Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 29 de julio de 2010

Fecas de perros en mi jardín y en todos los demás


¿Han visto algo más apestoso (SIC) que salir de tu domicilio y tener que hacerle el quite a "casarte con la hija del Rey" al pisar una caca de algún perro del vecindario que lo sacan a pasear para ese efecto, pero sin llevar ni pala ni bolsa para hacerse cargo del subproducto indeseable del animalito de marras?

Pues parece que cada día hay más mascotas con dueños con malos hábitos, de cero urbanidad (de URBE= ciudad). Parece que vienen saliendo de los potreros donde las fecas son un abono orgánico hasta deseable.

¿Qué hacer? Se aceptan sugerencias imaginativas. Sus descargas intestinales son subrepticias, nocturnas, silenciosas y me temo que hay muchos cómplices.



10 comentarios:

Edit dijo...

Pues... por acá, sabemos llenar las botellas de plástico con agua y enterrarlas boca abajo serca de las plantas. Como los perros no orinan el agua, hacen en otro lado sus necesidades.
Pero se me ocurre otra idea mejor, usar una cámara digital para escracharlos por facebook, witter, youtuve, etc...
A pegar las fotos en el vecindario, denunciando al cochino que no cuida la limpieza de los jardines privados.

AleMamá dijo...

JAJAJAJA, ¡Edit! me pondré al acecho a tomar fotos. Realmente, si pillara a alguno in fragnati, lo publicaría por incivilizado.

Lo de las botellas no está nada de mal, salvo la estética....mmhhhh veremos quién más se pronuncia sobre tan sesudo tema...

ojo humano dijo...

En el antiguo barrio donde vivía había un vecino que de madrugada entraba los perros vagos a su casa y los dejaba para que sus dogos y mastines hicieran festín con ellos. Bastante cruel, por cierto. Un día ya no hubo más perros y sus "mascotas" cargaron con él hasta matarlo. Creo que escribí alguna vez sobre eso, la verdad es que si queremos tener lo que sea hay que vivir con ello, ahí tú vez a la que no quiere tener niños. Yo tengo gatas y en estos meses, ay, los perfumes en mi jardín no se soportan por los novios de visita.
Todo tiene sus bemoles.
Un beso.

AleMamá dijo...

Toyita, yo tengo sólo un gato como sobreviviente de tres que se sumaron por compasión y/o pataleta de los niños, pero a pesar de que tiene ese inconveniente desagradabilísimo, me ganan por una razón poderosa: NO TENGO RATONES y en el barrio ha habido una plaga por demoliciones y remodelaciones.

Los mininos son caseros y los propios, si les enseñamos, hacen sus cosas en un sólo lugar habilitado. No me veo sacando el gato a hacerse de todo por el barrio.

Un beso

Gabriela dijo...

Nunca he tenido perro en casa. Poco sé de estos fieles compañeros.
Eso si, en el Perú se dice que cuando pisas sus recuerdos vas a recibir plata.
Saludos.

Winnie0 dijo...

Yo tengo que reconocer que creo que en Madrid la gente se porta YA muy civilizadamente a la hora de recoger los presentes de sus perros.
Tú lógicamente tienes que estar indignada. Un besito sin solución

Fernando dijo...

Me parece asqueroso, Alemamá. En Madrid, donde somos unos salvajes para tantas cosas, esto se cuida mucho, y la gente lleva su bolsita y sus guantes para coger eso. Es una escena que me gusta, porque demuestra mucho amor por el animal y mucho respeto por los demás ciudadanos. Siento que en Vitacura no sea así.

...

Alemamá, aprovecho para despedirme, pues me voy unos días de vacaciones. Intentaré volver por tu blog durante agosto, para tener el placer de leer tus últimos posts.

Hasta pronto, querida amiga.

AleMamá dijo...

Pensé siempre que entre tanta sevilleta y huesos de aceitunas y más deshechos habría caca de perro al por mayor en Madrid. No tiene idea de lo mucho que me reconforta que en al menos eso nos den un buen ejemplo.
Gracias, Winnie y Fernando.

AleMamá dijo...

Fernado, lo pasarás bien. ¡Felices vacaciones!

AleMamá dijo...

Acabo de ira YO con mi palita, escoba y bolsa de plástico a recoger los detritus de las mascotas de mis vecinos.....ah! clavé un cartel en la esquina pidiendo educadamente que no usen nuestros antejadines como baños de mascotas. Al menos el cura, don Roberto, lo leyó. Casí me pilla clavando.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas