Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 22 de febrero de 2011

Colecciones de "cachivaches" lindos y/o entrañables

Mis patos. Yo tenía un par, ¡y miren ahora!


Tarros de latón de té, de galletas o de lo que sea; botellas de cerámica y de perfumes; patos y pájaros en volumen, llaves viejas, son algunas de las colecciones que he ido juntando alguna vez, e invariablemente en algún momento se me escapan de control por los aportes de los amigos que se han enterado, y hay que ir replanteándose qué es lo que queremos guardar por su calidad o por su valor sentimental. Hay que poner cuero duro, eso sí.

Esta vez quería contar de una gran colección de tarros de té que formé a partir de unos que me regaló una amiga china -muy elegante ella, de lo más fino que he conocido en mi vida- y que yo fui completando de a poco. No es tan difícil, pero mi mamá encontró que eran de una "charrería" (ordinariez) espantosa, porque los tenía sobre la chimenea, y me dio tal vergüenza que otros lo consideraran así, que los tiré, y hoy me arrepiento, porque algunos eran de tés rarísimos, exclusivos  ¡y muy caros! en envases verdaderamente bellos que ameritaban reevaluar lo que en verdad vale la pena conservar.

Lo traigo a colación porque está en Chile una hermana que propicia deshacerse de todo ese tipo de cosas, y tiene razón en parte, pero, pero.....

A Uds. ¿les pasa?

***
Post scriptum: no mencioné que donde quiera que vaya y a quien quiera que viaje le encargo....¡piedras!. Como ven, se las pongo fácil y barata, además de liviana, porque lo que pido son piedras pequeñas.

14 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Hola, que lindo que está la pared de los patos, digo todo el conjunto.
En mi oficina, en casa, entran y me sacan con todos entrañables cachivaches. Entre nos hace rato que vengo postergando una acción acomodadora.
"En mi desorden, encuentro mi orden", tal vez ya han oído esta frase.
Saludos Santiagueños

Fran dijo...

Tu colección de patos es muy simpática.
A mí me gusta tener objetos que me recuerdan algún hecho o alguna persona.

Gabriela dijo...

Es bonito guardar cosas que tienen valor sentimental, pero creo que no hay que dejar que la casa se nos llene de estas cosas.

maria jesus dijo...

Adoro guardar cosas, para desesperación de mis hijos, pero guardo todo lo que significa algo para mi o lo ha significado para alguien de mi familia

Miriam dijo...

Que lindo el patito de cabeza verde¡¡
Es genial guardar recuerdos
Y a veces liberarse de ellos da alas, y eso también es bueno
Cada cosa en su momento y siempre siempre feliz

Winnie0 dijo...

Ay Ale...¡no los tenías que haber tirado! En fin...
En casa de mis padres había varias colecciones curiosas desde jarrones de cerámica a patos (como tú) Yo no colecciono nada destacable..salvo imanes en la nevera y tazas que me voy trayendo de los sitios que visito. Un besote

Fernando dijo...

Nunca hay que tirar nada, Alemamá, cosas que ahora nos parecen bobadas quizá con el paso del tiempo nos resulten queridas. Si vivieras con tu marido en un apartamento chico podría comprender que necesitaras sitio, pero en una casa donde los hijos fueron dejando habitaciones vacías seguro que es fácil encontrar un hueco para guardar cosas, ¿verdad?

Andy dijo...

Yo, pensándolo, no colecciono nada.

Lo único que si "colecciono" son libros. Constantemente estoy leyendo (ya sea para la facultad o ya sea por placer). Apenas he acabado uno cuando compro otro... de modo que con el tiempo tendré que salirme de mi habitación para dejarles sitio jaja.

Un abrazo.

CorazónCoraza dijo...

Ale (: Yo sí, te sigo leyendo como siempre, sólo que no soy capaz de escribir en todas tus entradas. Ahora me haré mucho más presente.
Respecto a lo que comentas, yo soy buena para guardar cosas, mi madre siempre me reclama por eso, por ella que todo se fuera a la basura. Me encanta guardar cosas que evoquen momentos, verlas y recordar cada detalle del momento. Es por eso que tengo una caja y todos los cajones llenos de boletos de metro tren, de servilletas, cucharadas, y libretas llenas de mi vida.
Así que ¡a guardar recuerdos y a seguir viviéndolos!
Un abrazo.

lourdes dijo...

gracias

AleMamá dijo...

Corazoncito, encontré tan poético ésto qu ehas puesto acá:
"libretas llenas de mi vida", yo también tengo algunas por ahí, y cartas de esas de verdad, con olor al remitente y su letra manuscrita.

Besos

Nela dijo...

Cielos, cómo me cuesta deshacerme de algunos cachivaches... es como si se me fuera parte de la vida en ello, porque quieras o no forman parte de algún momento de la mmisma.
Me ha encantado tu post y tu colección de patos, porque los patos me encantan.
Besos
nela

almena dijo...

¡creí que sólo me pasaba a mí!
;)
comencé hace años a coleccionar platos de cerámica que traía de mis viajes... después cada amigo me los traía de los suyos... y llegó un momento que... en fin ¿dónde estarán mis platos? ay!

pater familias dijo...

Yo no colecciono nada (por lo menos conscientemente), pero mi madre, sí: ¡patos! (bueno, ella dice que son patitas)

También colecciona pequeños belenes, ya sabes, sólo el Misterio (el Niño, la Virgen y San José, aunque a veces también están el buey, la mula y algún otro personaje)

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas