encontramos ?.

Con mucho cariño,

María del Carmen

Eschinefa dijo...

Hace rato que te sigo, me encanta tu blog...
Cuando quieras visita el nuestro, te estaremos muy agradecidos..Tenemos familia en Chile... Los Fabbiani, gente de fútbol.
ariños y que estés bien

Gabriela dijo...

Qué historia tan terrible.
Esos matones, que para mí no son víctimas, deberían canalizar su agresividad de maneras más constructivas.
Ojalá este niño del que nos cuentas no termine siendo algo peor que sus victimarios.

AleMamá dijo...

Gaby querida, pienso que sí lo son en alguna medida, porque no me cabe en la cabeza que personas tan jóvenes no hayan aprendido esas cosas por imitaciópn social o malostratos a ellos mismos. Yo temo de este chico lo mismo que tu, que los malos tratos no sean pretexto par atener otro maltratados en el mundo.

Mónica Álvarez Lama dijo...

Ale:
sabemos hace rato que los padres tienen temor a ejercer la autoridad necesaria para guiar a los hijos.Es cada vez más frecuente observar que los niños y jóvenes hacen y deshacen en sus hogares.Que existen muchas fuentes de enseñanza de la violencia comenzando en el hogar,extendiéndose a los colegios o escuelas y a la sociedad.Los medios de comunicación también son una fuente negativa de enseñanza.Si hasta enseñan como delinquir mostrando las formas de hacerlo en programas a los cuales todos tienen acceso.
Otro grave problema que incide en la violencia son las diferentes formas de drogadicción que se están instalando hace rato en los hogares,círculos de amigos,en las calles,en fin,en la sociedad.
Tenemos muchos problemas que solucionar como país y tantas necesidades que cubrir que esperemos se puedan revertir en generaciones futuras.

Saludos desde Ñuñoa

maria dijo...

Ale mamá : sin ser psicóloga el bullying hay que tratalo desde el punto de vista de quien es abusado y el abusador. Si ambos son menores se deben considerar como víctimas , pues el abusador en alguna parte aprendió a dar rienda suelta a su ira producto e las frustración.

Muchas veces los padres no lo toman en serio y eso valida el actuar desbocado de ese menor.

Los colegios en Chile, y te comento que todos sin exepción, no saben cómo tratar el tema ... me parece que el Ministerio de Educación algo está intentabdo hacer , pero involucra grandes gastos pues hay que tratar al abusado, al abusador, y a sus respectivas familias, y esos costos en tema de salud pública, no lo tienen contemplado.

AleMamá dijo...

Mónica: los padres hemos perdido autioridad por múltiples motivos, y los hijos tiene verdaderos pactos de silencio por temor o complicidad culpable. Muchos docentes o autoridades escolares han sido desautorizados para ejercer cualquier sanción, por lo que lo mejor es no ver nada. Lamentable escenario.

AleMamá dijo...

María, gracias por venir. Bienvenida.

Lo que dices es verdad también. Conocemos bastante del problema, suponemos las razones, pero son tan caras e involucran a tanta gente que en medio de la reconstrucción por el terremoto quizás no sea prioritario pero por lo menos debiera tomarse medidas por lo básico que he dicho a Mönica en el comentario anterior.

Saludos

Marta Salazar dijo...

qué bueno que te refieres al tema... hay varias buenas amigas, por la blogósfera "católica" que insisten en que no existe y que todo es un invento del "progresismo", PLOP! yo sé que existe... te pondré un link más tardecito ;)

AleMamá dijo...

Gracias, Marta. ¡Cómo que no existe! y desde la escuela pública más destartalada y remota a los colegios más cuicos de la Capital y de toda la vida, sólo que antes no había ciber-bullying

Marta Salazar dijo...

así es... con el cyber bullying, tengo bastante experiencia ;) muchos saludos!

Marta Salazar dijo...

María dice, con razón que "el abusador en alguna parte aprendió a dar rienda suelta a su ira producto e las frustración", claro, en su casa! en su familia, con sus padres!

PS: curiosamente la gente que más niega que esto exista (acá, en la blogósfera del Viejo continente), percibo como la más agrasiva...

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas